viernes, 30 de noviembre de 2012

Brotes verdes

La canasta final de ayer de Heurtel supone una inyección de adrenalina directa al corazón de todos los seguidores baskonistas. Esta remontada, sumada a la victoria frente a Unicaja han despertado el ánimo de la afición, y, probablemente, la autoestima y la moral del equipo, aparte de reforzar, al menos de momento, la figura de Zan Tabak, que si finalmente logra entrar al Top-16, se ganará de hecho un hueco desde ya en el corazón de todos los vitorianos. Quizá estos eran los brotes verdes a los que se refería De Guindos. ¿O eran los que se fumaron Zapatero y Salgado?

 
La pregunta importante es... ¿Pero hemos salido del coma?
 
No. Lo cierto es que no. El Baskonia sigue enfermo... Ha tenido un accidente que le ha dejado tres secuelas importantes, físicas, psicológicas y de baloncesto. El Baskonia ha salido de la UVI, pero sigue en planta. Analicemos sus tres lesiones:
 
Lesión física.

La denuncio Zan Tabak en su presentación, pero es algo que se ha denunciado en este blog desde siempre. HAY QUE CAMBIAR EL CALENDARIO DE COMPETICIÓN FIBA. O el de la ACB. Los equipos no pueden permitirse recibir a los jugadores que vienen de jugar gratis con sus selecciones, días antes del comienzo de la liga, y que encima regresen tocados, como el caso de Milko o Lampe. Además, Rochestie, Pleiss, Casseur, Nocioni, Nemanja y hasta Calbarro han estado lesionados. Suman 7 jugadores de 11, Si. No es una cuestión de mal o poco entrenamiento, sino una cuestión de poder entrenar. Y esto no es un problema de Dusko, por más que digan las leyendas urbanas. El Baskonia sigue físicamente enfermo.
 
Lesión mental.

El Baskonia es un equipo extraño. Duros mentalmente por momentos pero frágil en otros. Dejémoslo en irregular. Ha tenido recuperaciones milagrosas como la de Milán (por 2 veces), la de Valencia o la de Madrid, y desconexiones brutales a la mínima, como en los casos de Zalguiris, Cedevita, Oly, Blusens, Efes, etc... incluso en las victorias, ha padecido de desconexión, como frente a Valencia o ayer.
 
Lo cierto es que mentalmente se ve al grupo mejor desde el cambio de entrenador. Salvo el lapsus (terrible) de Zalguiris, en un partido que jamás debió dirigir Zan Tabak (ni conocía a la mayoría de los que estaba dirigiendo), se ve al grupo con otra alegría. El desparpajo, encarnado en Heurtel, ha vuelto por el Baskonia, y los gestos que hay que buscar porque no enfocan las cámaras son otros. La gente anima, da palmadas, celebra, felicita... donde antes sólo había indiferencia. Espero además que el partido de ayer sirva para dar ese empujón que puede faltar para terminar de recuperar el ánimo. Parece que el Baskonia sale de su enfermedad mental...
 
Baloncesto.

Esta es, sin duda, la lesión más grave que acarreaba el Baskonia a cuestas. Un equipo al que había abandonado el baloncesto y que sobrevivía a base de la calidad individual de jugadores que atacaban sin ventaja, y, aunque no guste reconocerlo, sin orden ni concierto. Esta enfermedad no era patrimonio exclusivo del entrenador, ni mucho menos. La dirección del equipo (o la ausencia de dirección del equipo) unida al extraño liderazgo que se mostraba sobre la cancha propiciaba esta lesión baloncestística.
 
¿A que me refiero? Me refiero a que el Baskonia ha ido claramente de más a menos en cuanto a generación de ventajas ofensivas y defensivas.
 
