lunes, 15 de octubre de 2012

Un velero sin puerto

Una de mis frases favoritas es esa que dice que “a un velero sin puerto le vale cualquier viento”. Si le damos la vuelta a la frase, podemos entender que si enfocas tu objetivo en un puerto determinado, deberías desechar algunos vientos, ya que te alejarán de tu destino final. La gran pregunta es... ¿Conocemos el destino final? ¿Sabemos a que puerto vamos?

El Baskonia es un velero a la deriva que aprovechando vientos racheados. Lo mismo arrea para babor, que arrea a toda máquina a estribor. Si nos quedamos con los resultados, hasta ahora, ni tan mal, pero lo cierto es que mirando más allá, vemos la habitación desordenada de un niño caprichoso que no es capaz de hacerse ni la cama.

El desorden y el caos reinan en el Baskonia. Luego hablaré de bajas, pero me centro en lo que tenemos a día de hoy. Dos bases de estilos contrapuestos (Cabezas y Heurtel), dos escoltas (Oleson y Caseur), dos aleros (Fernando y Nocioni), dos cuatros (los dos Bjelicas) y dos cincos (Sonseca y Lampe). Independientemente del estado de forma de cada uno de los jugadores que he puesto, lo cierto es que da para jugar con cierto orden, ¿No? Aparentemente estamos compensados, y no deberíamos recurrir a rocambolescas piruetas para enfocarnos. Pero lo cierto es que no.

En estos últimos días he visto dejar sentados a los dos bases para poner a un escolta a jugar de uno. He visto castigar de forma exagerada un tiro de un cinco, para colocar a un alero a jugar en su posición y he visto a San Emeterio jugar de dos, tres y cuatro. ¿Podemos crecer en este contexto? Afortunadamente nuestros jugadores son extraordinariamente buenos, y hemos tenido la suerte de ver a una pareja de pivots dominantes en Nocioni y Bjelica, dominando el rebote al Canarias, o como manteníamos el orden y el concierto con Caseur jugando de uno, mientras Heurtel y Cabezas se rascaban la cabeza en el banquillo.

Alguno lo llamará polivalencia. Y quizá tenga razón. Pero mi opinión es que estamos a día 15 de octubre y aún no hemos empezado la pretemporada. No se que ritmo queremos imponer... ¿Vamos a jugar a 80 puntos como llevamos jugando estos cuatro partidos? Estoy desconcertado cuando el timón lo lleva un jugador llamado a salir del equipo, y donde el jugador llamado a llevar el timón no juega ni cuando lo hace bien (¿Por que nadie preguntó a Dusko porque prescindió de Cabezas en la segunda parte del partido en Grecia?). Que Nocioni es un jugador como la copa de un pino es evidente, y que puede hacer de todo, algo ya constatado, pero que el equipo juega como las maracas de Machín cuando Nocioni es el cinco, es algo evidente. Y que Nocioni es el cinco en los minutos de la verdad en tres de los cuatros partidos que hemos jugador, es una situación, cuando menos, especial. ¿Que Sonseca no vale a Dusko ni para 48 segundos? Echémoslo. YA. Y fichemos un cinco, aunque sea malo, pero que nos valga para eso, para una rotación, porque al menos tendremos al equipo medianamente ordenado.

He dicho que no iba a hablar de los lesionados, y no quiero extenderme demasiado. Cada uno tiene sus condicionantes... Todas las lesiones son fruto de la mala suerte salvo una. El beso de Pleiss, o el tobillo de Rochestie son cosas que pueden pasar. Pero la lesión de rodilla de Milko no debió pasar nunca. Miento, lo que no debió pasar es que estuviese jugando bolos con su selección, destrozándose la rodilla para luego estar mes y medio parado en el club que le paga. Creo que ya va siendo hora de que las Federaciones dejen de abusar de esta forma de los clubes, y que si se llevan gratis a los jugadores, al menos que sean capaces de compensar económicamente a los clubes cuando ocurran cosas de este estilo.

En cualquier caso, a día de hoy, con dos lesionados (un tercer base y un cuarto pívot), es momento de jugar con algo más de orden. Fijemos el estilo de juego que queremos imponer (busquemos el puerto) y aprovechemos sólo los vientos que nos lleven a él. Dejemos que el velero avance lento (porque hay jugadores fuera de forma y renqueantes), pero que avance en una dirección determinada.

5 comentarios:

  1. Para nada de acuerdo con el artículo,aunque,por supuesto,lo respeto. Cuando se juega a 60 puntos y ordenado,porque se juega a 60 puntos y no hay espectáculo.Cuando se juega a 80 y "se da espectáculo",porque se juega desordenado....¿no será que los que no sabemos a que puerto vamos,somos nosotros?. Yo creo que el equipo esta jugando bien y que aún le falta rodarse y ser más continuo en su juego, pero en ciertos momentos, además de anotar,defiende, y eso es de valorar. Si nos da por mirar con lupa, por supuesto que buscaremos mil fallos, pero ahora y en la jornada 40, dejemos que el barco siga la dirección del viento y ya tendremos tiempo de fustigarnos. Un Abrazo Grande.

    ResponderEliminar
  2. Joseba, la verdad es que yo sí veo un ataque con muchos ás jugadores capaces de irse a 15ptos. Polivalencia o ataque coral, algo de eso.

    ResponderEliminar
  3. Buenas Joseba,

    Pues yo, habiendo visto el mal juego del equipo en los dos últimos años, lo que he visto ésta temporada me ilusiona muchísimo más. Veo al equipo mucho más dinámico y con ganas de correr, cosa que no era así hace poco. Yo estoy 100% confiado de que si las lesiones nos respetan este año daremos mucha guerra. Es más, me tiro a la piscina y digo que haremos mejor temporada que el Barça.

    Un saludo !

    ResponderEliminar
  4. Saludos de "el amigo de Joe":

    Hasta hace casi dos partidos (Olimpiakos en parte pese a la derrota y Gran Canarias con una victoria buena que maquilla todos los golpes anteriores) lo que apunta Joseba en incuestionable.

    Vamos a ver si el Baskonia se asienta sobre los hombros de Lampe y el resto se termina de desarrollar ,o si el equipo vuelve a ser paseado por el viento.
    Veremos.
    AGUR

    ResponderEliminar
  5. Pues yo estoy de acuerdo en muchas cosas de las que dices Joseba.

    Para mi el partido ante Olimpiacos no fue bueno, porque después de remontar una -11, cuando lo consigues no puedes volver a desconectar como lo hizo el Baskonia en el último cuarto. Y en la situación de marcador apretado que se llevaba al final del tercer cuarto y en el último, el tiempo que se jugó con Causer no lo entiendo, y tampoco lo poco que jugó Cabezas (aunque lo haga mal creo que se debe jugar un final apretado con un base que con un dos... ). En el último cuarto desapareció Lampe, en parte porque mejoró la defensa sobre el, pero tampoco entiendo que a penas jugara el último cuarto, y que se jugara con Chapu y Nemo.

    El partido de Canarias fue totalmente distinto, se consigue una ventaja altísima pronto y se llega al final del partido también con esa ventaja. Por eso creo que es momento de darle más minutos a Cabezas, aunque lo estuviera haciendo mal, y más minutos a lampe y a Milko, si no, como van a ir cogiendo ritmo y entrando en el equipo?

    Y para terminar, me preocupa la relación Dusko-Cabezas... espero que no se le haya atragantado tan pronto el jugador a nuestro mister... miedo me da!

    Goyi.

    ResponderEliminar