lunes, 10 de diciembre de 2012

El ciego que no quería ver

No está hecho, ni mucho menos. Hay que ganar en casa, y hasta hoy, sólo hemos ganado a uno de nuestros rivales aquí. Pero estamos más cerca. De hecho, hoy, dependemos únicamente de nosotros mismos para clasificarnos, y lo haremos en Vitoria, en el Buesa, con el publico entregado y un rival que si bien aún no está matemáticamente eliminado (podría meterse si nos ganas de más de 20 puntos), no cree en nada desde que Boza Maljkovic los dejase cuando la dinámica empezaba a soplar a favor.


Han bastado un par de partidos ganados, tan difícil pero a la vez tan simple como eso, para darle la vuelta a la tortilla. Y es que siempre había sido así. El problema nunca estuvo en las matemáticas, que se empeñaban en mostrar un calendario más amable que el de sus rivales, sino en el baloncesto. Un equipo que debía modificar su chip mental para empezar a jugar al baloncesto, y superar una serie de paradigmas que con Dusko eran incuestionables, pero que en el mundo actual del baloncesto no lo son.

Y se dio. El Baskonia, hizo lo ¿imposible? ganando en Turquía, algo por lo que muy pocos apostaban. Quizá nadie. Quizá sólo el de los mundos de Yupi... Os adjunto la simbólica prueba de mi falta de fe.


Un partido de los que no entraba en calendario y ¡voila! Por arte de magia el Baskonia pasa a estar “casi” dentro. Bien es cierto que Milán perdió en casa frente a Zalgiris. Aunque sigo creyendo que, aunque hubiese ganado, hubiésemos seguido teniendo las mismas chances de pasar, ya que no era una cuestión de ganar en casa, sino fuera (A ver si Milán es capaz de ganar en Grecia).

El Baskonia ganó en Turquía con un partido de esos que se recuerdan por su seriedad. Quizá el recuerdo que todos conserven sea ese triple en carrera mal tirado de Heurtel, pero yo recordaré siempre la solidez del equipo, que no se cayó en ningún momento del partido... Que llegó a Turquía a ganar y lo buscó con toda su fe y todas sus ganas, con toda su intensidad y... con baloncesto.

Queda mucho por mejorar. Seguimos con mil problemas en la dirección, con mil problemas en el juego al poste bajo y con mil problemas defensivos en el 1x1, pero este Baskonia es sólido, puede aferrarse al Top-16 este viernes y tendrá tiempo para trabajar con más tranquilidad. Una segunda oportunidad que se le puede brindar este año.

Zan Tabak.

Quizá con Dusko también lo hubiésemos logrado. Es posible y hasta probable... Dusko es de esa clase de entrenadores que es capaz de ganar partidos como los de Turquía del otro día. Nunca lo sabremos...

Lo que si sabemos es que quién ganó fue Zan Tabak, y que con su victoria, se ha ganado el puesto de primer entrenador del Baskonia y la confianza del grupo. Es joven y con poca experiencia, pero no lo aparenta, ni entrenando, ni dirigiendo, ni gestionando plantillas ni en las ruedas de prensa. Lleva muy poco tiempo aquí, pero es muy posible que estemos hablando de un gran acierto con su contratación.

Todo esto, sólo vale si ganamos el viernes. Pero no tengo ninguna duda de que vamos a ganar. Ninguna. Igual os adjunto otro papelito de apuestas de estos...

5 comentarios:

  1. Es cierto que un partido lo cambia todo. Esperemos que el viernes lo remate. sí no lo hacen, sería el mayor fracaso de la historia del baskonia.

    ojalá. Saludos,

    Vander

    ResponderEliminar
  2. Sí, una victoria lo cambia todo. Por ejemplo, convierte a los parias en héroes de la talla de Aquiles. Por exageradas, ambas opiniones, la de antes y la de ahora, suelen estar equivocadas. El caso más paradigmático es el de Heurtel. Supongo que todo el mundo ahora hablará maravillas del base y los habrá que confiesen su más sincero arrepentimiento por haber dudado de él.

    Error. Si bien sus condiciones naturales para este deporte son excelentes, incluso en sus grandes actuaciones permanece lo mismo: su inteligencia baloncestística es minúscula. Ante el Efes estuvo inmenso, pero una jugada le retrató: un uno contra cuatro que acabó en canasta pero que obviamente era demencial. Sin rebote. Con sus compañeros muy alejados de la zona. Él solo contra el mundo. Eso no es baloncesto. Quizá en la NCAA o en los playground de NY. No en el baloncesto profesional europeo.

    Y sobre su canasta definitiva ante el Armani, vino un par de minutos después de una jugada en la que perdió el balón de forma absurda dos veces. Dos veces en el mismo ataque. Bueno, Ivanovic lo hubiera sentado y supongo que nos habríamos quedado sin la canasta ganadora. Guiños del juego. Pero creo que ningún entrenador en su sano juicio aceptaría que Heurtel puede ser el base titular de un equipo de élite.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que alguien piensa como yo en el tema Heurtel. A mi me pone de los nervios y espero que juegue cada vez menos. Prefiero a Taylor y a Cabezas, aunque tampoco esten para lanzar cohetes.
    Aupa Baskonia.

    ResponderEliminar
  4. Creo que con el paso de los partidos se ha demostrado que algunos jugadores no estaban con dusko más por la actitud que por otra cosa. Tu dices que no pero yo estoy casi convencido que con Ivánovic los partidos en San Sebastián, contra el milán o el de Turquía no se hubiesen ganado porque el equipo ese hubiese dejado ir. Del te,ma heurtel yo ya di mí opinión, te puede hacer ganar un partido pero también haberte perder dos y un base no está para eso síno para dirigir a un equipo con criterio y sabiendo que es lo mejor para el equipo en cada momento. JOSERRA P.D: ojo que sólo vale la victoria, sí se pierde pararía el milán aún perdiendo en Grecia

    ResponderEliminar
  5. El viernes nos jugamos mucho más que un partido... económicamente el pase al top 16 es muy importante, a nivel de licencias "A" ni te cuento, ya que dos años sin entrar sería muy peligroso para la imagen del club en Europa, y como golpe moral para entrenador y plantilla también es brutal, teniendo en cuenta que hace unas semanas todos dábamos casi por perdido el entrar en esta fase.

    Esperemos que salga el equipo de las grandes ocasiones.

    Para los que hablan de cambiar de jugadores, de jugadores que no valen, de fichajes y demás, decir que según yo lo veo, el equipo está creciendo, está cogiendo fundamentos, y haciendo su particular pretemporada, dejemosle que se asiente, y después ya veremos. Y a Heurtel, sin ser mi base ideal, me parece que no se le trata con justicia... no veo nada diferente entre él y Marceliño cuando jugaba en Bilbao o Juventud. Es joven y hay que darle tiempo para aceptar un rol para el que este año no estaba destinado.

    Por lo demás... joder Joseba, ya se que estamos en crisis, pero... 2 EUROS!!!! Al menos que sean 10 para el partido de Cedevita ;)

    Un saludo

    Brusko

    ResponderEliminar