martes, 15 de mayo de 2012

A las trincheras

Un playoff de cuartos es una guerra, y cada equipo escoge sus armas. Si es hábil con los cuchillos, coge cuchillos, si está en forma, corre, y si no está en forma ni tira cuchillos, habla y calienta...

Yo creía que la serie arrancaba el jueves, pero resulta que no. Empieza hoy. Fotis no ha debido de ver ni cuchillos ni buena forma y se ha lanzado a cavar la trinchera. “El Baskonia nunca va a tener un mal arbitraje”. Palabras que denotan, aparte de una muy mala memoria histórica, un complejo de inferioridad palpable.

Pero no caigamos en tópicos ni en confianzas. Ni la supuesta baja forma del GBB, ni su supuesta debilidad, ni siquiera el extraño momento de Banic, Jackson o D’Or Fisher con respecto a sus no-renovaciones debe de alejarnos de la visión del lobo. Ese lobo que nos apeó de la Euroliga, que apeó al Real Madrid de la Euroliga y que enseño los dientes al CSKA. GBB es un equipazo, y a tres partidos no hay momentos de forma. El partido del jueves es una final, y como tal hay que tomarla. Si perdiésemos ese partido no quiero ni imaginar lo que sería Miribilla.

Nocioni

Gracias a Dios la Euskal Kopa se saldó de forma positiva. Era un partido trampa, ya que tras ganar de treinta al GBB el partido anterior, sólo podía rebajarte la ventaja mental sobre los bilbainos. GBB tuvo en su mano noquear al Baskonia, cuando con un parcial de 18-0 y en su cancha podían recuperar parte de su orgullo perdido en Vitoria hacía una semana. Pero ni por esas. El Baskonia se recupero mentalmente, y sin hacer nada del otro mundo, acabó sacando petroleo de Miribilla, y no me refiero al título, sino a mantener la ventaja mental sobre el rival.

Pero en ese partido hubo daños colaterales. Por una parte, Nocioni, que en un lance fortuito acabó en el hospital con esguince cervical. Da la sensación de que se recuperará y estará para el jueves, pero... También como daño colateral, aunque positivo, fue la puesta en escena y la confirmación de que Fernando estará de nuevo a tope para el playoff. Gran noticia, ya que con Nocioni y con el en cancha, no sólo sube la calidad, sino que el lema del Baskonia, el carácter, brillará en plenitud. Importante frente a dos tremendos caracteres enfrente como Hervelle y Mumbrú, aunque ni en el peor de mis sueños traspasase un sólo gramo de masa cerebral de estos dos jugadores a nuestros Nocioni o Fernando. Son dos formas diferentes de entender el carácter, y no hace falta que las explique... los dos llevan el suficiente tiempo demostrándolo sobre la cancha.

En el aspecto negativo, la depresión que sigue sufriendo Mirza. Una depresión que Dusko está avivando con continuas broncas y minutos de banquillo para el Bosnio. En cualquier caso, confío en la dureza mental de Mirza, un jugador al que las críticas y las broncas le entran por un oído y le salen por el otro, y vuelve al campo a tirar otro triple. El éxito del equipo depende en gran medida de él...

Nos quedan dos previas antes del partido... veremos que responde Dusko al juego de Trash talking de Fotis, o si el mismo presidente decide entrar en la arena. No me extrañaría nada...

1 comentario:

  1. Están nerviosos, pero OJO, mucho cuidado con relajarse. Son un gran equipo y nos pueden eliminar.

    ResponderEliminar