lunes, 6 de junio de 2011

Balance a un año extraño


Pasado ya un tiempo de la finalización de la temporada, va siendo hora de hacer un balance a lo que ha ocurrido en esta temporada 20010-2011. Pero antes de empezar, quiero aprovechar para felicitar a un club de basket, vitoriano, que además es parte de mi pasado, ya que yo mismo jugué en el Araberri hace ya unos años, en la categoría senior.

Zorionak a Javi Domaika, a Santi Abad, a Oscar, a Roberto, a Iñaki Merino, a Ander Pinedo, y a todos los integrantes de un equipo que se ha ganado la posibilidad deportiva de jugar en una categoría apasionante, y que ahora deberá trabajar en los despachos (probablemente despachos institucionales) para lograr la financiación que permita al Araberri representarnos en la LEB Plata. ¡¡Zorionak!!

Volviendo al Baskonia, toca hacer balance de un equipo que no ha llegado este año a las cotas que nos tiene acostumbrados, aunque tampoco ha protagonizado ningún descalabro que deba preocupar, como puede deducirse de algunos balances que he tenido la ocasión de leer o ver.

El balance los voy a hacer en dos artículos. Hoy hablaré de juego y resultados, y dejaré el análisis a nivel individual de los jugadores por puestos para el siguiente artículo.

El Baskonia se ha quedado este año a justo un peldaño de todas las finales posibles, sin llegar a tocar ninguna. A un peldañito de la final de la Supercopa, cayendo frente al Power, a un peldañito de la final de copa, cayendo frente al Barsa, a un peldañito de la Final Four, cayendo frente a Maccabi, y a un peldañito de la final ACB, cayendo nuevamente frente al equipo catalán. A un escaso peldaño... Ahora bien, sin descalabros... sin quedarse sin jugar la Copa del Rey, pasando el corte del Top16 y colándose en el Top-8, pasando el corte de cuartos de la ACB.

El balance en cuanto a resultados, es bueno. Si, es cierto, no se ha jugado ninguna final, y es cierto también que el Baskonia hace ya muchos años que nos tenía acostumbrados a jugar siempre alguna final (o incluso a llevarse siempre algo para la vitrina), y desde ese punto de vista, este año nos hemos quedado a las puertas... pero teniendo en cuenta el potencial económico de los dos grandes equipos de fútbol, y la creciente dificultad que tienen todos los equipos para configurar plantillas de calidad en un mercado en el que la NBA o los grandes equipos se llevan casi todo el talento, a pesar de que colarse en las finales es posible (como ha demostrado Bilbao Basket), lo cierto es que es tremendamente complicado.

Calificaría la temporada, clasificatoriamente hablando, de notable.

Ahora bien, si olvidamos la clasificación y los resultados, y bajamos a ver el juego que ha desplegado este año el Baskonia, quizá la nota deba bajar unos cuantos puntos. Este Baskonia no ha llegado a dar confianza, con su juego, en prácticamente toda la temporada. El Baskonia ha pasado a ser un equipo sólido en casa e inofensivo a domicilio. Me quedo con un partido fuera de casa, donde el equipo mostró su grandeza, aquel partido que jugó en Lituania para meterse al Top-8 frente a Lietuvos... quizá también el triunfo en La Roca de la primera ronda de playoff, pero al fin y al cabo, Gran Canaria y Lietuvos no son rivales de una entidad superlativa, y el Baskonia frente a los grandes de verdad, como Madrid, Barsa o Maccabi no ha llegado siquiera a competir... Además, ha caído demasiadas veces a domicilio y frente a rivales inferiores a el.

Defensivamente, y quién lea el blog, sabe que lo he repetido hasta la saciedad, el Baskonia no ha sido un equipo digno del entrenador que lo gobierna. Flojo en el 1x1, inoperante en la primera ayuda y sin saber el significado del concepto “segunda ayuda”. Otros entrenadores podrían haber maquillado este defecto (gran defecto) con otro tipo de defensas zonales, pero no Dusko. Dusko siempre ha confiado en la defensa en hombre, aunque si tus soldados no te siguen, hay que tener cintura para admitirlo y probar otras cosas...

