jueves, 26 de febrero de 2015

El Baskonia vuelve a ser el Baskonia


Tras tres o cuatro campañas fallidas, con resultados mediocres y sensaciones amargas, vendiendo palabras sin hechos, finalmente hemos llegado a un punto de hechos sin palabras. El estilo Baskonia, ese estilo espartano en el que Dusko o Manel navegaban cómodos, donde se explicaba poco y se trabajaba mucho, ha vuelto. Harta ya la afición del manido “carácter Baskonia” que no se veía en el campo (salvo por Chapu), y harto de promesas huecas de calidad exagerada acompañadas por jugadores como Pepe Poeta, o de entrenadores que tenían siempre la excusa perfecta para cada uno de los golpes que se recibían, de repente el Baskonia se ha encontrado con un BLOQUE rocoso, y la afición simplemente disfruta del baloncesto de nuevo sin que nadie le venda la moto. Basket puro, con un líder claro desde el banquillo, sin eslóganes y sin especulaciones. Talento y desparpajo. Juventud divino tesoro. Baskonia. El Baskonia de antaño. El Baskonia que todos queremos.

 Cada día me creo menos los rumores y las noticias que se publican. Estoy en una época de mi vida en la que no creo absolutamente NADA en la ética periodística en general, y donde tengo comprobado que la palabra RIGOR es completamente ajena a esa profesión. He tenido la suerte o la desgracia de comprobar como el contraste de una noticia es algo que sólo unos medios hacen, y he comprobado como cuando interesa vender algo, NO SE RECURRE A LA FUENTE DE LA NOTICIA. Todo esto me lleva directamente a creer cada día menos en rumores, y a poner en cuarentena ABSOLUTAMENTE TODO lo que leo.

Por ello, y volviendo al basket, no tengo ni idea de si James o Adams fueron o no primeras opciones, o si alguna vez se habó con jugadores como McCalebb. Tampoco tengo ni idea de si realmente era Hansbrough la primera opción por delante de aquel chico de la D-League que acabó en Turquía (Heslip), ni tampoco tengo base para saber si Ibón fue el nombre que quería Baskonia para llevar el timón, o si está ahí por negativa de otros. Las respuestas a esas preguntas sólo están en las oficinas del Buesa, y personalmente, me importan bien poco…. Dejadme que me quede con los resultados, por favor… ¿Y cuales son estos resultados?

Los resultados son un bloque liderado por un entrenador de Vitoria con carácter, conocimiento y valentía, y un equipo con desparpajo y calidad a raudales, que no especula, que juega vertical, que busca el rebote con los dientes y que aprieta en defensa con un orden que no se recuerda desde la liga de San Emeterio, que se respeta como equipo y que se deja el alma en el campo. Escribo hoy, jueves, y lo hago adrede, para que mi escrito no quede contaminado por el partido que mañana jugará Baskonia en Estambul. El partido de mañana, es quizá el partido más ilusionante de los que recuerdo desde que el CSKA nos robase en Vitoria el sueño de poder pelear por una nueva final four. Un partido bisagra, que puede suponer la gloria para un equipo necesitado de gloria. Ganar en Estambul no te asegura absolutamente nada. De hecho, aún ganando en Estambul, el Top-8 seguiría siendo tremendamente complicado, aunque la ilusión se instauraría con toda la fuerza del mundo en Vitoria.

Y por eso escribo hoy... Si escribiese el sábado, mi reflexión vendría motivada por ese resultado, y no me parecería justo. Escribo hoy porque el Baskonia ya ha vuelto a ser el Baskonia pase lo que pase mañana. Pase lo que pase en Miribilla el domingo. Escribo hoy porque esta reflexión debe quedar escrita sin contaminación por el resultado. Igual que Bilbao Basket ha vuelto a enganchar a su afición de una forma que ningún resultado podrá empañar ya, a Baskonia le ha ocurrido lo mismo. La ilusión ha vuelto. Pero ojo, a día de hoy, esta ilusión es sólo una semilla. Este equipazo explotará a su máximo en uno o dos años (si aguanta junto), ya que se intuye el techo de jugadores como Bertans, Adams, Colton o James, pero se constata que aún no están cerca de ese techo. Esta plantilla, con este entrenador puede ser ÉPICA. Nos divierte y nos apasiona, aunque quizá, hoy, no sea suficiente para un Top-8 o una liga ACB. Lo será…

Por eso escribo hoy. Quiero dejar esta semilla escrita para que florezca la semana que viene en caso de victoria en Estambul, o para que permanezca inalterable en caso de derrota. Porque no sería justo valorar a este grupo por el resultado de un partido. Repito, quizá el partido más ilusionante de cuantos recuerde en los últimos años. El partido bisagra. El partido que puede provocar el florecimiento real de este Baskonia.

