viernes, 18 de mayo de 2012

Victoria sudada

El baloncesto es un juego en el que, si tienes suerte, llegas a los últimos tres minutos igualado, y entonces deciden las estrellas. Ayer tuvimos suerte. Suerte por llegar a ese punto y suerte por gozar del brillo de una estrella como Mirza Teletovic. Una explicación sencilla a un partido muy competido.

El análisis técnico-táctico es complicado. Bilbao jugó a destruir el juego del Baskonia y a intentar sacarnos de ritmo, y lo logró. Pablo no llegó a sentirse cómodo en ningún momento, y Bilbao, gracias a un gran acierto desde la línea de tres (que poco a poco fue bajando hasta desaparecer en el último cuarto) y al alto ritmo que impuso ayer Jackson, llevaba un marcador complicado para el Baskonia, que no se siente excesivamente cómodo a más de veinte puntos por cuarto. Pero en cambio, y simplemente gracias al oficio y la calidad de los jugadores, Bilbao no logró marcharse, y el Baskonia se mantuvo en partido con acierto interior y garra.

El arbitraje fue lamentable. No digo que fuese parcial (no lo fue, ni para Baskonia ni para Bilbao) pero si lamentable. La primera cagada llegó con la técnica a Lampe, que unido a la reacción del público (magnífico ayer), sacó del partido a los árbitros, que entraron en una espiral de técnicas, pasos, dobles, y decisiones equivocadas para ambos de la que no supieron salir. Eso enmaraño mucho un tercer cuarto marrón que dejaba las cosas muy abiertas para el cuarto. En cualquier caso, un análisis de la estadística del tercer cuarto, dejaba a Baskonia dos abajo en el marcador, pero dominando el rebote y con una ventaja de 15 puntos en valoración (curiosidades de la estadística... como decía Boza Maljkovic, “estadística es como bikini, te deja ver algunas cosas, pero no todo...”)

Y llegó el último cuarto. Lampe y Nocioni lo empezaron sentados, junto a Prigioni... Y quizá los tres lo hubiesen acabado sentados si no fuese porque a Heurtel se le fue la cabeza (no en el mate fallado, que eso le puede pasar a cualquiera, sino por intentar corregir su error de inmediato y provocar una segunda pérdida de balón). Eso le llevó al banco, y provocó la salida de Prigioni. Lampe o Nocioni no tuvieron esa suerte... Ni cuando Oleson hizo su quinta falta personal sacó Dusko al argentino. Optó por un Pau Ribas que ayer estuvo mucho más gris de lo que nos tiene acostumbrados.

Mentiría si dijese que entiendo a Dusko en su decisión de no sacar a los dos jugadores más caros de la plantilla en el último cuarto. Lo de Nocioni puede ser un accidente por el elevado nivel que mostró ayer Fernando (aunque no se porque no pueden jugar juntos cuando los escoltan “no están”), pero lo de Lampe no es una cuestión de ayer. Lampe casi nunca juega el último cuarto, en algo que es evidente que Dusko hace adrede, pero que yo, reconozco, no entiendo...

Y no dejo de ponderar las palabras de Nocioni al final del partido, cuando le preguntaron por su ausencia en el último cuarto. Estuvo magnífico... “Los jugadores importantes del Baskonia son Fernando y Mirza, y son ellos los que tienen que definir el partido”. Madurez.

Por suerte ayer fue un partido de estrellas y momentos de inspiración, y el último cuarto fue un cuarto de estrellas. Estuvo inspirado Fernando, estuvo muy bien Nemanja y estuvo soberbio Mirza. Lo dijo Katsikaris y estoy completamente de acuerdo. La calidad de estos jugadorazos decidió el partido...

Ahora toca pensar en Bilbao. Las lesiones de D’or Fisher y Raul marcarán el devenir de la eliminatoria, una eliminatoria que puede terminar este domingo. Esperemos que así sea...

3 comentarios:

  1. Se ganó un partido que se jugó en su mayor parte al ritmo que marcó el Gescrap (con Jackson). Dice mucho del talento de varios jugadores del Baskonia, y muy poco de su juego de equipo.

    La ausencia de Lampe en el último cuarto es otro ejemplo de que la rotación de Ivanovic es sencillamente incomprensible. Como se ganó, no se puede discutir el resultado. Si se hubiera perdido, lo lógico sería pensar que el entrenador ha perdido definitivamente la cabeza y no la va a volver a recuperar.

    Aunque quizá el Baskonia hubiera ganado igualmente con Lampe en cancha en el último cuarto.

    ResponderEliminar
  2. Yo no se mucho de basket pero ¿puede ser que Dusko quiera guardar un poco a Chapu y a Lampe para más adelante?
    Es arriesgado pero necesitamos dar mas responsabilidad a Nemanja (enorme ayer), Heurtel (bien) y a Milko , para cuando juguemos contra plantillas muy largas como el Madrid y Barsa.Siempre pensais lo peor de Dusko.
    Un placer leeros.
    Ezkerrik asko

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que el Bilbao consiguió destruiri el juego del Baskonia, no dejando jugar a Pablo, pero no es menos verdad que fue Pablo el que controló el final del partido como quiso, Pablo y la calidad de Mirza como habeis dicho, pero creo que ayer Pablo fue determinante en los momentos importantes del partido.

    El domingo finiquitamos esto por la vía rápida!!!!

    Hacía más de un año que no veía al equipo en directo y aunque el cuarto anillo corta bastante el rollo, fue consciente de lo mucho que echo de menos ir al pabellón y disfrutar del basket y del Baskonia en directo. Creo que el a;o que viene vuelvo!!!!!!!!!!!!

    AUPA BASKONIA!!!!!!!!!!

    BAT

    ResponderEliminar