miércoles, 3 de noviembre de 2010

Derrota en Moscú


Un Baskonia en cuadro no ha podido ganar en Rusia, un campo complicado con un equipo muy bien entrenado y construido con grandes mimbres, y que ha visto como su falta de acierto le condenaba en un muy mal cuarto final. No hay que ser tremendistas, sobre todo por las condiciones en las que se ha producido la derrota. Primero, es un partido de la primera fase de la euroliga, y con un resultado “remontable” en Vitoria, pero segundo y más importante, se ha producido sin Logan ni Haislip, con Rancic renqueando (ha dejado claras muecas de dolor durante el partido) y con un Musli al que le faltan muchísimos minutos para empezar a ser medianamente útil (o al menos a salir al campo).

No se deben sacar conclusiones con el equipo como está, pero si es cierto que hay ciertas tendencias que empiezan a sembrar un cierto desasosiego en la familia del Baskonia. Vamos poco a poco con ellas;

Bjelica. Habrá quien se sorprenda de su bajo rendimiento hasta la fecha, aunque si lo analizamos con perspectiva, no debe sorprendernos… Lo primero, sabíamos que fichábamos a un jugador muy joven, y sobre todo, en su primera experiencia fuera de su país. Además, se ha encontrado con un Fernando San Emeterio pletórico en su puesto, que le deja muy pocos minutos, y sin la madurez necesaria para poder desarrollar su polivalencia desde el puesto de dos o de cuatro. Entre que Fernando le deja poco, y que no acaba de aprovechar lo que tiene, el chaval puede empezar a notar una cierta ansiedad, y eso no va a ayudarle en absoluto. Por eso… tranquilidad.

Juego interior. Es evidente que tenemos unas carencias importantes en el puesto de pívot. La baja de Haislip nos quita solidez en el puesto de cuatro. Hoy por ejemplo, Mirza no ha tenido su día y yo he echado de menos a Haislip más que nunca, porque nos hubiese dado ese plus que no ha podido dar hoy el bosnio. Por otra parte, aunque Barac sigue sumando grandes actuaciones una detrás de otra, sigue necesitando un jugador sólido que le dé un relevo de calidad. Rancic sano, sin ser lo ideal, tapa muchas carencias a ambos (Barac y Teletovic), pero sin salud, deja todo eso al aire. ¿Musli? Hay que tener paciencia, es cierto, pero… ¿Hay que tenerla en Vitoria? ¿No sería bueno que se foguease en otro equipo ACB que necesite interiores? Aún recuerdo la gran cesión de Barac a Valencia, y lo que eso le hizo crecer…

Defensa. Con la defensa estoy desconcertado… Los exteriores lo están haciendo mejor de lo que esperaba a estas alturas de campeonato, mientras que los interiores hacen agua constantemente. Hoy, sin ir más lejos, el partido no nos lo ha roto Langford (bien defendido por Oleson, a pesar de que su talento nos haya matado hoy) sino Eze, que se ha hecho el amo del juego interior sin oposición. En cierta forma es normal… Barac vive obsesionado con no cometer faltas, consciente de que su rol actual le obliga a permanecer en el campo, y Teletovic, mal defensor por naturaleza, se dosifica para dar su mejor versión en ataque, sin la presión de Haislip por detrás. Cuando la defensa se equilibre, el Baskonia podrá brillar.

La gran ventaja es que las bajas de Logan y Haislip están a punto de caducar. Lo de Logan, sin saber lo ocurrido hoy durante los estiramientos, era algo que se podía prever, teniendo en cuenta las circunstancias de su viaje y su paternidad, y la verdad, si se iba a borrar del partido, haber pasado un día más con su hija y haber volado directamente a Vitoria… pero eso es especular, y sin saber la verdad de lo ocurrido, no me gusta hacerlo, por lo que simplemente dejo una impresión en caliente. La inminente entrada de Haislip en cambio es una gran noticia para el maltrecho juego interior baskonista. Lo necesitamos con urgencia…

El sábado, el Power Electronics Valencia, que nos espera con el cuchillo entre los dientes y con manolo Hussein danzando sobre el alambre. Necesitan ganarnos, y debemos aprovechar esa ansiedad para sacar un resultado positivo. Confío en que lo hagamos…

1 comentario:

  1. Se ha perdido y no se ha jugado bien. Pero creo que no se ha perdido con cualquiera, se ha perdido contra un equipo que ha defendido mucho y bien, y que tiene jugadores que en determinados momentos muestran que tienen mucha calidad. Langford, Eze y el último cuarto de Planinic estuvieron muy muy bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar