domingo, 2 de marzo de 2014

Volver a otro tiempo



Los nostálgicos del baloncesto (digamos la verdad, los viejos) solemos decir que "cualquier tiempo pasado fue mejor”. ¡Qué gran error! Eso no se sostiene  ni siquiera recurriendo a la autoridad paterna para que nadie ose llevarte la contraria. Pero de todas formas el baloncesto evoluciona, cambia, lo practican auténticos atletas que utilizando los mejores métodos de entrenamiento, con reglas que van evolucionando hacia conseguir un desgaste menor de los artistas, unas técnicas médicas y de recuperación que hacen que los jugadores jueguen, viajen, entrenen y que al final resulte que estén siempre en condiciones impecables.



¿Tendremos que volver al baloncesto antediluviano de 4 ó 5 jugadores especiales de buenísima calidad y que cobre cada uno de ellos más que los otros 7 compañeros juntos y soporten todo el esfuerzo  y el éxito o fracaso de los partidos?

Igualmente, los entrenamientos eran distintos, los 5 contra 5 eran los 5 titulares contra los reservas, que solamente hacían de sparring, el tiro unos tiraban y otros pasaban los balones. En una palabra, los buenos jugaban y los otros ayudaban.

¿Queréis que hagamos un poco del túnel del tiempo? Pues volvamos al 8 de junio de 1998, hace la friolera de 16 años. Estamos en Manresa y el Baskonia, entonces Tau Cerámica, se juega el final de la liga ACB con el TDK Manresa, a un último partido. (Han jugado dos días antes otro partido a vida o muerte. Resultado TDK Manresa 64 – Tau Cerámica 62).

¿Sabéis cómo repartieron el tiempo los entrenadores de los dos equipos? (por cierto el del Baskonia un tal Sergio Scariolo).

Estadística: En el Baskonia Bennet, Espil, Beric, Brent Scott y Pat Burke, una media de 32 minutos por jugador, y en el Manresa Creus, Capdevilla, Salier, Alston y Jones, un poquito más, 34 minutos.

Sabéis quiénes eran los otros compañeros del equipo del Baskonia: Lucio Angulo, Millera, Santi Abad, Garbajosa y Carlos Cazorla (estos últimos eran juniors).

Pues bien, tanto un equipo como el otro, utiliza a sus cinco elegidos una media de 32 minutos por partido y pelean a tope. Eran otros tiempos ¿mejores? ¿peores?, distintos. ¿Volveremos a aquellos viejos tiempos?. No lo creo. Saldremos de ésta con una perdigonada en las alas, pero vivitos y coleando y con toda la ilusión intacta.

Os he contado hoy toda esta batallita, porque creo que ahora nuestro equipo tiene una situación deportiva similar a la que se vivía en aquellos tiempos de Mari Castañas. ¿Tendremos que volver a tener un 5 muy estable que juegue todo el tiempo posible y que reciba ayudas muy justitas de sus compañeros?  ¿Quiénes son los 5 magníficos en el partido que jugamos ayer contra el Málaga?

  • Heurtel, 36 minutos, 6 puntos;
  • Causeur 27 minutos, 10 puntos;
  • San Emeterio, 32 minutos, 17 puntos;
  • Nocioni, 30 minutos, 18 puntos;
  • y Pleiss, 24 minutos, 8 puntos.

¿Y quiénes fueron sus compañeros?

  • Mainoldi, 9 minutos;
  • Odom, 6 minuto;
  • Hanga, 14 minutos;
  • Diop, 4 minutos;
  • Jelinek, 13 minutos;
  • y Van Oostrum, 4 minutos.

Si tienen que ser los jugadores titulares los que peleen por ganar sus partidos, y sus descansos los tienen que tapar los otros 6 jugadores, que ayer se vistieron en el vestuario como jugadores del Baskonia, que sea así, pero por favor que no salgan todos juntos ni un minuto, pues su nivel no da para representar a un equipo con el historial y el espíritu guerrero que deseamos para nuestro Baskonia.

A lo largo de los partidos hay que dosificar esfuerzos, personales y rachas de acierto y fallos, pero en nuestra actual situación nuestro cinco en el campo nunca puede prescindir de tres de los cinco magníficos.

Que las sustituciones, los descansos y las ayudas se realicen rotando alternativamente a nuestros titulares. Ya llegará el momento en el que la aportación de Odom, Hamilton y el “bertsolari” de turno aumente el número de jugadores que formen el núcleo duro de un equipo que aspire a todo.

Este comentario lo hice antes del partido de Valencia, después de visto sigo pensando lo mismo. Nuestro equipo está colgando de cinco pinzas, si falla alguna (en este caso Nocioni), y la otra pinza (Pleiss), no aprieta lo suficiente, se nos cae el “tenderete”.

Ya llegarán tiempos mejores.

6 comentarios:

  1. Gran entrada si señor.Pero ojo.

    Ya les gustaría a Jelinek o Causueur, tener la clase de Lucio Angulo.
    Ya le gustaría a Poeta, tener la clase de Millera
    Ya le gustaría a mainoldi tener la clase de Santi Abad
    Y a los juniors, ya les gustaría a Diop y Van Oostrum tener la clase que tenían Carlitos cazorla o Jorje Garbajosa.


    Los suplentes de este año, a años luz de los suplentes de 1998. Como diría uno, MANDA HUEVOS


    Salu2,
    Vander

    ResponderEliminar
  2. Muy claro de leer entre lineas. Critica abierta al debate establecido en Vitoria respecto al uso de la segunda y primera unidad. Crítica a Scariolo por las rotaciones.

    A día de hoy, ¿le queda algún apoyo a Scariolo? ¿Sigue porque el club quiere que siga, o sigue porque no hay dinero para cambiarlo? ¿Sería valiente JQ y pondría a Ibon Navarro al frente, o no se atrevería con esa línea?

    De atreverse con Ibon, puede haber dinero para un cambio. Si no se atreve, nos comemeos a Scariolo. Y no creo que por méritos deportivos sino más bien económicos.

    Los proximos partidos ACB frente a Joventut y Cajasol, sobre todo, pueden marcar una línea roja. el playoff en juego. No se debe cruzar.

    Aupa Baskonia (sin Scariolo)

    Fernando Nuñez

    ResponderEliminar
  3. Lo primero agradecerte el detalle de comentar mi aportación a Baskonia en Vena, da gusto ver que hay alguien que lee lo que yo escribo.

    Releyendo tu comentario creo que leer entre líneas es un deporte que se practica muy a menudo y que normalmente es para justificar que lo que está escrito no sirve de nada y lo que quisiera que se dijera es lo que piensa cada uno de ese tema.

    A mí no me gusta leer entrelíneas, pues siguieres decir algo lo dice y se acabó. No creo ni por lo más mínimo que la situación del Baskonia actual pase por prescindir de Sergio. No se me pasa por la cabeza pensar que otro entrenador pueda hacer milagros con una plantilla que, efectivamente, sí pienso que se construyó mal pero que las lesiones y los cambios realizados de momento no han dado resultados.

    La parte de responsabilidad que tengan Sergio, Alfredo o Josean que se la repartan como ellos crean oportuno, pero no es necesario cargar las tintas en nadie en particular.

    Todos podemos tener soluciones a problemas deportivos que se presentan pero para que esas soluciones fueran prácticas, lo primero es tener información completa y eso los simples aficionados no las tenemos, sólo las intuimos.

    ¿Es una solución sustituir a Sergio por Ibon? No lo creo, no sólo no lo creo sino que opino todo lo contrario. Sergio es quien tiene que sacar este equipo adelante y estoy convencido de que lo conseguirá. No será fácil pero para eso está él al frente del barco. Terminará haciendo nadar a todos hasta la orilla.

    ¿Es otra solución?. Como dice en la prensa de hoy un gran técnico, al cual tengo un gran respeto y cariño: “parecería lógico dar por terminada la campaña”. En absoluto Pepe, la campaña terminará cuando el árbitro pite el final del último partido, allá por el final del mes de junio. ¡No falta casi nada!