Alfredo Salazar, Félix Fernández y Josean Querejeta han recibido muchos palos por la configuración de esta y de anteriores plantillas. Han recibido palos por dejar demasiado a Dusko, por fichar a Tabak, por cesarlo, por fichar a Scariolo, por fichar a Crespi, por cesarlo… por fichar jugadores que no han fructificado, pro fichar pocos, por no fichar, por fichar a Odom, por Hamilton, por Hodge… mil palos. Algún palo está justificado (no todos), pero si se dan esos palos, que es lícito en el ejercicio de una libertad de expresión (que algunos mal utilizan), ES JUSTO reconocer ahora su completo acierto con este bloque.

Hay que felicitarles por la elección y apoyo a Ibón Navarro. Ibón se ha convertido en escasos dos meses en un estandarte del Baskonia y del baskonismo.
Hay que felicitarles por los fichajes de Colton, Begic, James, Bertans o Adams.
Hay que felicitarles por el fichaje de J Cuspineda que está ayudando mucho a Ibón en hacer un bloque sólido.

 En víspera de una final, la final de Estambul, es justo escribir y dejar escrito el orgullo que provoca este equipo. Ganará, perderá, pero el Baskonia vuelve a ser el Baskonia, y los baskonistas volvemos a sonreír…

¡Aupa Baskonia!

11 comentarios:

  1. Joder joseba, creiamos que se te había olvidado escribir!! Gracias a dios estabamos equivocados!

    Con respecto al escrito, has plasmado lo que los que llevamos sigiendo al baskonia desde hace muchos años sentimos actualmente. No te quito ni una coma! ojala ganemos mañana, porque significaría que podemos volver a estar en unos cuartos de Euroliga.

    Con respecto a tu desahogo personal, los que te conocemos de hace años no lo necesitamos. No necesitamos ni explicaciones ni justificaciones. Quien las necesite, simplemente no te conoce. Tienes todo mi apoyo. Tengo la impresión que te ha pillado en medio de un fuego cruzado y has sido una víctima colateral. Cabeza alta y para adelante!

    Hoy mas que nunca, un fuerte abrazo Joseba (y que les den a los amargados de El Mundo)

    Salu2,

    Vander

    ResponderEliminar
  2. No sabes cuánto me alegro de volver a leerte de nuevo. [Nos ha costado un poco pero ya está por fin aquí, eskerrik asko ;-)]
    No sabes cuánto me alegro de volver a leer eso de que el basket vuelve a aparecer de nuevo, ese basket que tanto nos ha ilusionado y tanto nos ha abandonado algunas veces.
    No sabes cuánto me alegro de volver a leer eso de que el basket nos vuelven a recordar aquellos tiempos cuando disfrutábamos de equipos de ritmo, verticales y abiertos.
    No sabes cuánto me alegro de volverte a leer.
    Y no sabes cuánto me alegro de leer y releer y volver a leer el segundo párrafo escrito con tanta honestidad y sinceridad con mucho criterio, que tanto te caracteriza. Y ello te hace aún más grande. Lo compro TODO. Sin duda.
    Gracias por volver, como está volviendo el Baskonia, y que siga creciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Compañero! Mañana, en las ondas, más (y mejor)

