viernes, 24 de mayo de 2013

Punto de inflexión

Un campo atrás que no es pitado, un triple imposible de Teodosic… Como en una película de Walt Disney en la que un hombre de 40 se convierte en uno de 15 con unos efectos especiales de ensueño, o un oso llamado Ted cobra vida por sorpresa, se produce algo envuelto en un hormigueo, de lo que no eres consciente hasta que llegas a casa y te miras al espejo. Se pita el final del partido y llega la rabia, la impotencia y la depresión.. Una depresión profunda de actitud que envuelve a una plantilla ya de por si mentalmente débil. Punto de inflexión.

Desde aquel flagrante campo atrás de Teodosic, sólo hemos visto jugar a Nocioni (Quizá el más afectado de aquella serie, pero sin duda el jugador con más mentalidad y actitud de Europa) y, a ratos, a San Emeterio. Punto pelota. Heurtel, Cook, Causeur, Jelinek, Milko y Pleiss, vagan sin transmitir ni fu ni fa. Lampe y Nemanja si transmiten, pero me reservo lo que transmiten. Reservo un hueco especial para Tabak, que, me duele en el alma pero debo decirlo, transmite una alarmante falta de capacidad para reconducir la actitud del equipo.

La última fase de liga regular ha sido sonrojante. No tanto por perder, ni por perder asumiendo más de 90 puntos, sino sobre todo por no luchar, salvo por los arreones de casta del incombustible Chapu. Un cero en Actitud y juego colectivo, frente a equipos que se jugaban lo mismo que nosotros (nada) pero que tenían una calidad muchísimo más limitada que la nuestra.

Pero llega el playoff, y ese grupo de “personalidad extraña” debía ponerse las pilas para entrar al playoff con garantías. Adiós a los 90 puntos, y al juego individual, y hola al sacrificio defensivo y al juego colectivo. Eso debía ser… pero Tabak no fue capaz de plantearlo, o los jugadores no fueron capaces reseguirle. Volvimos a los 60 puntos, es cierto, pero más por control de tempo de partido de Canarias que por méritos defensivos de Baskonia. Del juego colectivo, nada de nada. Apenas unos destellos de Heurtel en el juego del pick and roll.

Pero en estas, con el grupo hundido y perdiendo de dos a falta de diez segundos llega una falta personal a Beirán, uno de los mejores tiradores de la ACB. Y de repente, como en nuestra película de fantasía el cuarentón envuelto en un cuerpo de 15, vuelve súbitamente a tener 40, o el oso de peluche, vuelve a ser un oso de peluche. Efectos especiales.

Beirán dilapida el sueño canario, y Heurtel, en una acción fuera de cualquier patrón de lógica cuando estás en tu campo, vas en ventaja y tienes la opción de anotar de dos en una bandeja para forzar la prórroga, propicia el mágico cambio de tendencia, y en una acción de valentía al que el base francés nos tiene ya acostumbrados, cambia la historia de este playoff. Boom. Misil al corazón canario y, sinceramente espero, una alegría para un grupo necesitado de una acción que los saque de la depresión.

Ahora hay que canalizar el subidón. Si el equipo es capaz de cambiar la actitud, el Baskonia volverá a ser un grupo competitivo. Del baloncesto ya hablaremos, porque eso no se cambia con un triple, y requiere más trabajo… y ese trabajo no se hace en dos días. De momento, con que el Baskonia vuelva a defender y se implique más en ataque, el salto de calidad puede ser terrible.

Y es clave ganar el domingo. Los subidotes hay que confirmarlos, y si tras el subidón te metes un palo, el subidón se olvida…

Sólo acabaré repitiendo una máxima que me habéis leído siempre y que mantendré siempre. Una afición de verdad no pita a los suyos. El aficionado, por supuesto, pude expresar su opinión acerca del equipo… no seré yo quien entre a cuestionar los derechos que obtienes cuando pagas un abono o una entrada, pero simplemente pensemos en qué ayudamos al club y los jugadores que supuestamente amamos cuando los pitamos.

