lunes, 27 de mayo de 2013

Éxito o fracaso a 40 minutos

Reclamaba desde ayer un cambio de rumbo o de mentalidad (quizá con la calidad de este grupo venga a ser lo mismo), y creía en que, con el triple de Heurtel, el Baskonia aprovecharía el chute de adrenalina para enderezar definitivamente la frágil mentalidad del equipo. Me equivoque…

Vamos por partes, porque lo cierto es que el partido de ayer se parece al del jueves como un huevo a una castaña. Así como el jueves pude ver prepotencia, desidia y pasotismo, ayer lo que vi fue impotencia y falta de lucidez.

Por partes:

A. Pedro Martínez puso ayer una trampa a los dos bases del Baskonia. Alvarado y Bellas asfixiaron (no es una metáfora, es literal) a Heurtel y a Cook, hasta el punto en el que, en los últimos minutos, ese hábitat en el que Heurtel acostumbra a decidir (sea para bien o para mal), tomo las peores decisiones posibles. No quiero meterme demasiado con Heurtel, porque ayer fue el único capaz de distribuir algo de juego con criterio, pero sus decisiones finales y su falta de caja pulmonar fueron una rémora en los minutos clave, lo que obligó a jugar con Cook, ese extraño jugador que tira y tira aunque rara vez meta alguna (si lo reconozco, no puedo con él). La trampa fue una de las claves del éxito de ayer

B. La otra clave fue algo que cuesta digerir. Ese momento en el que tienes el partido ganado y sólo necesitas lucidez, y en cambio lo que te encuentras es precipitación, malas decisiones de tiro y ausencia de juego colectivo. Aquí, un nuevo paréntesis. SOLO el pick and roll que ejecuta Heurtel bien con Lampe o con Pleiss tienen algo que ver con un sentido colectivo del juego. El resto, calidad individual de unos jugadores que tienen mucha, pero que pueden caer presa de la táctica.

C. Defensa. Si, esa palabra que debemos convertir en objetivo, y que este equipo ha logrado hacerlo por momentos este mismo año. Esa palabra que parece haber desaparecido del vocabulario baskonista. Porque, seamos rigurosos, 83 puntos encajados a un equipo como el canario en un playoff no es serio, y es, probablemente el techo anotador que este equipo puede lograr en 45 minutos. En cambio, los 78 encajados por Canarias, son el fruto de un trabajo colectivo magnífico en el que las ideas están claras y que pone al Baskonia a su límite.

Pero como siempre, la moneda tiene dos caras. Como crítica, creo que ya he dicho demasiado. Ahora toca buscar el lado positivo, que lo hay. Siempre lo hay.

El que Baskonia esté sufriendo de esta forma en este playoff debe despertar definitivamente al grupo y meterlo de lleno en lo que es el pulso competitivo. La frialdad del equipo ha ido desapareciendo poco a poco y la tensión va apareciendo. El martes la tensión debe llegar al límite, y aquí incluyo a todos, entrenador, jugadores y público. Debo decirlo, el jueves me pareció que el público iba a ver un paseo militar del equipo. Mañana espero que todos (jugadores, entrenador y público) seamos conscientes de a que vamos y que entre todos seamos capaces de sacar esta dura eliminatoria adelante.

Hay que tener en cuenta que existe una raya, fina, que delimita el éxito del fracaso esta temporada, y esa raya se cruza o no este martes. Una temporada con una semifinal de copa, unos cuartos de final de Euroliga y una semifinal ACB es un auténtico éxito. Una temporada eliminado en un playoff por el Granca, es un fracaso. Tan simple y tan complicado como esto. Y esto se decide este martes.

Último aspecto deportivo de este artículo: Lo del Granca y Pedro Martínez es para escribir un buen libro. La competitividad que está mostrando este equipo sin mimbres es extraordinaria. Dije que la serie se le podía hacer larga a un equipo sin plantilla, pero en cambio, lo que vi ayer en la prórroga fue que, a quien se le está haciendo larga, es al Baskonia. Chapeau, acabe como acabe la serie mañana a Pedro y su equipo.