Ofensivamente, cada partido que pasaba era un partido más crispado, donde cada jugador trataba de sacar el partido por su cuenta y riesgo. Esto no ocurrió hasta el partido de Efes, donde con más o menos problemas, el Baskonia buscaba espacios y tiros abiertos. Pero desde aquel hundimiento el baloncesto se fracturó. Vimos partidos completos de despropósito, como el de Cedevita. En aquel partido se mostró al Baskonia más egoísta que se recuerda, donde cada jugador buscaba su canasta sin ventaja, y donde no había el más mínimo sistema. El nivel de caricatura se alcanzó en casa el día de Obradoiro. La irregularidad en el juego por diferentes motivos de los cuatro pilares llamados a sustentar al equipo, Fernando, por su juego irregular, Nocioni por su elevadísimo (exagerado) nivel de crispación, Nemanja por su lesión, Olesón por sus desconexiones programadas y Lampe quizá sumido en una depresión con su técnico no ayudó en este aspecto. Tampoco ayudó el hecho de que ningún base de los tres se sintiese titular, ni suplente ni tercero. Directamente, que ninguno de los tres bases se sintiese.
 
Defensivamente, el Baskonia se había convertido en una caricatura inflexible de Dusko y sus inquebrantables principios. La defensa sin cintura del pick and roll, con cambios automáticos, era una rémora para el equipo, y daba ventajas en cada ataque al equipo rival cada vez que se producía un bloqueo directo. Olympiakos, con la inteligencia de Spanoulis a la cabeza, perpetraron la máxima expresión de la caricatura, dejando la defensa del Baskonia a la altura del betún. Y no estoy hablando de actitud ni de intensidad, sino de táctica. Aquí sí creo que hay que criticar la defensa que planteaba Dusko, ya que estos jugadores eran incapaces de interpretarla y no fue capaz de encontrar cintura para disimularla.
 
¿Ha recuperado Zan Tabak el baloncesto? Aún no. El Baskonia sigue limitado en ataque y defensa, aunque es imposible pedir a un entrenador cambiar esto en una semana. Absolutamente impensable. Pero si ha introducido en este tiempo una serie de elementos que han mejorado el baloncesto... Fundamentalmente destacan:
 
  • Reparto de roles. En una semana, da la sensación de que cada jugador empieza a conocer su sitio en el equipo.
  • Reparto de minutos. Fin al cambio por castigo, y bienvenida a una rotación con más cordura. Ojo, el método Dusko ha funcionado en mil ocasiones, pero.. ¿Funcionaría siempre? ¿Funcionaría con estos jugadores?
  • Cada jugador en su sitio. Los bases juegan de bases, los escoltas de escoltas, los aleros de aleros, los cuatros de cuatros, y los pivots se pegan dentro. ¿Parece sencillo no? Como concepto, desde luego, si, aunque no siempre lo es.
  • Rebote. La vocación de rebote que ha encontrado el equipo, al menos en los dos últimos partidos, es algo que el equipo agradece de verdad y que puede enmascarar la falta de acierto en algunos momentos.
  • Defensa diferente del pick and roll. No se han modificado grandes cosas atrás, pero si se ha puesto fin al cambio automático en cada bloqueo directo. Y desde ese momento, atacar al Baskonia es algo más complicado. Pero seguimos con déficits en la segunda ayuda o en la defensa al hombre sin balón. Poco a poco.
 
Quiero creer que con la recuperación del baloncesto, vendrán el resto de recuperaciones. Pero seguimos renqueantes...
 
Opciones en la Euroliga.
 
Ya hice un post de las matemáticas del Baskonia y me acusaron de vivir en los mundos de Yupi. Quizá tuviesen razón... Y además, falle en una de las premisas fundamentales, como era la de la victoria en casa frente a Olympiakos. Con aquella victoria, el Baskonia ya no dependería de nadie para estar dentro, pero eso, por desgracia, es basket ficción.
 
Lo cierto es que hoy no dependemos de nosotros mismos. Si Milán es capaz de sacar los dos partidos que le quedan estaremos eliminados. Eso es así. ¿Lo tiene fácil? Probablemente no, juega en casa frente a Zalgiris y fuera frente a Olympiakos. Pero depende de sí mismo.
 
