martes, 4 de junio de 2013

Tabak abandona la dirección del equipo

Quien más quien menos, conociendo como se mueve el club, esperaba esta noticia. Para algunos puede ser sorprendente, para otros injusta, pero al final, lo que cuenta, por encima de los réditos y/o logros conseguidos, es la confianza en un proyecto, y Tabak no ha logrado convencer a los dirigentes de estar capacitado para llevar este barco. Analicémoslo:

Primero de todo, debemos ser conscientes de que el entrenador es juzgado por cinco aspectos diferentes (nótese, que los expongo en el orden de importancia que yo considero):

  1. Por su capacidad para competir y sacar lo mejor de los jugadores
  2. Por su feeling y confianza  con el cuerpo directivo.
  3. Por su capacidad de liderar el grupo, tanto a nivel de motivación como de autoridad
  4. Por sus conocimientos técnico/tácticos.
  5. Por sus resultados

Esto es importante explicarlo, porque los aficionados, de estos cinco aspectos, sólo vemos dos, e intuimos los otros tres en declaraciones, gestos… Lo cual casi siempre conduce a un error de concepción importante.

¿Qué vemos los aficionados? Vemos los resultados y vemos la capacidad de competir y sacar lo mejor de cada jugador. ¿Y como lo ha hecho Tabak en estos dos aspectos? En cuanto a resultados, Tabak ha ido claramente de más a menos. Cuando llegó provocó una catarsis importante en el grupo, que le permitió meter al equipo en el Top-16 y coger una renta de cuatro partidos seguidos en esta fase que a la postre resultó decisiva para clasificarse… Pero desde aquel fatídico homenaje a Manel Comas antes de comenzar el partido frente al Barça, el Baskonia se cayó, completamente, y los resultados se cayeron con el Baskonia. Una victoria de mérito desde entonces, la lograda frente al Khimki en Rusia y quizá ese primer partido en casa frente al CSKA. Todo lo demás, nubarrones… Nubarrones que acabaron en tormenta con granizo tras la serie frente a Canarias.

Los aficionados también vemos la capacidad de competir y de sacar lo mejor de cada jugador. Y aquí Tabak roza el suspenso.. Un suspenso compartido con los propios jugadores, ya que para que alguien saque leche de una vaca, la vaca debe tener leche en sus ubres, y se tiene que dejar que la ordeñes. En este caso, la vaca tenía leche. Mucha. Pero no se dejó ordeñar. O Tabak no fue capaz de hacerlo.

Bajo sus ordenes, jugadores estrella como Nemanja, San Emeterio o Lampe han pasado por jugadores del montón, y jugadores como Milko, Cook o Jelinek han ofrecido una versión apagada. Caso aparte el de Heurtel, que ha jugado absolutamente descontrolado.  Sólo Nocioni, Pleiss y Causeur han dado su mejor versión. Demasiado poco.

Pero esta es la punta del iceberg… la gran masa está oculta bajo el agua, y aunque a veces podemos intuirlo, son sólo intuiciones.

La capacidad de motivación de Tabak sobre el grupo no ha sido buena. Tras la derrota frente al CSKA, ha sido nula. Cero. El equipo ha vagado absolutamente desmotivado por la cancha. Quizá ni “El Mentalista” de la sexta fuese capaz de lograrlo, yo que se, pero lo cierto es que esa gran masa de iceberg bajo el agua, que no vemos pero intuimos, ha fallado.

También ha fallado en la autoridad impartida sobre el grupo (o intuimos que ha fallado) el grupo fue feliz mientras Tabak les dejó hacer lo que querían en sus primeros meses… Pero situación de alegría no dura siempre, y en cualquier grupo de estrellas, sólo la mano izquierda no funciona. En el momento en que sacó un poco la mano derecha, el grupo se reveló. Dos o tres puntitas de esos conflictos salieron a la superficie, como las desafortunadas palabras de Lampe, lo publicado tras El Pireo o las declaraciones de San Emeterio asumiendo una mala química en el vestuario. ¿Alguien habría sido capaz de domar este caballo? Nadie lo sabrá… Da la sensación de ser un grupo ingobernable en el que sólo el bisturí puede cambiar algo, pero desde luego Tabak, no lo logró.

Demasiados peros para la continuidad de un técnico, que tal y como reconocía Josean Querejeta ayer, ha despertado dudas. Y cuando hay dudas, la continuidad es un error.

Futuro.

Ahora salen muchos nombres a la palestra. Me temo que no tardaremos en saber quién será el sustituto de Tabak, porque el Baskonia acostumbra a dejar en la recamara a su entrenador actual hasta tener al sustituto atado… Por lo que me temo que el técnico estará ya, o firmado o a punto de firmar.

¿El nombre? Realmente el nombre importa sólo de manera relativa. Lo que de verdad importa es el modelo. El que venga, sea quien sea, debe construir algo que ahora mismo está deshecho; La estructura deportiva del club, una identidad de juego para el Baskonia y un proyecto ilusionante para los aficionados. Y debe contar con la autoridad concedida del presidente, la confianza del presidente y, por lo tanto, mando en plaza.

La estructura deportiva esta rota. El Baskonia era un club que acostumbraba a tener a su segundo entrenador como un referente del CLUB y no del ENTRENADOR. Ese modelo que triunfa en Valencia con Mulero, por ejemplo. Así hemos tenido durante años a entrenadores como Josu Larreategui, Natxo Lezkano o Ibon Navarro como referentes del club independientemente del inquilino titular del banquillo. Ahora eso ha cambiado y Kamenjazevic, sin haber aún confirmación por parte del club, es de suponer que emigrará tonel croata. El Baskonia debería reconstruirse con un entrenador de la casa como segundo, que haga de eslabón real entre el club y el entrenador. La vuelta de Ibon Navarro sería, para mí, una alegría enorme, pero si no fuese posible, apostemos por un técnico local de la confianza del club.

A partir de ahí, crear de nuevo una identidad reconocible. Que el Baskonia juegue a algo concreto, a lo que mejor le encaje a la plantilla, pero a algo. Que imponga un estilo de juego por encima del estilo de juego afrente al que se enfrente, como hace el Real Madrid, el Barcelona, o el Granca  o el Cai Zaragoza… Baskonia tenía esa identidad, pero lleva un tiempo perdida.

A partir de ahí llegará la ilusión. ¿Fichajes de jugadores? Anda que no tenemos tiempo para hablar de eso…

No quiero acabar el artículo sin dar las gracias a Zan Tabak. Los que lo han conocido y tratado hablan de su calidad humana. Los que no lo hemos conocido, destacamos su profesionalidad y dedicación. Le ha tocado un toro muy difícil de torear. No se si ningún técnico europeo, por más galones que tuviese, hubiese podido llevar este grupo de una manera positiva. Esperemos que la experiencia le sirva para llegar a ser ese gran técnico que se intuya tras el.

Mila Esker Zan!

2 comentarios:

  1. Kaixo! Creo que el titular deberia ser: "kereketejeta destituye a tabak"
    Solo queria decir eso...que a mi...ni me va...ni me viene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo! Parece que a saltado tabak del barco!

      Eliminar