Huelga

Si, lo siento, no me gusta hablar de estos aspectos, pero la del sábado fue una jornada aciaga y bochornosa para el baloncesto ACB. No es una cuestión de que se llegue o no a un acuerdo, ni a quien tiene la razón. Yo tengo mi propia opinión al respecto, y desde luego estoy siempre a favor a de los jugadores, y en contra de una asociación creada por una o dos personas para su lucro personal. No reconozco en la ABP una asociación que luche por los intereses de los jugadores profesionales de baloncesto. La entiendo como una asociación que lucha por unos si y por otros no, y que pone por delante su superviviencia y lucro personal por encima de los intereses de los jugadores.

He oído rumores (@elcapitaenciam) de que hay una serie de jugadores con peso con ganas de montar una asociación de jugadores diferente a la ABP. Desconozco si llegará a puerto o no, pero sería deseable.

Como también sería deseable un cambio de rumbo en la liga profesional, la ACB. La gestión que se está realizando de esta liga es muy mejorable, y en aspectos clave, bochornosa. Ni la venta pública de la competición, ni la venta de los derechos televisivos, ni la proyección de la competición merecen a estos gestores. Por favor, cámbienlos ya, y vendamos de una vez un producto que es magnífico, pero que agoniza.

6 comentarios:

  1. Discrepo totalmente en algo: el martes no hay ninguna raya fina que delimite el éxito o el fracaso. Obviamente, de perder, la temporada es absolutamente bochornosa, pero si se gana (como es lo lógico), ni mucho menos pasar a semifinales convierte la temporada en exitosa.

    Temporada exitosa aquella en la que se destituye a un entrenador; se sufre lo inimaginable para entrar al Top 16; se pierde en la copa en semifinales EN CASA contra un equipo clasificado in extremis; después de un gran comienzo, se sufre lo indecible para pasar (como cuartos) el Top 16; se hace el ridículo en Moscu en los cuartos; se pierden infinitos partidos en casa durante la temporada; se pierden partidos en Liga y EL que, de malos, recuerdan a los peores encuentros de la temporada de Spahija; empieza el playoff contra Gran Canaria (sin dos de sus tres mejores jugadores) haciendo dos muy malos partidos...

    ¿De verdad es una temporada como ésta exitosa, por pasar a semifinales? Yo espero que se pase, y que incluso el equipo se pueda clasificar para jugar la final, por qué no, pero ya a estas alturas esta temporada dista mucho de poder ser exitosa.

    ResponderEliminar
  2. Amigo anónimo. el éxito op el fracaso son adjetivos calificativos, y como tales, subjetivos. en función de donde pongamos la raya, algo es un fracaso o un éxito. lo que para mi es un éxito para ti es un fracaso, y los dos tenemos razón, ya que no existe la verdad en ello.Por ejemplo, alguien puede decir que para obradoiro no meterse en la final ACB es un fracaso, y no se le puede llevar la contraria, más allá de no estar de acuerdo.

    Respondiendo uno a uno tus argumentos, te diré que si, se ha echado al entraenador, pero eso, en mi opinión, no incide en absoluto a la hora de calificar una campaña. Se sufre para entrar al Top-16, cierto, pero se entra. Se pierde una semifinal de copa en casa, cierto, pero contra el, a la postre, campeón de Copa y finalista de la Euroliga. Se pierde en el cruce de Euroliga frente a moscú. ¿Ridículo? No se, son opioniones... para mi no...

    ¿El juego? Mentas a Spahija. ¿Consideramos su temporada un fracaso por el juego, o un éxito por el título de liga?

