martes, 20 de noviembre de 2012

Ilusión y hambre


Experiencia al primer nivel, casi cero. Ilusión y hambre por triunfar, toda. El Baskonia vuelve a arriesgar, vuelve a reinventarse y vuelve a sacarse un conejo de la chistera. Pero vuelve a mirar a la misma escuela, al mismo equipo, a la misma filosofía. Tras tener al maestro Boza y a dos de sus discípulos (Dusko y Peras), apuesta ahora quizá por la última estrella que sacó aquella maravillosa generación: Zan Tabak.


Hoy leeréis el currículo de Tabak en cualquier medio escrito, por lo que prefiero no aburrir... Sólo recordar dos apuntes; A nivel de jugador, hablamos de una estrella en Splitt durante 7 años (3 euroligas ganadas), 7 años en la NBA (Houston, Boston, Toronto e Indiana) donde ganó un anillo, y cuatro años en la liga ACB (Real Madrid, Joventut y Unicaja) ganando una Copa del Rey. En cambio, su currículo como entrenador es otra cosa; A la sombra de Joan Plaza, ha sido su segundo entrenador en Madrid y Sevilla durante cuatro años, antes de decidirse a dar el difícil salto a entrenador de élite. Tras una primera temporada en el Girona de la LEB oro, da el salto a Polonia buscando el objetivo que acaba de encontrar... Quitarse el sambenito de segundo entrenador y demostrar que puede entrenar a un equipo del máximo nivel. Ahora lo veremos...

Reconozcámoslo. Ni yo ni nadie creo que seamos capaces de analizar el estilo de juego que querrá imponer Tabak al equipo. Me refiero a nadie fuera del club, ya que ellos seguro que lo han seguido en Girona y Polonia y tendrán todas las referencias... pero a nosotros, los aficionados, nos costará... Nos queda confiar. El Baskonia ha hecho una serie de apuestas en su vida, y rara vez ha fallado aquí. No seré yo quién desconfíe de ellos...

Estreno complicado

Pero no lo tendrá fácil. El calendario le reserva una lucha en desventaja contra dos amigos y discípulos. Si Tabak quiere de verdad arrancar brillando deberá ganar a su maestro en los banquillos, Joan Plaza en Kaunas, y a su maestro deportivo, Boza Maljkovic, en Vitoria.

El efecto Tabak busca revitalizar un grupo al que las matemáticas no abandonan pero al que ha abandonado el baloncesto. En cambio hablamos de un grupo con mimbres para un cesto. Quizá lo que haga falta no sea un empujón tanto técnico como anímico y moral. No hay grandes tiempos para la técnica. Eso vendrá con el tiempo... El Baskonia jugará a lo Dusko en Kaunas, porque no puede jugar a otra cosa, pero quizá, sólo quizá, el revulsivo sirva.

Recuerdo el primer partido de Peras cuando aterrizó en Vitoria. Sin tiempo para nada voló a Treviso donde el Baskonia se enfrentaba a la Bennetton. Pues bien, un Baskonia hundido sacó fuerzas de flaqueza y brindó a Peras una victoria para reafirmar su moral. Toca repetir la historia... Efes, Zalguiris, Milán y Cedevita son muy buenos rivales, pero no rivales a los que se deba tener miedo. A lo que de verdad hay que tener miedo es a nuestro baloncesto. Cambiémoslo. Ya.

Suerte Zan

2 comentarios:

  1. A Malkovic ya no.

    Se ha ido de Cedevita

    ResponderEliminar
  2. Subrayo punto por punto tu reflexión, Joseba. Bueno, como casi siempre. La directiva era consciente de que se necesitaba un revulsivo, el que fuera, para resucitar a un equipo casi muerto. Sobre Tabak, como tú, confío en quienes lo han contratado. Me faltan elementos de juicio. Eso sí, todas las referencias que he pedido son excepcionales.

    ResponderEliminar