martes, 25 de septiembre de 2012

Muy pronto

Hoy es día de cuchillos afilados y navajas al viento por lo que vimos ayer en Miribilla. La gente a veces olvida el contexto, pero el contexto es muy importante. Ayer vimos a un equipo sin internacionales, entrenando desde hace mucho y con una sola baja, Hervelle, frente a un equipo tullido, roto en dos por la falta de juego interior y exterior, y con casi todos sus jugadores provenientes de preeuropeos u olimpiadas y con muy pocas horas de rodaje. Sacar conclusiones del partido de ayer, como sacar conclusiones de Zaragoza o Sevilla, es tremendamente precipitado.

Sí hay una cosa que encendió mi alarma interior, y fue Dusko Ivanovic. ¿Por qué está enfadado? Porque es obvio que está enfadado. Su surrealista rueda de prensa de ayer no tiene perdón. Los aficionados, tanto los de Vitoria como los de Bilbao, así como los periodistas, merecen un trato diferente del entrenador montenegrino. Quiero ir al fondo, y no a la forma (si voy a la forma me expulsan del blog). ¿Que hace que Dusko esté tan cabreado? Si la respuesta es el juego desplegado, me contradice. Es muy pronto para sentir enfado. Al menos ese enfado. Dudo que Dusko diese ese simulacro de rueda de prensa motivado por lo que había visto en el campo. No estoy en su cabeza, y por lo tanto me falta perspectiva por los cuatro costados, pero es evidente que hay algo roto. Esperemos que se pueda arreglar.

Entrando a lo poco que nos enseñó ayer el Baskonia, y unido a lo que pudimos ver en el torneo diputación, hay una serie de conclusiones que podemos sacar:

1. El uso de los tres bases. Jugar con tres bases no es sencillo. Sabéis que soy el primer defensor de los tres bases, pero hay muchas formas de hacerlos jugar. El equipo necesita un base titular. Se que es pronto para dar un nombre... Por galones quizá debería ser Cabezas, por antigüedad, Heurtel (aunque el hecho de estar públicamente en el escaparate no infunde excesiva confianza), pero resulta que ayer, el titular fue Rochestie. Vale. Es pronto para definirlo... de acuerdo. Pero al final jugaron los tres bases parecido, sin que ninguno de los tres llegase a aportar nada. Dusko debe elegir su primer base y darle los galones, dar al segundo base su rol dinamizador y dejar al tercer base como portero suplente. De hecho, el valor del tercer base siempre ha sido el del portero suplente. ¿Os imagináis al Barsa de fútbol jugando una final sin portero suplente? Sería impensable. Tiene que estar, porque pueden expulsar a Valdes, se puede lesionar, o puede tener un día tan malo que le cuelen cinco entre las piernas... pero en la mayoría de los casos, lo lógico es que no juegue.

2. El juego interior. Sin lampe y sin Milko, bastante hicieron Pleiss y Nemanja. Nada que decir, salvo que nos dominaron dentro, y que es lógico que nos dominasen dentro. Y que cada día tengo más claro que aparte de Lampe, nos hace falta un pívot de primer nivel. Y no tengo nada claro que Milko sea ese pívot. Aunque si es él, adelante... pero eso si, recemos todos a la virgen blanca para que lampe no tenga problemas físicos este año....

3. El escolta. Es verdad que no estaba Causeur. Cierto. Pero se confirma que Oleson sigue siendo Oleson. Un gran jugador, un muy buen defensor y un buen anotador. Pero no un Rako, un Navarro o un Macijauskas. Sigo apostando por la incorporación de un killer en esta posición...

Por lo demás paciencia... el equipo se irá asentando, los postes irán llegando, y la calidad de los Nemanja, Oleson, Nocioni y San Emeterio será suficiente para ir ganando partidos. Esto sólo acaba de empezar.

Eso si, que alguien, por favor, le devuelva la sonrisa a Dusko. Y que si no tiene nada que decir, no comparezca en sala de prensa. Lo más preocupante de ayer llegó al final.

1 comentario:

  1. Vi el partido a trozos. Está claro que el Baskonia necesita tiempo, por lo menos dos meses.
    No entiendo por qué Cabezas no está jugando más en esta pretemporada, no me cuadra siendo nuevo.
    El equipo tiene elementos positivos e incluso sin la incorporación de un 4 fuerte (no creo que llegue antes de diciembre/enero), podemos ser competitivos.
    Para ello es necesario que Bjelica, Chapu, Lampe y un base sean importantes cada día. Oleson, Fernando y Pleiss aportarán y sumaremos mucho.

    Sé que mucha gente de Vitoria tienen dudas. Es normal, porque las circunstancias que rodean al club no son las que fueron durante muchos años.
    Ivanovic, en principio, es un buen capitán para un a plantilla con potencial y margen de mejora como esta.


    ResponderEliminar