    ¿Es otra solución recurrir a los jóvenes?. Eso sólo sería un parche en el caso de tirar la toalla.

    Otra idea planteada sería “buscar una sustitución de los actuales jugadores por otros expertos y veteranos” No le veo ninguna posibilidad ¿dónde encuentras jugadores expertos y veteranos que sustituyan a los nuestros? ¿cómo los pagas? ¿cómo indemnizas a los que des de baja? ¿cuántas sustituciones pueden hacerse en la liga ACB?

    Menos mal que terminas con la única solución posible. Apretar los dientes y trabajar al máximo con lo que tenemos. Acertar con algún refuerzo puntual y ¡que Dios reparta suerte1

    Efectivamente los próximos partidos pueden marcar la línea roja, de la misma forma que la recuperación de Odom, la incorporación de Bertsolari y la aportación de Hamilton nos permitirá ver el porvenir con más optimismo.

    Vuelvo a agradecer tu interés al hacer el comentario a algo que sin más yo escribí.

    Me uno a tu despedida de ¡Aúpa Baskonia! Prescindo de tu añadido.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo, humilde baskonista, tampoco cuento con scariolo. Dara igual, evidentemente, pero le tengo tanto paquete, que me parece que lo unico que vende es gomina. No tiene ni hambre, ni pizarra, ni clase ni nada.

    ResponderEliminar
  5. Me queda una duda ante la opinion de que Sergio puede sacar esto adelante: ¿en qué basamos nuestra confianza? Simplemente lo digo porque en los ultimos años fuera y meses aqui no ha exibido una gran pizarra, ni feeling con los jugadores, ni algo que nos deje entrever que puede darle la vuelta al tema. Lo pregunto "a buenas", para que nonse convierta en un tema de fé sin fundamento!
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Santxon.

    Gracias por escribir aquí y gracias por respondernos. Eso por delante de todo. La visión, aunque estés ya jubilado, de alguien que conoce la casa porque la compró y la amuebló, es impagable.

    No te conozco personalmente, pero si tu trayectoria, y se que cada vez que criticas al Baskonia o a alguno de sus integrantes, una cuchilla como las de la valla de Melilla te deja un surco en el estómago. A tu hijo no lo se, quizá también, pero a ti, la descripción del blog "baskonia en vena" te va como anillo al dedo, porque en la sangre del baskonia hay mucha de la tuya. Por eso se valoran más aún si cabe tus comentarios, y sobre todo tus críticas.

    Respecto al asunto de Scariolo, de verdad quiero creerte, y quiero creer que hay razones baloncestísticas detrás de tus afirmaciones. Muchos tenemos la confianza perdida en el técnico italiano, aunque entiendo que desde dentro las confianzas sigan, ya que conociendo a Querejeta, de no ser así ya no estaría en Vitoria.

    De Scariolo sólo me queda una esperanza. Que cumpla su tradición. Es un entrenador que lleva a sus equipos a ritmo lento hacia delante, y que suele culminar con buenos playoffs. Creería en eso a pies juntillas si no fuese porque este año el equipo ha ido de mucho más a mucho menos (El Baskonia jugó por encima de sus posibilidades para entrar al Top-16, y ahora está muy por debajo de lo que puede llegar a dar). Pero confiemos en que como tu bien dices, el pitido final de la liga sea alegre.

    Me llaman la atención los "palos" a Pepe Laso, alguien que sé que es tu amigo, aunque bien es cierto que su artículo del Correo no hay por donde cogerlo. Sabe que lo que dice son bobadas que no se pueden ni se van a hacer, por lo que desconozco el motivo de que las diga.

    Muchas gracias por abrirnos esta ventana a tu opinión, que nos enriquece de verdad, y como verás, acepto con toda la deportividad el matiz respecto al "leer entre lineas".

    Un saludo,


    Fernando Nuñez

    ResponderEliminar