miércoles, 11 de enero de 2012

Walsh y Lampe llegan, Dorsey se va, mientras el Baskonia se acostumbra a ganar


El Baskonia ha ganado sus últimos seis partidos de la ACB. No me atrevo a ir en un análisis más profundo de la situación actual.

No se si se puede juzgar con coherencia el juego de un equipo que si ya nace corto con bajas cubierta por temporeros NBA, además se acorta a si mismo con la no utilización de las piezas disponibles. Dorsey dejó de contar hace mucho y ha pasado a ser historia del Baskonia. Golubovic empezó jugando algo, y ha pasado a desaparecer en las profundidades del banquillo. No es un grandísimo jugador, ni es un cinco de los que marcan diferencias, pero tampoco se si es tan malo como para no pisar el campo frente a rivales como Joventut o Fuenlabrada. La baja de Ribas pone la puntilla... El Baskonia tiene el equipo más corto de la ACB.

Dos bases, Prigioni y Heurtel, un escolta, Oleson, un alero, Fernando, el comodín Nemanja desubicado entre el tres y el cuatro, y dos cuatros que juegan de cuatros y de cincos, Milko y Mirza. 7. SIETE. Podrían haber sido nueve con los dos cincos, pero son siete. Es verdad... la calidad de ambos es insuficiente, pero es posible que ambos sean, al menos, tan buenos o malos jugadores como Andy Betts o David Doblas, y estos dos cincos están dando rendimiento en Donosti y ayudándoles a ganar.

Y aún y todo, se han ganado seis partidos consecutivos.

Toca recomposición.... Vayamos por partes;

Walsh. Es un jugador que me gusta, intenso, completo, capaz de defender y capaz de decidir un partido con su calidad ofensiva. Pero ese no es el problema... El problema es la provisionalidad que rodea al fichaje y el uso que se vaya a hacer de él. ¿Es el jugador que viene a sustituir a Ribas hasta que se recupere? ¿Es el jugador que viene a sustituir el hueco dejado para el matador Williams? ¿Es simplemente alguien que viene a aportar?

De las intenciones del club y el entrenador con este fichaje puede depender el rendimiento del jugador (y no al revés). Creo que Walsh tiene experiencia y calidad suficiente como para ganarse un hueco para el resto de la temporada. ¿Lo queremos para el resto de temporada?

Dorsey. No puede ser tan malo como lo que hemos visto en Vitoria, pero su actitud, tanto dentro como fuera de la cancha, no ha sido la que el Baskonia exige a sus jugadores. Yo, lo reconozco abiertamente, estoy profundamente decepcionado con Dorsey. Vino como un especialista defensivo, y se ha mostrado incapaz de interpretar la defensa europea y a sus árbitros. Y sabíamos de su baja calidad ofensiva, pero es que la realidad ha superado las expectativas.

No se va al paro... ha fichado por Olympiakos. Por desgracia este año, entre semana y por la tele, tendremos la oportunidad de ver si en su segunda oportunidad europea, Dorsey es capaz de adaptarse a este baloncesto y a una disciplina de equipo. ¿Se sentará dos metros detrás del banquillo con Ivkovic?

Lampe. Paciencia. Mucha paciencia. Llegará a finales de enero un gran jugador, o al menos llegará el cuerpo de un gran jugador. Para que llegue la mente, y la aptitud, Lampe deberá superar su lesión. Parece que físicamente está a punto de superarla. Su estado de forma y su miedo deberá superarla también. No voy a hablar más de Lampe porque necesito verlo jugar unos pocos partidos para ver cual es su estado y en que medida puede ayudarnos este año.

Acabo lanzando una reflexión:

La baja de Dorsey es una más de los errores que se están cometiendo en el fichaje de jugadores extracomunitarios... Entre jugadores lesionados, jugadores inadaptados, jugadores incapaces de asumir una dinámica de trabajo y disciplina como la que se exige en Vitoria y jugadores directamente apartados por el entrenador, lo cierto es que Dorsey sólo representa un escalón más de una política de fichajes que está fallando.

Baskonia hace dos tipos de fichajes;

Los fichajes de jugadores de futuro, llamados a ser jugadores franquicia en el futuro (Mirza, Nemanja, Heurtel, Musli, etc, etc..) en los que a pesar de que el acierto no es tan alto como antaño, la política sigue siendo acertada (en mi opinión). Se podrá criticar alguno de los fichajes, o tener poca paciencia con algún otro, pero ahí el Baskonia sabe moverse, y se mueve muy bien.

Los fichajes inmediatos. Esos que fichas para que te den un refuerzo hoy. Los americanos, los temporeros... Aquí es donde veo que la política hay que replantearla... Se que el mercado es cada día más complicado, y que no existen duros a cuatro pesetas, pero se está fallando mucho. O eso, o hay que exigir al dirige al grupo que se adapte a este nuevo mercado y utilice lo que se le pone a su disposición con mayor flexibilidad y mano izquierda.

Hay que reflexionar... el quedarse fuera del Top-16 debe servir también de toque de atención para que seamos todos conscientes de que estos errores acarrean consecuencias. El año que viene hay que llenar un campo de 15.000 espectadores, y eso se consigue ilusionando al público. Ganar, por si mismo, no ilusiona... vemos como el Baskonia va ganando, pero el público está muy desilusionado con el juego que se está desplegando. Hace falta una chispa diferente...

3 comentarios:

  1. Saludos de "el amigo de Joe":

    Amigo Joseba , lo has clavado.
    Gran análisis de la actualidad Baskonista.
    GRACIAS.

    AGUR

    ResponderEliminar
  2. Kaixo,
    Nos estamos quejando del mal juego. Estoy de acuerdo hasta un cierto punto. Desde la derrota en Euroliga (e incluso antes, recordad el partido contra el Nancy o el que jugamos frente al Barsa) el juego ha mejorado bastante. El partido ante el Joventut, por poner un solo ejemplo, fue bastante bueno. Me recordó mucho el Baskonia dominador de hace unos años. Yo creo que Dusko ha encontrado, por fin, un núcleo de jugadores que responden a su visión del juego. Ahora solo falta que las últimas piezas (Lampe, Walsh) se acoplen bien y pienso que podemos tener una versión bastante maja de nuestro equipo.

    ResponderEliminar
  3. Gran reflexion.

    Hablas del tino con los fichajes de jugadores franquicia, aunque hoy se acaba de marchar nocedal.

    ¿Quien fue el último en triunfar, Mirza? porque del resto no vamos bien. Ni Nemanja, Ni Heurtel, ni Nocedal, ni Musli. y a ver que pasa con Van Ostrum.

    Un saludo

    ResponderEliminar