lunes, 23 de abril de 2012

El extraño momento del Baskonia


La irrupción de Nocioni, esa inyección de adrenalina que nos pegaron a todos, se está diluyendo. Es una pena... suelen decir que lo difícil de arrastrar un tren es moverlo las primeros cinco metros... una vez en movimiento, basta con un tercio de la fuerza para mantenerlo en marcha. Pues bien, el Baskonia es un tren, y su movimiento arrancó con Nocioni y con la victoria frente al Real Madrid... Pero se para.

Nocioni ha pasado de jugar 24,40 minutos frente al Real Madrid a 14,56 a frente a Manresa y... ¡¡ 7,50!! frente a Murcia. ¿No debería ser una curva completamente inversa? No entiendo nada... Desconozco el estado en el que ha llegado el Chapu a Vitoria, tanto físico como baloncestístico, pero dudo que sea tan malo como para seguir esta curva.

A todo esto, Baskonia no es que esté tan boyante que pueda permitirse el lujo de prescindir del Chapu... recordemos que ha anotado 67 puntos al Real Madrid 70 al Manresa, y 71 Murcia. Casi nada... (o casi de nada)

Así que sí, me preocupa, y mucho, porque el éxito o el punto de inflexión que buscaba Baskonia se llamaba Nocioni, y porque no entiendo el que cada vez juegue menos, cuando se supone que debemos integrar a base de minutos a un jugador que los necesita porque no los ha jugado, y que está llamado a ser el factor diferencial del equipo.

Olvidando el caso Chapu (el más importante ahora mismo para mi), lo cierto es que el Baskonia sigue tremendamente irregular (o regular a la baja, según se mire). No anota, no corre y juega sin pulso, a impulsos de triple y arrastrando una inercia de equipo grande que le permite ganar sin brillantez, pero que debe cambiar para jugar frente a equipos mejores que el tuyo.

También preocupa cada vez más la situación de Heurtel. Es posible que lo que le ocurre sea falta de confianza, ya que a veces parece que pierda los balones por precipitación o ganas de demostrar de más, pero lo cierto es que un base del Baskonia no se puede permitir semejante grado de imprecisión en la dirección. Ahora mismo es el aspecto más grave que acarrea Baskonia, un aspecto que yo reforzaría de cara al playoff sin ninguna duda, con un jugador del estilo del Palacio que llegó para darnos la liga, un jugador experto capaz de dar un descanso solvente a Prigioni. Tras muchos meses de ver a Heurtel, no le veo, este año, capaz de asumir ese rol.

Aspectos positivos

No todo va a ser negativo. Sabéis que soy optimista por naturaleza (aunque cueste digerir este pobre juego), y siempre encuentro razones para el optimismo... la hay;

En el Baskonia hay jugadores que no creía capaces de hacer lo que han hecho (Oleson y Lampe fundamentalmente), y que me están demostrando su capacidad, mientras que hay jugadores que no necesitan mostrarme su capacidad porque es de sobra conocida (Mirza o Nocioni) y no la están mostrando.

Como sea que no me preocupa el momento actual de Mirza o Nocioni, porque se que estarán cuando llegue el momento, me alegra el estado de Lampe u Oleson, y tengo confianza en que Prigioni, Ribas o los Bjelicas puedan dar el toque que haga falta para poder competir frente a quien sea.

Descanso de Pablo.

Es evidente. Con este Heurtel, y con Dusko en el banco, se prevé unos playoffs donde Pablo deba asumir 38 minutos por partido. El objetivo ya no es ganar a Barcelona Joventut o Bilbao. El objetivo ahora es que el día 17 de Mayo, cuando arranque el playoff, los jugadores clave del Baskonia estén en el mejor momento físico posible.

Pablo para, y hace bien, y San Emeterio debe descansar mucho para que su pubalgia desaparezca a tiempo. No queda tanto para el playoff...

No hay comentarios:

Publicar un comentario