jueves, 24 de enero de 2013

Una racha increíble.

No es cierto que las rachas sólo sean aspectos estadísticos, y que no tengan ninguna influencia sobre el juego. No te dan puntos, es cierto, ni te hacen más altos, ni más fuetes, ni más hábiles. Pero te dan confianza. Y te dan concentración. Y te hacen sentirte invencible... Y te hace pensar que aunque vayas cinco abajo a falta de minuto y medio, eres capaz de ganar, defendiendo y jugando con cabeza. Y ese es el baskonia de hoy. Un equipo crecido, un equipo en racha.

El Baskonia ha jugado cuatro partidos en el Top-16 de la Euroliga, y los ha ganado. Si uno ve la clasificación, verá como ha ganado a dos equipos que marchan 0-4, más al Maccabi y Oly, ambos con 1-3. Son probablemente los partidos que tienen que ganar. Cuando quieres entrar en un selecto grupo, tu misión consiste en ganar, sobre todo, a aquellos que quieres dejar fuera. Como en la fase anterior se ganó a Milán y Zedevita. Y si puede ser por ventajas que te puedan dar un plus en averages, mil veces mejor.

Pero ahora llega la cuesta de enero. Restan tres partidos frente a los equipos que, como tu, marchan imbatidos o casi. Khimki, que acaba de destrozar a Maccabi, Barsa, que en Europa es otro Barsa diferente y un Montepaschi en el mismo estado de euforia y confianza que el Baskonia, aguardan agazapados para desmontar la racha y dejar tocado al Baskonia. La gran ventaja es que de estos tres partidos se juegan dos en casa. Y que el Baskonia está física y mentalmente en muy buena predisposición para afrontarlo.

El primero que nos viene, hoy, el Barcelona, un Barcelona que viene asustando con Navarro al frente de la expedición, y desestabilizando al Baskonia y alguno de sus integrantes con mareantes ofertas para incorporarse a su causa. Oleson lleva un tiempo pendiente de la prensa o el rumor, y ayer saltaba San Emeterio también como un rumor más... junto a otros...

Pero la pregunta no es quien viene, sino que ha provocado esta racha. ¿Que ha cambiado desde la llegada de Tabak para que todos estén enchufados y con esa confianza? ¿Es sólo una actitud mental o hay aspectos técnicos que han cambiado y lo propician?

Vamos por partes:

Aspecto mental:

No hace falta que os cuente lo que todos habéis deducido/oido/leido ya. Los jugadores están con confianza porque ha desaparecido el principio del cambio por castigo, y se ha instalado el concepto de cambio por agotamiento/faltas + reparto de minutos equitativo donde todos los jugadores saben que les llegará su momento (incluso Cabezas, en su rol de tercer base). Esta situación mantiene al equipo unido y con confianza, y, como se está demostrando, es muy efectivo. Pero ojo, estamos en una dinámica ganadora, donde la dificultad de mantener esto es relativa, y donde la alegría preside el ambiente y el entorno. Espero que no tengamos que llegar a averiguarlo nunca, pero está por ver como reaccionaría el grupo y el entrenador en una dinámica diferente. Ahí es donde la fortaleza mental y la convicción en unos principios te pueden mantener arriba... o no.

Conceptos tácticos de ataque.

Zan Tabak ha cambiado muchos conceptos ofensivos. Ahora mismo el equipo tiene tres axiomas ofensivos.
  1. Equilibrio. Más allá de que en momentos puntuales el equipo siga abusando del triple, el Baskonia ha recuperado el juego interior al poste bajo como opción de ataque. Y estamos descubriendo que nuestros pivots no sólo no eran tan malo como parecían, sino que incluso pueden llegara ser desequilibrantes.  
  2. Conceptos de movimiento y circulación de balón por el exterior, con el fin no ya de generar una ventaja, sino sobre todo de aprovecharla. El balón va mucho menos al suelo buscando el 1x1 y desaprovechando desequilibrios.
  3. Valentía. Pero valentía bien entendida. Los jugadores no especulan, corren y arriesgan. No se pierden muchos balones, pero el ritmo de partido y de anotación se ha incrementado.
Conceptos tácticos de defensa.

La defensa es mucho más rica. La defensa al bloqueo directo se ejecuta diferente en función de quien es el jugador que lo está jugando, llega la segunda e incluso la tercera ayuda y los jugadores recuperan a su hombre evitando los tan temidos y por desgracia habituales desequilibrios jugador grande-pequeño. Además, y como uno de los objetivos importantes el Baskonia va al rebote defensivo con mucha más vocación que antes. Se nota que es un objetivo y no fruto de la casualidad sólo escuchando a Tabak tras los partidos. Cada vez que puede resalta que el equipo se ha impuesto al rebote. El que hable de esa forma del rebote indica que no es un aspecto estadístico más, sino una cuestión de objetivo de partido.

El equipo está muy bien, pero a pesar de ello, aún tiene margen de mejora. Jugadores como Heurtel, Causeur o Pleiss pueden dar un paso más, Oleson puede y debe ser más regular, y Nemanja debe estabilizarse como una gran estrella europea (lo es).

Hay motivos para el optimismo... Hoy de momento, podríamos lograr el 70% del billete a la siguiente fase. Ojalá...

No hay comentarios:

Publicar un comentario