Partiendo de la inconsistencia y debilidad defensiva, el ataque tampoco ha ido a solucionar los problemas del equipo. Este año hemos visto a un equipo capitaneado por Mirza Teletovic, y Mirza ha metido al Baskonia su forma de ser y de jugar, como en estas películas de posesión o exorcismo, donde un espíritu entra a un cuerpo y lo posee, Mirza ha poseído al Baskonia, y le ha dado su toque... Mucho triple, con buen porcentaje aunque con mala selección de tiro, juego interior a cuentagotas, anarquía ofensiva, posesiones cortas... de esos ataques en donde cuando el triple entra, todo va rodado, pero cuando no entra, se sufre para buscar alternativas. El balance ofensivo de mirza es el balance ofensivo del equipo. Irregular, brillante pero impredecible. Mata o te mata.

Si hay que valorar el juego, habría que poner dos notas... Defensivamente, y por primera vez desde que conozco a Dusko como entrenador del Baskonia, toca suspenso. Ofensivamente, aprobado, a veces brillante y a veces desesperante...

6 comentarios:

  1. Joseba, discrepo en algunas cosas. Para mi calificar la temporada de notable es "demasié pal cuerpo".
    Este año me he aburrido y desesperado a partes iguales con los partidos del equipo. Por no hablar del ridículo de muchos partidos fuera de casa, donde era una banda superable por el mismísimo Araberri (por cierto, al que aplaudí en Mendi su triunfo y aplaudo desde este blog su gran temporada)
    No soporto además la indolencia del equipo atrás. El equipo tampoco ha demostrado lo que daba personalidad a este club: el carácter o sus derivados más fuertes.
    La plantilla no estaba al nivel de los futboleros, pero es/era una gran plantilla de la que casi todos esperábamos muchos más. No me atrevo a decir si la culpa es de los soldados o del mariscal de campo.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que Joseba lo ha explicado perfectamente. Si asumimos que no hay que exigir finales al baskonia, un notyable en resultados. Yo creo que se le debe exigir al menos alguna final, por lo que no le pasaría del bien.

    En cuanto al juego, suspenso. Poco fiables, aburridos, monotonos y sin sacar una sola victoria medio decente fuera de Vitoria.

    Espero que el año que viene sea mejor

    Saludos,

    Vander

    ResponderEliminar
  3. Saludos de "el amigo de Joe"

    Para mí , sumando todo y a pesar de las posiciones finales en las diferentes competiciones , la nota se queda como media final en un bien tirando hacia abajo.

    El equipo ya no sólo no defendió bien nunca sino que además fue incapaz de jugar ni un sólo partido los 40min al cien por cien.

    Además fue incapaz de superar a lo largo de la temporada (a pesar de los diferentes cambios en la configuración de la plantilla) los males que se apuntaron ya desde el inicio. Estos fueron desequilibrio en el juego , constantes perdidas de balón , poca capacidad de rebote , y la ya apuntada ausencia de defensa.
    Por muy buena plantilla que se contase con estos errores es imposible ganar nada.
    Gris temporada.Me aburrí incluso en más de un partido y sentí verguenza en muchos de los disputados fuera de Vitoria.
    Siento ser tan crítico.

    Mil gracias por este foro de debate.
    AGUR

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con el amigo de Joe. Año ramplón y aburrido. Pero me preocupa el futuro.

    Si vamos a aspirar a jugadores como Heurtel, ¿Que será del baskonia? en fin, habrá que tener confianza en Josean

    ResponderEliminar
  5. Por cierto Joseba, podrías comentar la NO-Entrada del Baskonia en el Alavés.

    Creo que es algo bueno para el Baskonia pero malo para Vitoria y sus ciudadanos

    Saludos,

    Iñaki

    ResponderEliminar
  6. Aupa Bakonia!

    Yo me pregunto desde mi ignorancia, un poco comparando las plantillas de los dos últimos años, en el equipo titular el único cambio es Tiago, ¿no? Y es en el banquillo donde ha habido las diferencias, ¿no?

    Creo que esa ha sido la diferencia respecto a otros años, que el banquillo no ha podido oxigenar al equipo titular. Siempre hemos tenido un equipo titular potente, pero igual el banquillo respondia con más caracter (¿ganas?¿mala leche?). Este año creo que el banquillo tenía mas calidad, pero menos chicha ...

    En cuanto a una nota, pues depende con que se compare, si esque hay que comparar. Yo le pondría un 7 (estamos muy mal acostumbrados a que el Baskonia sea junto al Barsa el equipo del siglo XXI en la ACB).

    El siguiente año, a por todas las finales y algún trofeo!

    iou

    ResponderEliminar