lunes, 7 de abril de 2014

Hablemos de Scariolo


Aún tocado, y con el cuchillo caliente en la espalda, quizá no sería el mejor momento para escribir. Quizá debería contar hasta diez, respirar, y luego ya, si eso, ponerme a escribir. Pero me ha podido la mala gaita. Ayer, el enésimo puñal por la espalda de este Baskonia terminó por destruirme.

Apatía, desinterés, falta de tensión, falta de carácter, falta de ambición, falta de tacto, irresponsabilidad… Mil adjetivos se me vienen a la cabeza, sin saber cual es el adecuado. Sobre todo por reincidente. Dos semanas iguales, dos semanas jugando y apalizando a equipos turcos que no se juegan nada en Euroliga, y mostrando la vena más fría contra los equipos de la ACB contra los que si te juegas algo.

No es por falta de capacidad. Si lo fuese lo justificaría. Pero no lo es. Es falta de alma.

El Baskonia es séptimo por que los rivales con los que va a luchar por el playoff tampoco están demasiado finos, y acabará jugando el playoff en esta posición porque su calidad, superior a la de Cajasol y Joventut, le mantendrá ahí. Pero la semana pasada, la falta de ambición de este grupo tiró por la borda la posibilidad de jugar por el quinto puesto, y lejos de reaccionar, esta semana se ha ido por sumidero la opción de ser sextos. Séptimos, como mucho, y gracias.

Quizá toque, llegado a este punto, hablar del entrenador, Sergio Scariolo y de su gestión al grupo. ¿Es Scariolo el problema de este equipo? ¿Es la solución? ¿Procedería un cambio en la dirección? ¿Podría solucionar un cambio el errático rumbo de este equipo? Vamos con ello…

¿Es Scariolo el problema de este equipo?

Rotundamente no. El Baskonia tiene muchos problemas, demasiados como para simplificarlos en un único nombre. Baskonia nació descompensado este año. Aquí se escribió a priori y en todas partes lo escuchamos. Ese es, para mí, el principal problema del Baskonia. Ahora analicemos el grado de culpa de Scariolo en esto:

¿Que culpa tuvo Scariolo en la concepción de esta plantilla?

Digamos que prácticamente ninguna. Para cuando llegó Sergio, estaban fichados el 90% de los jugadores. Le quedó elegir el cupo (entre un ramillete de tres o cuatro nombres condicionados por el tema económico), y eligió a Mainoldi (no se si había más). Si podemos, y debemos, echarle en cara el nefasto cambio a mitad de temporada de Poeta por Hodge. Y no por no acertar… Todo el mundo tiene derecho a acertar y/o equivocarse, sino sobre todo por no rectificar. El destino quiso darle a Scariolo, a Hodge y a Poeta una oportunidad para decir, vale, me equivoque… Pero no. Decidió ceder a Hodge a Puerto Rico y quedarse con Poeta.

No voy a decir que Hodge fuese un jugador superlativo que estaba por explotar, porque quizá no… A mi tampoco acabó de convencerme del todo el puertorriqueño, sobre todo debido a falta de capacidad de lectura de un partido, pero el cambio fue sangrante. Poeta es un jugador de perfil muy bajo, incapaz de salir de un rol de base suplente, esté o no el titular.

Repito, muchos problemas en la configuración, algunos debidos a la secretaría técnica, otros debidos al propio presidente y otros debidos al entrenador.

¿Es Scariolo la solución?

Ahora mismo me ofrece muchas dudas, pero cada día estoy más convencido de que no, no es la solución.. Estamos en abril, quedan ocho partidos de liga regular y el margen para poder crecer se desvanece. Al equipo se le ve tremendamente estancado desde hace tiempo. El objetivo es llegar y competir en playoff, pero teniendo en cuenta que el rival será el mejor Valencia de su historia, se antoja muy muy difícil.

Respecto al baloncesto, hay mil problemas, pero ojo, también excusas. Obviarlas es una tontería. Que el primer recambio al pívot sea Ili, o que toda la plantilla haya pasado más tiempo fuera que dentro deber ser un atenuante. Pero no todo. El equipo no se ha construido como unidad, no tiene un juego reconocible, y, sobre todo, carece de patrón de juego en cuanto se sienta Tibor Pleiss. Y eso es responsabilidad del entrenador.

¿Podría solucionar un cambio el errático rumbo de este equipo?

Es complicado contestar. Probablemente no, aunque nunca se sabe. Un cambio de entrenador produce siempre un efecto efervescente cuyo efecto es difícil de valorar. Los hay que aguantan mucho tiempo (recuerdo a Pesic en Valencia), los hay que aguantan un tiempo moderado (Tabak el año pasado), pero la mayoría se desvanecen rápidamente (Este mismo año tenemos el caso del Lietuvos Rytas, de Efes, etc…) pero en ocasiones, a veces, sirven para lograr objetivos (Alvertis en PAO o Marcelo en Murcia). ¿Por qué no en Vitoria?

¿Procedería un cambio en la dirección?