Gaur eta beti, Aupa Baskonia!

9 comentarios:

  1. Al fin has vuelto Joseba!!! Se te echaba de menos!!

    Del partido de ayer prefiero no hablar. Que cabreo me cogí

    Salu2,

    Vander

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Estos jugadores millonarios y muy mal acostumbrados no tienen ni actitud ni merecimientos para jugar en este equipo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente eso lo que yo quería decir... Pero creo que nos entendemos...

      Eliminar
  3. Joseba, espero que no te moleste, pero te sigo viendo como un "romántico" del baloncesto. El baloncesto ha evolucionado mucho en los últimos años y aquí hay que incluir a jugadores, tipo de juego, aficiones, estructuras de clubes, medios de comunicación, competición nacional e internacional, etc. Nos guste o no, nada es como antes. Algunas cosas para mejor y otras para peor.

    Respecto a lo que comentas sobre que "una afición de verdad no pita a los suyos", pues si adopto mi vena más "romántica" también estaría de acuerdo contigo. Sin embargo, me hace reflexionar sobre varias cosas.

    Empezaré diciendo que no me gustan los pitos. Nunca he pitado al equipo después de casi 17 años como abonado y alguno más como seguidor del Baskonia. Pero ganas no me han faltado, sobre todo últimamente.

    Evidentemente, durante este ya largo espacio de tiempo, donde sumando precios de entradas y abonos he aportado económicamente un piquito a la noble causa, he tenido muchas más alegrías que penas.

    Pero también te diré que en unas cuantas ocasiones no solo no me ha parecido mal que la gente muestre su malestar mediante pitos, sino que me ha sorprendido que en alguna otra no se haya hecho.

    En estos últimos partidos creo que el equipo no se ha esforzado, ha sido prepotente, ha faltado el respeto al equipo contrario y ha faltado el respeto a aquellos que vamos al campo y pagamos una entrada por ver un partido digno. Y este año ha habido unos cuantos partidos no dignos.

    Ante este panorama, ¿qué otra manera se te ocurre de manifestar el malestar por tanta desidia? A mí la única que se me ocurre es la de no ir al campo, pero entonces para eso no pago un abono.

    Saludos y gracias por tus entradas en el blog, que a mí me gustaría que fueran menos espaciadas en el tiempo. Me gustan las reflexiones que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, y no me molesta... Soy un romántico del basket. Creeme que comprendo perfectamente la situación de gente que como tu (o yo mismo) no nos identificamos con esta forma de jugar sin actitud que estamos viendo en los últimos partidos. Y si es cierto que yo tengo este "medio" para desahogarme y opinar, y que quizá no todos tienen esta vía. Pero más allá de estar de acuerdo o no, mi negativa a los pitos va en otro sentido.

      Un jugador, en casa, debe tener un valor añadido frente a cuando juega fuera. Sentir el apoyo (o la indiferencia) de tu público es una cosa, pero sentir el rechazo es otra muy diferente, y eso te condiciona, lo queramos ver o no.

      Cuando te sientes silbado, hay tres tipos de jugadores, los que tienen un amor propio por encima de cualquier obstaculo y se conjuran para superarlo, los indolentes a los que les entra por un lado y les sale por otro, y los jugadores que no tienen capacidad para asimilar el rechazo, y lo canalizan empequeñeciendose cada día.

      Meto a gente como Tomasevic, Teletovic o incluos Splitter en sus inicios en el primer grupo, a gente como Lampe en el segundo grupo, y otra gente con más riesgo en el tercero. Por jemplo, no veo a Nemanja canalizando bien los pitos.

      ¿y en que ayuda esto a la consecución de los objetivos? en nada.