      Eliminar
  3. Pese a los muchos errores que desde el año de la liga se han venido cometiendo, y tú los apuntas, Tabak, Scariolo, Odom, Crespi, Hamilton, etc, etc..., y que han llevado al límite la paciencia de la parroquia baskonista, yo creo que el Baskonia, en realidad, no se ha marchado nunca. Yo creo que lo que costaba era reconocerlo, pero el Baskonia nunca ha dejado de ser Baskonia, y la prueba está en que no ha cejado en el empeño de encontrar la tropa que le devolviera la ilusión y la competitividad. Ahora, por fin, parece que la ha vuelto a encontrar, cuando ya prácticamente todo el mundo nos daba por muertos. Y es que la esencia del Baskonia no reside en no cometer errores, sino en no resignarse ante los reveses, por duros que estos sean. Aguantar y no perder un ápice de ambición. Por eso hemos vuelto, porque en realidad, no nos hemos ido nunca. Un saludo cordial. SILENO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sileno.

      En cierto modo es cierto... No nos hemos llegado a ir nunca. Nuestros malos momentos han estado siempre en la élite de Europa y ACB. Siempre en euroliga, siempre en playoffs...

      Esperemos que esta tropa sea "la tropa"

      Muchas gracias,

      Joseba

      Eliminar
  4. A mi suegra que se le dan muy bien las plantas, sólo hay que ver el balcón que se se gasta, me ayudó a plantar los tiestos de mi balcón. Primero preparó un buen substrato, repartió las semillas uniformemente sobre este substrato, previamente aplanado las cubrió con una capa de tierra fina. Las semillas eran de calidad, me dijo, especialmente porque se había respetado su secuencia de crecimiento. La época del año era la adecuada para las semillas y me responsabilizó de mantener un grado óptimo de humedad para conseguir que germinaran. Si lo consigues, me aseguró, tu terraza lucirá preciosa.
    No supe hacer aquello bien porque el chorro de agua desenterraba la semilla y otras veces se me olvidaba regarlas, aunque la calidad de las semillas consiguieron hacer de mi torpeza unas macetas aceptables.

    Joseba tienes toda la razón. Baskonia tiene las semillas de calidad, ahora debe cuidarlas y respetar sus tiempos de germinación. Todo lo que sea quitar o acelerarla no supondrá el desastre pero sí una maceta de menor calidad.

    Vuelve Baskonia y vuelve Baskonia en vena y para los que desde el 2006 hemos disfrutado con tus "entrañas baskonistas" nos resulta algo así como restablecer de nuevo el orden. No nos prives, aunque sea de vez en cuando, de mostrarnos esas inquietudes que tienes. Nos ayuda a conocerte mejor y manejar nuestro criterio personal sobre ti. Me duele tu experiencia para con mi profesión (por injusta contigo), te entiendo y aunque suene corporativista todo es más complicado de lo que parece. Pero lo que importa aquí es que volvemos a leer sobre Baskonia. Gracias y adelante.

    ResponderEliminar
  5. Con todos mis respetos, pero tú ahora también estás vendiendo algo. La mejoría es evidente, pero de ahí a "afirmar" que ésta plantilla va a ser ÉPICA es demasiado decir. Aún no hemos hecho nada. Prudencia y trabajo. El tiempo dirá el resto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo...

      Un par de ideas... Yo no se si estoy vendiendo o no, pero en cualquier caso, que yo "venda" no tiene nada que ver con que el Baskonia "venda". Yo como aficionado, transmito mi ilusión... pero ni hago eslóganes y pongo carteles, ni siquiera tengo autoridad, ni represento a Baskonia. sólo escribo un blog...

      La otra idea es que el rigor es muy importante. Lo he aprendido por las malas. Así que permiteme que te corrija: Yo no he "afirmado" que esta plantilla vaya a ser épica, sino que "puede ser épica". la diferencia, bajo mi punto de vista, es enorme.

      Pero en cualquier caso, lo mantengo. creo que esta plantilla es magnífica, y que el germen de este equipo, si tiene continuidad y regularidad, es ilusionante.

      Un saludo y gracias por comentar

      Eliminar
    2. ok ,entiendo lo que me dices, ojalá que el equipo vaya a más pero este domingo la verdad que no se vio eso sino lo contrario.. Esperemos que haya sido solo un día malo.
      Y otra cosa es que el bloque se mantenga, lo cual veo muy difícil viendo la dinámica de estos últimos años

      Gracias a ti por escribir
      Un saludo

      Eliminar