jueves, 10 de febrero de 2011

¡Arriba el telón!


Aparte del Bilbao Basket-Baskonia, auténtico plato fuerte para todos los baskonistas, la Copa es un espectáculo mayúsculo. Sí, es un torneo que se quiere ganar, pero por encima de eso, es un torneo que se quiere ver, que se quiere sentir, que se quiere disfrutar.

Este año, por motivos personales no voy a estar en Madrid, y voy a echar de menos la salsa... sobre todo el ambiente por el “Hotel de los líos” (8 equipos, con sus 8 potencias mediáticas, más exjugadores, más entrenadores, más dirigentes, más ojeadores de la NBA... todos juntos en un hotel donde el Hall es un escaparate para todos). Lo voy a echar de menos, ciertamente... pero además hay más... Está el ambiente por la Puerta del Sol, las bufandas de 8 equipos en cualquier restaurante o bar, fanfarres por Cava alta y cava baja, todo el barrio de la Latina... La carpa de la Diputación, donde el vino y los pinchos corren. En fin, que me pongo tontorrón... Pero lo voy a echar mucho de menos. Quién esté, que lo disfrute, que merece la pena...

Antes de dar mis impresiones respecto al resto de emparejamientos, una declaración de intenciones. Por supuesto, quiero que gane el Baskonia la Copa... Pero si no la gana, ojalá Madrid, Barcelona o ambos se queden fuera de la final. No es un tema de filias ni fobias a estos equipos en particular, es una declaración de guerra a Tomas Roncero y su artículo de la liga bipolar, a Corbalán y su artículo sobre la guerra entre “centralistas e independentistas”, y a todos los medios en general empeñados en vendernos una liga de dos. Cuando tienen una liga de dos (fútbol) se quejan por aburrida, pero cuando no la tienen, la buscan con desesperación. El Baskonia será (espero) el encargado de romper la baraja por el lado “este” del cuadro, y espero y confío que Valladolid, Power o Canarias hagan lo propio por el lado “oeste”.

Guerra por el lado “Oeste”

Real Madrid-Gran canaria 2014

La baja de Savané se me antoja fundamental a la hora de analizar este encuentro. Pero el equipo canario, a un partido tiene capacidad para hacer olvidar cualquier baja, como bien sufrimos en nuestras propias carnes el pasado sábado. Carrol ya ha demostrado ser capaz de anotar con una defensa pegajosa encima, pero no siempre va a tener esos porcentajes. El Madrid es claro favorito para pasar, aunque Gran Canaria acude sin ninguna presión, y eso siempre es peligroso...

Blancos Rueda Valladolid-Power Electronics Valencia

Gran partido para disfrutar. Power tiene una plantilla mucho más completa, y además llegan de “subidón” tras haber asumido la inyección de Pesic como algo estructural, y no como un efecto gaseosa. Pero el equipo valenciano no es un equipo copero especialmente. Salvo la final que disputaron frente a nosotros hace ya cinco o seis años, no acostumbra a llegar lejos en este evento. Enfrente, un equipo muy limitado pero con las ideas muy claras, que basa su juego en una gran defensa, y que tiene la moral por las nubes, tras aterrizar en Madrid como tercer equipo de la competición. Me voy a mojar, y voy a decir que creo que en este encuentro puede haber una sorpresa.

Guerra por el lado “Este”

F.C. Barcelona – DKV Joventut


Probablemente el emparejamiento más desigual de todos. El Joventut, sin su alero titular ni su pívot suplente en la plantilla, y sin haberse reforzado salvo con sus ya habituales “niños prodigio” (cada año sale uno nuevo, es espectacular). Mi pesimismo con el Joventut no va tanto en los jóvenes, sino en sus supuestas estrellas contrastadas. Will McDonald, el jugador que ha mantenido al Joventut durante tanto tiempo, es, con todos los respetos, un bluff (es lo que tiene haberlo vivido durante dos años en Vitoria), y dudo que sea capaz de mantener la línea que ha marcado durante más tiempo. Trías o Hosley, tampoco tienen la solidez necesaria para poner el contrapunto adecuado a los talentos jóvenes del equipo.

En el Barsa, estoy expectante por conocer como va a gestionar a sus tres americanos; Morris, Mickeal (que vuelve) y Anderson no caben. Hay que descartar... y Alan Anderson se lo está poniendo muy difícil a Pascual. Ojalá tengamos la oportunidad de enfrentarnos a ellos el sábado.

Baskonia- Bilbao Basket

Poco que añadir a lo que dije ayer al respecto. Sólo un pequeño comentario. Veo al equipo muy mentalizado para esta Copa. Jugar una Copa del Rey no es jugar un simple partido. La experiencia es un grado, y este club tiene mucha experiencia en este sentido. Esperemos que la ponga sobre la mesa y lo demuestre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario