viernes, 25 de marzo de 2011

Por supuesto que podemos


Fin al idilio, a la confianza desmesurada y a la confianza plena. El mundo del baloncesto es así, pasas del blanco blanquísimo al negro negrísimo en cuestión de segundos... con el triple de Mirza y la esbardaña de Eliyahu de tres (cuatro arriba a falta de un minuto y posesión), la serie era blanca, la euforia desbordaba, y la final four se acariciaba con los dedos... Tras el canastón de Pargo, en cambio, la serie se volvía negra, con un pesimismo desbordante y una sensación de oportunidad histórica perdida.

Ni tanto, ni tan calvo. Entre el blanco y el negro, siempre han existido los grises, y quién quiera verlo sólo en dos tonos, está anclado en el pasado... Hoy en día, los libros digitales los venden con 16 niveles de grises, y la serie frente a Maccabi es tan rica, que 16 se quedan cortos...

El partido fue magnifico, de los de guardar en una videoteca para pasar a los futuros entrenadores. Defensas ricas en matices, desde las zonas planteadas por Maccabi, a los cambios automáticos, pasando por presiones y match ups... Por parte del Baskonia técnica de desgaste para Sofokles, cambios automáticos y ayudas defensivas.. Todo un repertorio conjunto. En ataque, el planteamiento interior de Maccabi fue clarísimo. Independientemente de contar con la inestimable colaboración de Scorchinitis en ataque (algo con lo que quizá no contaban), el planteamiento era claro, sacar de partido a Barac de inicio con ataques constantes contra él. Lo logró... eso si, no contaban con Batista, y ahí el planteamiento de Dusko fue magnífico. Por otra parte, en la segunda parte, cuando el animal no podía ni arrastrarse (estaba destrozadito), Marcelinho buscaba una y otra vez a Batista que sacaba falta o se colgaba del aro con facilidad. También vimos soluciones de jugar con cuatro pequeños por el Baskonia, o por el Maccabi... Un sinfín de detalles que para el espectador neutral hizo del partido todo un espectáculo.

Pero además, estaba el factor emocional. El Baskonia puso su mejor versión de juego junto a su versión más caliente y de carácter de la temporada, sacando por tanto un rendimiento magnífico de sus piezas.... ¿por que no ganamos entonces? 8. Un número a veces suficiente y otras veces corto, pero que pensando en una serie larga, da lo que da. El viernes pasado, ocho jugadores jugaron con Cajasol, el martes, 8 jugadores se enfrentaron a Maccabi, y el jueves, los mismos 8 lo volvieron a intentar. En los momentos finales, con tantos minutos a sus pies, Marcelinho se la botó en el pie, Logan falló una bandeja o el mismo Logan se quedó sentado en un quiebro ante Pargo que, todo hay que decirlo, anotó el único tiro lejano que intentó en el partido en el momento más importante. Sí, el cansancio condenó ayer al Baskonia, en un último minuto en el que pudo ganar y casi-sentenciar la eliminatoria, pero que le condena a ganar en Israel al menos un partido.

¿Puede? Pues claro que puede, estaría bueno... como ha podido Maccabi ganar en Vitoria, como ha podido Power ganar en Madrid, Montepaschi en Atenas o PAO en Barcelona. ¿Es difícil? Por supuesto, claro que es difícil... tremendamente difícil, pero nunca imposible.

Lo más complicado de superar será el factor cansancio... Maccabi ya está en Israel esperando sentado al Baskonia y descansando a su mastodonte. El Baskonia viaja mañana a Menorca (donde yo me conformo con que no se lesione nadie), a pelear con los 8 en nuevo partido ACB de ahí a Madrid y a Israel, a jugar otra vez en dos días dos partidos. Es decir, entre el viernes pasado y el miércoles en el que previsiblemente se podría jugar el quinto partido, creo que suman 19 días, el Baskonia habría jugado 8 encuentros. Con 8. Los mismos 8 que llevan mil minutos ya acumulados en sus piernas... Ya, ya se que el cansancio no existe, pero...

Por otra parte, he visto a Baskonia superior, en líneas generales, a Maccabi a lo largo de los dos partidos. Hay que mantener el optimismo, sin olvidar el realismo. Será muy difícil, pero nadie dijo que fuese fácil...