    En fin, que no quiero llevarte la contraria, cada uno tiene su opinión, pero yo no la comparto. ¿Que el juego ha sido malo? De acuerdo. ¿Que se habría podido llegar más lejos? cierto, pero creo que hasta donde se ha llefgado, es un éxito.

    Ahora bien, el éxito cae si caemos el martes. en mi opinión, claro...

    Un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  3. y perdon por la ortografía! malditos teclados de los móviles...

    ResponderEliminar
  4. Joseba, estamos de acuerdo en que el éxito y el fracaso son algo subjetivo. Por eso mismo podemos discrepar, porque cada uno tiene su opinión subjetiva sobre un hecho.

    Para mí, más allá de que el año de Spahija se ganase la liga, un año en el que no se disfruta viendo al equipo no puede ser un buen año. Y este año, el Baskonia no solo me está provocando aburrimiento, sino incluso indiferencia, que es lo peor que un equipo puede transmitir a un aficionado. ¿De verdad podemos hablar de un año exitoso con episodios como el de El Pireo, la mala imagen durante toda la Euroliga, no llegar a ninguna final (cayendo hipotéticamente en semifinales), la destitución de Dusko, partidos como los de Obradoiro, Joventut, Estudiantes, Canarias, CSKA en Moscu, Unicaja, el juego cada vez peor del equipo, la apatía que transmite en muchas ocasiones, más de 10 derrotas en la temporada como local...

    Por no hablar de los desaciertos en la gestión-imagen: tema Rochestie, tema Codeso, tema Cabezas, fichaje de Cook, venta en vísperas de copa de Oleson (buena venta, en mi opinión, pero no el momento), tema Van Oostrum, renovación de Milko...

    Demasiadas cosas para que la temporada pueda ser calificada de exitosa. Y por un motivo claro: el Baskonia es el tercer club más poderoso de la ACB. Siendo esto así, ¿estar en semifinales de algo es un éxito, o simplemente estar en el sitio que le corresponde por plantilla-presupuesto? ¿No ser capaz de superar tu techo es motivo de celebración?

    Si a nivel numérico esto es así, y además un club es un sentimiento, para mí de ninguna manera se puede catalogar esta temporada de exitosa, porque ni se han conseguido logros remarcables a nivel numérico o de resultados, ni el equipo ha transmitido nada, ni la imagen ha sido la mejor.

    Pero lo dicho, es solo mi opinión.

    ResponderEliminar
  5. Saludos de "el amigo de Joe" (y más ahora visto lo visto,,,)

    Fracaso del Baskonia en la temporada 2012-2013 tras caer en el tercer choque de la serie de cuartos frente al equipo de Pedro Martínez y Tomás Bellas.

    Fracaso de un equipo que lleva demasiado tiempo vendiendo por catálogo el carácter que un día tuvo mientras el cliente en casa recibe prepotencia enviada a CONTRAREEMBOLSO.

    Dolor en el alma y vergüenza , por ejemplo , me ha dado ver y escuchar al descanso -con el resultado que se daba en el choque y en la serie- el anuncio sobre la camiseta que se repartiría gratuitamente ¡en las semifinales!....

    Reconozco mi aburguesamiento y el de gran parte de la grada , pero el club en todos sus estamentos tampoco ha sido excepción al respecto.

    Anunciar objetivos prioritarios un escolta y un pivot de nivel-que luego no llegaron- , o una futura gran plantilla para el futuro más cercano no es ni bueno ni lógico.
    Esas cosas se cocinan en casa.
    Antes así se hacía , pero...

    En fin.
    Se acabo la temporada.
    Veremos como se "resuelve" este fracaso y a que nivel.
    Ah! y señores del Baskonia ; como socio me pueden enviar la camiseta a mi casa con talla 2Xl (para que no se diga que yo no soy prepotente también).

    AGUR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu decepción Alfredo, y me quedo también con el detalle de la camiseta. ¡Que torpeza! En fin, espero que cambien las cosas este laaaargo veranò

      Un abrazo

      Eliminar