jueves, 24 de marzo de 2011

No habrá grandes cambios, pero será muy diferente


Segundo partido de una serie que marca el camino a la final four, y para ambos equipos, el partido más importante (hasta que llegue el tercero). Si el primero es el que, dicen, marca la serie, el segundo partido es el que te prepara para el viaje, y el Baskonia, históricamente, ha pasado más series cuando ha ganado el segundo que cuando ha ganado el primero... Así de memoria me acuerdo de primeros partidos ganados que dieron al traste con una serie a cinco; Kinder de Bolonia (primera victoria en Bolonia en aquel partido en el que Oberto hizo tres faltas en los primeros minutos), final de liga frente al Real Madrid (de infausto recuerdo), semifinal de liga frente a Estudiantes (serie que el Baskonia arrancó en tromba con un infalible Macijauskas), semifinales de liga frente al Barsa (Con Scola haciendo de las suyas al poste bajo), acceso a la final four frente al Barsa (con la guerra abierta Santiago-Tiago, que arrancamos la primera en el Palau cosiéndolos a triples y con un gran Prigioni), etc, etc... Todas estas series, todas, tienen en común que arrancaron con el 1-0 para el Baskonia (ó 0-1), y en todas, el Baskonia perdió el segundo (por no recordar que acabamos perdiendo las series)

Esta primera introducción no es más que para frenar euforias, recordar a los que creen que ganar el primero es condición suficiente para pasar la serie, y para motivarnos, todos, de cara a este segundo y decisivo choque.

Hoy voy a intentar explicar que significa una frase que oímos a jugadores y entrenadores, que repiten periodistas y analistas deportivos, y que en realidad, es de difícil comprensión para la mayoría.

A la pregunta, ¿Que esperas de este segundo partido? La respuesta habitual es... Espero un partido muy diferente al primero, donde se ajusten cosas una vez visto el primer partido, pero no hay tiempo para hacer grandes cambios ósea que... ¿En que quedamos? ¿Hay tiempo para hacer cambios o no? ¿Como se ajustan estas pequeñas cosas? ¿Como es posible esperar un partido muy diferente si no hay tiempo para plantear cosas diferentes?

Todo esto que parece una incoherencia, en realidad, no lo es...

Planteamiento de partido frente a planteamiento de equipo

El planteamiento del partido puede ser diametralmente opuesto de un día para otro, mientras que el planteamiento de un equipo no puede tener grandes cambios. Me explico, un equipo prepara unos sistemas defensivos determinados, unos sistemas ofensivos claros, y plantea los roles importantes de los jugadores clave antes de empezar la serie. Esto no varía. Nunca. Ya puede ser una serie al mejor de cinco, la mejor de tres o al mejor de siete... Con dos días entre partidos y partido, nunca se cambia un sistema de juego, ya que no habría capacidad por parte de los jugadores para asimilarlo. Ósea, que Maccabi seguirá jugando a la americana y el Baskonia seguirá abusando de la línea de tres. Con seguridad.

Otra cosa es el planteamiento de partido. La forma de plantear un partido si cambia. En el deporte moderno, con equipos tan armados, los partidos nunca se plantean a frenar a los 12 jugadores en cancha, o a frenar todos los sistemas de ataque del equipo rival. Sobre todo, porque es imposible. Hay que elegir, buscar piezas claves y apostar.

Como ejemplos de planteamientos de partido se me ocurre recordar al Maccabi de Pini Gershon planteando una final four a arrear con una defensa rotativa y cambiante a Prigioni, para que no crease. No le importaba que Scola, Tiago o el tirador de turno anotasen, pero si que querían evitar bajo cualquier concepto que Prigioni pensase. Le salió redondo. Otro caso que todos recordaremos fue el planteamiento de Xabi Pascual de frenar a Tiago en aquel cruce previo a la final four. Sacaba a Santiago titular con un único objetivo e iba dando relevos y continuos 2x1 para frenar a Tiago. Sin importarle el daño que pudiese hacer el Baskonia desde el perímetro. Por cierto, que Pascual repitió este planteamiento el año pasado en la final de liga, pero no tuvo un Santiago en sus filas que le hiciese bien ese trabajo. Otro caso sonado fue el planteamiento de Scariolo en la final de liga que nos ganó Unicaja para frenar a Luis Scola y su conexión con Prigioni.