¡Aupa Baskonia!

4 comentarios:

  1. Uf! Que dificil se ha puesto. creo que es casi imposible ganarles en su campo.

    Aunque este año el baskonia, en euroliga, ha jugado muy bien en campos dificiles como el de Panathinaikos, Lietuvos o Unicaja, creo que con la final foyur en la mirilla, Maccabi no dejará escapar su oportunidad. Espero equivocarme.

    Vander

    ResponderEliminar
  2. aupa!!
    yo ayer lo veía blanco, por la noche negro y hasta hace un momento, no lo tenía muy claro. Pero he visto la LUZ!!! ;-)
    Estoy convencida de que vamos a ganar uno de los dos partidos (tal vez los dos), y el quinto lo jugamos en casa (josean se pondrá muy contento).

    Aparte de los sentimientos, estoy contigo Joseba, yo también pude ver a nuestro equipo más centrado, agresivo, y superior (por qué no?) que al maccabi. Asi que todo puede suceder. In Baskonia we trust, o In Dusko we trust!!! :-)
    upss perdón por la txapa,
    saludos,
    koska

    ResponderEliminar
  3. Yo lo veo muy dificil, primero porque el maccabi es un equipazo y ademas en su casa siempre se transforma, recuerdo que solo ha perdido un partido en su casa este año y fue contra el barcelona y en la prorroga y ademas mereciendo haber ganado antes de que llegara la prorroga. Tienen un banquillo muchisimo mas largo que el baskonia y en estas series tan largas predomina el desgaste fisico pero bueno estando el baskonia de por medio y viendo la final de la acb del año pasado u otros casos cualquier cosa puede pasar. Pero repito me da que el maccabi va a pasar por lo civil o por lo criminal, conviene que este en la final four por todo lo que arrastra y ademas los arbitros van a salir cohibidos a una cancha tan caliente. Por otro lado si el Madrid supiera explotar su banquillo estoy convencido de que el madrid tambien va a ganar algun partido en valencia porque el power al igual que el baskonia esta jugando con practicamente con ocho jugadores y es porque no tiene mas, al contrario que el baskonia que si dusko quisiera podria rotar pero el es partidario de jugar con siete u ocho jugadores pero a tope. Me pregunto porque el Madrid no utilizar mas a Begic que es un tio que puede hacer muchisimo daño por dentro y puede desgastar tanto a lischuk como a javtokas que son los unicos pivots que tienes el valencia:¿tan dificil es de entender que salga aunque solo sea para hacer cinco faltas en cinco minutos pero jugar duro? En fin me da que mas de una serie se va a ir a los cinco partidos pero desgraciadamente me da que ver a tres equipos acb en la final four no se va a cumplir.

    JOSERRA

    ResponderEliminar
  4. Ahora más que nunca aupa Baskonia!Porque ganar un partido en Israel le va a dar más épica a nuestro acceso a la F4 y todos valoraremos más el logro.Creo que ganando 3-2 pero con los 3 de casa,la gente no iba a valorar como es debido el exito(que pena no llenar el pabellón en estos partidos,que mal acostumbrados estamos).La receta para ganar en TelAviv parece "sencilla":
    1º FE.El equipo debe creer que puede ganar(si no corre el riesgo de salir escaldado).Ademas la principal virtud de nuestro entrenador es esa,espero que una vez más sepa convencer a los jugadores que ganar en Israel es posible.
    2ºDEFENSA.Más intensidad defensiva en los exteriores para no ser sobrepasados en los 1x1(especialmente Marcelo y Logan,ah,y que Oleson llegue a la serie)y más dureza en Barac(que todos sus cabreos los canalice hacia los pivots rivales y no contra el mundo)
    Y 3º RITMO LENTO.Ritmo lento, por favor.Nada de correr que es lo que quiere Maccabi,ademas nos desgasta a nosotros(estamos 8).Hay que acordarse de la semifinal y final de liga pasada e imponer un ritmo pausado al juego.Para ganar,ellos no deben llegar a 70.
    AUPA BASKONIA!

    ResponderEliminar