      Yo soy de los que, cuando no me gusta lo que veo, canalizo mi respuesta en la indiferencia. No aplaudo. No silbo... y me desahogo en el blog.

      pero que no se malentienda. No pretendo calificar a los aficionados como buenos o malos en función de si pitan o no. hablo de la afición en su conjunto, y no en nivel individual. cuando hablo de una afición que pita, jamás personalizo. Y siempre hablo del efecto de la afición, en conjunto, sobre el grupo.

      Un saludo y gracias por el comentario!

      Eliminar
  4. Aunque halla pasado ya Bastante tiempo quiero decir que sí los arbitros no hubieran permitido el Juego más que agresivo en los tres últimos cuartos de la final de la euroliga el real Madrid hubiera sido campeón de Europa aunque también digo que sí el Madrid no hubiera dado un paso atrás y no hubiera rechazado el cuerpo a cuerpo también lo hubiera sido, aunque me da que al menos de momento no tiene jugadores para realizar ese otro baloncesto. De todas formas Felicidades al campeón porque con ese otro baloncesto ha merecido ser campeón de Europa cuando a pesar de ser el actual campeón nadie daba un duro por ellos. Y otra cosa ahora que desgraciadamente a Navarro le empieza a fallar el físico hay que quitarse el sombrero y reconocer que spanoulis es actualmente el mejor jugador del baloncesto fiba aunque eso luego no se refleje en la seleccio griega. Y con permiso de joseba y josip decir que espero que el Madrid siga confiando ciegamente en pablo laso y en su manera de entender el baloncesto, sólo con un poco más de experiencia y una pizca de suerte los títulos llegaran. Y respecto al baskonia, el partido del jueves jugo con fuego, es inexplicable que el canarias perdiera el partido porque además no lo mereció perder pero desde luego el baskonia jugando así de semis no pasa. Un abrazo a Todos . JOSERRA

    ResponderEliminar
  5. Hola Joseba,

    Por fin de nuevo tus reflexiones.Se echaban de menos, porque la realidad a veces duele, pero siempre es necesaria. Está claro que hoy por hoy la composición del equipo está clara: 2 guerreros (con los que me iría al fin del mundo porque sienten la camiseta de verdad), seis témpanos y 2 fuera de serie que a veces los llevaría yo al fin del mundo...
    Una opinión sobre los pitidos. Reconozco que he pitado, pero sé cuando lo he hecho. Está claro que no me voy a tirar piedras sobre mi tejado y en los momentos importantes ahí voy a estar yo para apoyar. Yo he pitado en partidos en los que a priori no hay nada en juego pero que la indolencia mostrada me ofuscaba. Y te cuento el porqué: si los entrenadores nos aburren continuamente con lo de "se juega como se entrena" para dar la importancia que se merece a los entrenamientos, yo soy de la opinión de que se tiene la dinámica de juego y tensión en los partidos importantes que has mostrado en la mayoría de los partidos de la temporada. Y para qué engañarnos, la de este año no ha sido muy buena. Te pueden entrar o no los tiros, dar buenos pases...pero la actitud siempre tiene que estar ahí. Te juegues la Final Four o la victoria en el tercer cuarto de un partido sin historia. Lo siento, pero no aguanto la falta de ganas. Y sí, eso ayuda al equipo, porque si yo pito en un partido sin historia para demostrar mi enfado por su actitud, a ellos les llega el mensaje de que a la afición no le gustan los equipos sin sangre, sin rabia...sin carácter. Y lo que no podemos permitir es perder lo que otros muchos jugadores han grabado con sangre como calificativo de este equipo. Nuestro carácter Baskonia. Por respeto a ellos y por respeto a la afición. También te digo que en un partido en el que juguemos algo, me morderé los labios, pero jamás pitaré. Y tampoco por fallar un tiro, un pase o perder un partido...Pero las ganas...

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario Anónimo.. entiendo la frustración, como he comentado en la respuesta al comentario anterior... Espero que en lo que viene por delante, con la importancia que tiene, la actitud sea otra cosa... Ojalá!

    ResponderEliminar