El Baskonia por su parte sólo debe pensar en ganar y esperar. Dos triunfos en lo que resta no le aseguran entrar. Una derrota tampoco le saca matemáticamente. En función de lo que haga Milán puede necesitar ganar los dos, sólo ganar a Cedevita o no necesitar nada porque no dependa de él. Pero si quiero destacar dos datos:
 
  • Uno, los averages ya no cuentan. Es imposible un empate simple con Cedevita, y en un triple empate con Milán y Cedevita, o en uno simple con Milán, el Baskonia siempre saldría ganando (contando con ganar a Cedevita, claro), por encima de resultados de puntos.
  • El segundo es que el calendario no se si le pasa una buena o una mala jugada al Baskonia. Milán jugará la semana que viene sabiendo el resultado del Baskonia. Al Baskonia no le vale con especular, toca salir a ganar y punto. Pero a Milán le vendrá la presión psicológica del resultado del Baskonia. Si Baskonia ganase en Turquía, Milán sabría que de perder frente a Zalgiris, estaría prácticamente fuera. En caso de derrota del Baskonia en cambio, Milán saldría al campo consciente de poder certificar su pase al Top-16. No se... ¿Algún psicólogo en la sala que nos ayude a interpretar esto?
 
En fin, como conclusión final, sólo diré que, si existen los brotes verdes, estos sólo pueden salir en una capital verde. En Vitoria. En el Buesa. Para el Baskonia. Nuestro Baskonia.
 
Ojalá se de el milagro.

3 comentarios:

  1. Joseba, que opinas del rumor que coloca a Nocioni en turquia y a lakovic en Vitoria?

    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi opinión al respecto:

      1. Es evidente que el Baskonia necesita una "reorganización" en algunos puestos. Quizá el principal sea el del base. Rochestie de momento no está cumpliendo con las espectativas y Cabezas, lo cierto es que tampoco. Quizá el único que esté al nivel que se esperaba sea Heurtel, quizá porque no se esperaba gran cosa de él.

      2. Si hay que hacer movimientos, estos no deben ser ahora. Creo que habrá que esperar a ver si estos jugadores logran el pase al Top-16 (aún es posible, aunque difícil), y descentrarlos justo ahora, en los próximos 15 días, con movimientos de plantilla no ayuda.

      3. No conocemos el estado de las cuentas del club. Es evidente que no está para tirar cohetes. Un simple detalle, este año hemos tenido muchas lesiones y sólo hemos tenido un temporero.. Hernandez Sonseca. otros años, con menos problemas, tuvimos más temporeros. esto nos hace reflexionar acerca de como andan las arcas. Si no hay Top-16, sigo sin conocer los números, pero empiezo a pensar en que pueda ser necesario un adelgazamiento...

      4. Nocioni es la estrella de este equipo. Y es la imagen no sólo del equipo, casi también de la ciudad. Pero es también uno de los jugadores más caros de la plantilla, y juega en una posición en la que hay tres jugadores de su perfil. Para mi es insustituible, pero puedo entender que sea uno de los jugadores con “boletos”. Sus dos compañeros de puesto, San Emeterio, pos su condición de jugador nacional, y Nemanja, por su condición de apuesta de futuro y de ingreso por una venta a la NBA, son jugadores con menos posibilidades de salir. Y dicho eso, yo no quitaba a Nocioni ni loco.

      5. No me creo el rumor. No me lo creo porque para que fuese creíble, el intercambio debería producirse de igual a igual. Es decir, me creo un intercambio McCaleb-Nocioni, o un Marcelinho-Nocioni o un Planinic-Nocioni, pero nunca un Lakovic-Nocioni. Cuando pones tu mejor arma, esperas un arma de un calibre similar a cambio.

      6. Acabo diciendo que, un rumor tan extendido, es un rumor sin futuro. El día que haya un cambio, lo descubriremos por sorpresa, y nos dejará a todos con la boca abierta. Es lo que hay en Vitoria...

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Muy buen artículo, como siempre, un análisis original y claro de la situación del equipo.
    Yo principalmente quiero añadir que el cambio de entrenador era absolutamente necesario. Y no sólo por el mal juego del equipo, sino por al ambiente que había en el pabellón. La gente no estaba con el entrenador y no estaba con el equipo. Y eso lo he comprobado en los tres primeros partidos de Euroliga este año. El jueves sin embargo la afición sí que estuvo con el equipo y eso fue clave en la victoria.
    Y lo del cambio por castigo...en fin, aparte de que no ayuda a los jugadores lo peor es que no lo aplicaba a todos los jugadores, a algunos sí (Heurtel siempre) y a otros no (Teletovic).

    Un saludo !

    ResponderEliminar