Me cuesta escribirlo, pero tras las dos últimas semanas, creo que si. El equipo ha perdido el respeto a Scariolo. Se motiva sólo cuando el propio equipo decide motivarse, y la ausencia de calidad hace que este equipo, desmotivado, sea tan vulgar como lo que estamos viendo. En cambio, los días en los que decide jugar, es capaz de vencer en campos complicados o frente a rivales de mucha entidad. Pero eso no puede partir del grupo nunca. Debe partir desde el banquillo.

Lo que no haría, en ningún caso, es gastar un dinero exagerado en un entrenador de renombre, cuando tu equipo necesita una inyección de calidad en los jugadores en vena, mucho más que un entrenador de postín. Apostaría, hoy, por Ibón Navarro como primer entrenador, por recuperar a Hodge (si es posible, que lo desconozco) para el playoff, y por gastar el poco dinero que quede, en un pívot que sustituya a Hamilton y nos de algo de la solidez que necesitamos para enfrentarnos a Valencia, y, sobre todo, para afrontar los partidos que quedan con la solidez necesaria para entrar al playoff como séptimos.


El revulsivo es necesario, ya que si no se da, preveo una muerte lenta hasta el playoff, con un final sangriento frente a Valencia. Pero eso será en un par de meses, y todo puede haber cambiado para entonces. Así lo espero…

Como espero poder tragarme este artículo. Sería un tremendo placer

10 comentarios:

  1. Uno de los problemas (no el.único) es que a Scariolo le cuesta mucho rectificar conceptos. Es del tipo de entrenadores que nace con una idea y muere con ella. Pero da la impresión que los rivales del Baskonia saben cómo ganarle. Cargando a saco el rebote ofensivo y obligándonos a hacer un baloncesto "feo" de posesiones más largas, baloncesto que no somos capaces se hacer porque nos precipitamos con malos tiros y exceso de individualismo. Scariolo siempre anda con lo del "extra pass" pero sólo lo dan con el viento a favor.

    Sobre la alineación de 4 pequeños hay que decir que las estadísticas demuestran una gran carencia en rebote. No me gusta que Sergio no intente variar diferentes tipo de alineaciones en función de cómo vaya el partido porque tenemos jugadores versatiles como Hanga o Nocioni que pueden jugar en varias posiciones.

    ResponderEliminar
  2. La sensación es la de que el momento de cambiar ya pasó, no? Creo que sólo dos derrotas más acb consecutivas harían cambiar de opinión a JQ.
    No cambiaría a Hamilton; qué haces con él? Me gustaría que regresase hodge ya pero creo que sus declaraciones lo impiden (culpó a scariolo de su "fracaso"). Un 2 fino sería bueno. Un 4 que juegue dentro también, pero para qué, si Scariolo no va a mover a Nocioni de ahí jamás.
    Y un verano con Hanga entrenando el tiro de 3 mínimo 10 horas al día estaría bien.

    ResponderEliminar
  3. Después de 51 partidos es inconcebible que el equipo siga pareciendo en pretemporada. Tampoco entiendo la continuidad de Hamilton, un jugador que ha demostrado hola en caos cuando juega y además tiene un dudoso comportamiento (se cuida?).
    Creo que Scariolo ha perdido el rumbo y el mando. La sorpresa sería llegar a semifinales. No llegar sería confirmar lo que llevamos viendo desde Octubre.

    ResponderEliminar
  4. Yo no voy a entrar a discutir si Scariolo debe ser el entrenador la temporada que viene, pero esta ya no hay margen para nada que realmente merezca la pena.
    Más si cabe, una vez frustrado lo de Odom y recuperado Hamilton, con los cambios casi agotados para fichar y con una plantilla sin flexibilidad a la hora de cambiar.
    Lo que esta claro es que lo de la refundación y Scariolo, no pegan.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que el baskonia esta pensando en la temporada que viene. Y si no quieren volver hacer otro fracaso como el de este año más vale que intenten fichar buenamorado gente por ejemplo porzingis del cajasol me parece un jugador muy interesante y además muy joven otro seria el de un base este puede ser muy interesante charles jenkins del estrella roja o algo más económico james feldeine del fuenlabrada que además te puede actuar de escolta.

    ResponderEliminar
  6. Estupendo análisis Joseba. Lo de Ibón Navarro no me parece mala idea. Todavía guardo grato recuerdo de la etapa de Natxo Lezkano. ¿Por qué no darle la oportunidad? Sin embargo creo que hay dos razones que impiden dar este paso. Una es clara, las telarañas en las arcas baskonistas frenan cualquier cambio, no solo para un nuevo entrenador sino sobre todo para indemnizar al presente. La segunda, quizás más preocupante, es el hecho de que nadie ha rebatido públicamente esta temporada las declaraciones de Scariolo en las que iba anunciando el cumplimiento de los objetivos de la temporada. El primero era alcanzar el Top 16. El segundo clasificarse para la copa y el tercero, quizás el más exigente, alcanzar las semifinales de ACB. Si estos son los objetivos reales marcados a principios de temporada, más que nos pese, van siendo cumplidos pulcramente. Y, por desgracia, cuando se vea si se ha cumplido el tercero, será demasiado tarde para cualquier movimiento esta temporada. ¿No creéis que el Baskonia este año es preso de la falta de ambición (o exceso de conservadurismo) en el los objetivos de esta temporada? Cuando un objetivo es llegar a la siguiente fase de algo, normalmente la tensión se pierde cuando se alcanza, y esto lo estamos sufriendo en carnes este año. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hmmm...el tema es peliaguado, para mí, la propuesta de juego de Scariolo tiene muchas más varientes y me gusta más su estilo que por ej. con Dusko -era un 10 y seguirá siendo un 10- (aunque los últimos años fueron triplazo viene, triplazo va y fiarlo a la casta de los jugadores...), pero se había quedado anquilosado y cuando todo el mundo te iguala ya en trabajo y en físico hay que ofrecer más argumentos. Con tabak siguió esa línea y la jugada estrella por su repetición no por su éxito era el pick n'roll con Pleiss..., que lo tenía corriendo desde el triple al aro continuamente, ahora con Scariolo (mucho mérito es suyo al menos en esto) hemos descubierto que tenemos al mejor pivot de Europa, no paramos de meterle balones y está ahí continuamente en la zona (donde debe estar) venga a sumar. Ahora es cierto que luego los resultados son malos (de equipo andamos escasito, es evidente), su falta de ambición también lo dejó claro cuando dio a entender que en euroliga ya habíamos cumplido al pasar de fase...y un día nos salimos y al otro somos vulgares de pelotas (no naranjas). Para un equipo top, pues se entiende que es muy válido, pero para un equipo medio que somos actualmente y parece que será así los siguientes años, joven y que hay que motivarle continuamente igual mejor te traes un tío joven o alguien de la casa (además siempre serán mas baratos)con ganas de comerse el mundo. En Europa ya se hace eso y más cerca de aquí no hay mas que ver al Barça con el Pascual y al Madrid con nuestro Laso.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. una vez más y no miro a nadie, Rafa muntion, había mucha gente esperando que perdiera el real Madrid. ¿De verdad es un fracaso perder una final de la euroliga en la prórroga? Es una decepción pero no un fracaso en absoluto. El Madrid se volverá a levantar y seguro que en Madrid lo volverá a inventar. Ahora más que nunca todo el apoyo a Pablo laso y Madridista hasta la muerte. JOSERRA. P.d: este real Madrid ha vuelto a reenganchar a mucha gente al baloncesto; al menos demosle las gracias por ello.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado el artículo, son cosas que sabemos los que llevamos mil años siguiendo al equipo pero está bien recordarlas. Y sobretodo el hecho de que seamos conscientes que este proceso ya se ha vivido antes cuando no eramos un Club de élite, aunque sí un gran Club en otros aspectos como el humano (por ejemplo cercanía al aficionado), eramos más humildes por qué no reconocerlo o cuando menos, se transmitía más esa imagen. Representado sobre todo por Sanchón en ese aspecto como aglutinador emocional entre masa social y directiva.

    El gran salto de nivel vino con la presidencia de Querejeta con su visión de negocio y profesionalización del Club en todos los aspectos y a la vez enraizado con todos los valores de ese Club en el que había jugado tantos años que sabía transmitir cada vez que hablaba en MMCC.

    Como comenta Joseba, el problema viene más de que nos hemos ido alejando paulatinamente del "proyecto Baskonia" más que el hecho de que no funcione esa metodología o de que esté caduca.

    Es cierto que la conyuntura económica no es buena, pero quizás por el propio ansia competitiva y expectativas de la masa social el listón de objetivos deportivos, se ha ido poniendo cada vez más alto con algunas decisiones precipitadas o corto placistas con fichajes de jugadores. Y aunque han sido muchos los aciertos, ha habido bastantes resbalones, cada uno de los cuales ha ido limitando progresivamente la capacidad del Club para fichar.

    Debemos virar un poco de nuevo a la humildad combinada con ilusión. Ser conscientes que ahora mismo en el plano competitivo estamos en una situación diferente. Y empezar a construir de nuevo un equipo grande poco a poco como a partir de la era de Herb Brown sin la nostalgia y pesadumbre de compararnos con nosotros mismos a nivel resultadista.

    Pero sobretodo hay que conseguir que el aficionado de nuevo disfrute y vaya con ilusión a ver los partidos.

    Creo que el Club está tratando de recapitalizarse (era necesario) y recuperar valores y formas de la época en la que crecimos, aunque sean otros tiempos, adaptándolo a los tiempos actuales y aprovechando que el club está mucho más profesionalzado y tiene más recursos que los que se contaba antes por lo menos a nivel estructural.

    Yo no pido nombres, pido que se recupere de nuevo los valores Baskonia, más allá de la campaña de marketing "carácter Baskonia", los cuales ya vaticinamos muchos que se trataba más de eso que de un cambio real.







    ResponderEliminar