Eso si puede variar... tanto en ataque como en defensa, y eso es lo que hace que los partidos, a pesar de ser jugados por dos equipos que no cambian sistemas, sean muy diferentes.

Pequeños ajustes defensivos

¿Esto que significa? ¿Significa que como Logan las metió de todos los colores el otro día es hoy más peligroso y hay que defenderlo más, mientras que a Oleson o Mirza, que no anotaron, se les puede dar un metro? Por supuesto que no. Los jugadores no son ni más ni menos peligrosos hoy que ayer, ni se les va a prestar más o menos atención.

Esos pequeños ajustes van en otra línea... Por ejemplo, si un jugador concreto ha tenido dificultades para defender a otro, se cambia el hombre a defender. Eso probablemente lo veamos con Hendrix esta tarde, ya que la defensa practicada fue muy mala. O que ellos ajustarán la defensa probablemente con más minutos en cancha para Scorchianitis para intentar defender de otra forma a Barac. Además, es previsible que su defensa suba líneas, a fin de evitar tiros cómodos, a costa de dar más espacio a Mirza o Batista al poste bajo. También suele variar el planteamiento inicial de ritmo. El Baskonia probablemente busque contener el ritmo de partido de inicio, algo que no hizo el martes a pesar de su caudal anotador (que enmascaró un ritmo poco propicio para el Baskonia) con posesiones más largas.

En definitiva, un partido que será muy parecido, pero muy diferente, y donde la victoria tiene una importancia capital. 1-1 significa 1-1. Significa empate, sin ventaja para nadie salvo para Maccabi, que puede matar la serie en Israel. También significa una inyección moral para los macabeos, que volverían crecidos y confiados de sus posibilidades.

El 2-0, en cambio, pone pie y medio para el Baskonia en Barcelona. La motivación debe ser suficiente...

Nosotros, de momento, ya tenemos los bocatas encargados, las bufandas preparadas y los nervios a tope.

¡¡Aupa Baskonia!!

5 comentarios:

  1. A por ellos!!!!!

    Esta tarde se salen Oleson y Batista!!!!

    ResponderEliminar
  2. Grande analisis de nuevo!! La verdad que el planteamiento de cada partido si que puede variar muchisimo y yo creo que este partido se centraran en la defensa al poste de Barac y en San Emeterio, asique a ver si tenemos suerte y vemos un GRAN oleson...

    ResponderEliminar
  3. Suerte para el baskonia porque es fundamental irse a Israel con un dos cero porque sino alli va a ser practicamente imposible sacar una victoria: arbitros, ambiente, conveniencia de la fiba de que no halla tres equipos españoles... A mi me da que esta serie se va a ir al quinto partido, al igual que la del Madrid y la del Barcelona, la unica que aparentemente clara es el olimpiacos Siena aunque no nos dejemos engañar por el resultados, y es lo mismo ganar de cincuenta que de uno en el ultimo segundo y Siena es una cancha muy dificil. Yo espero una semi Baskonia Madrid con una invasion vitoriana de las calles barcelonesas igual que ocurrio en la copa (medio vitoria estaba en Madrid) y el Madrid como siempre con todo en contra y animado solamente por los fieles Bersekers y por algun loco del baloncesto como yo que tambien estara alli para animarles. Y si puede ser aunque halla libertad para opinar intentemos no mezclar politica con deporte, yo no entro en el tema de Israel y Palestina pero lo que si tengo claro es que el Maccabi es un grande del baloncesto de toda la vida.

    JOSERRA

    ResponderEliminar
  4. Vaya oportunidad historica que me da que van a perder tanto Baskonia como Madrid de estar en la final four porque veo casi imposible que el Madrid gane en Valencia o el Baskonia en tel aviv pero bueno habra que jugar.Animo a los baskonistas.

    JOSERRA

    ResponderEliminar
  5. DUSKO por favor pon un poco de zona en Israel te lo agradecera el equipo como minimo con una victoria Y en esta eliminatoria ya hemos ganado algo...... URUGUAYO URUGUAYO

    ResponderEliminar