viernes, 1 de octubre de 2010

El indefinido Baskonia 2.0


“Carácter Baskonia es reinventarse cada año y enderezarse sobre la marcha”. Cada cual, interpreta lo que significa “Carácter Baskonia” como considera oportuno, pero esa es mi definición. Este año, de nuevo, ha tocado reinventarse, y como cada año, habrá que enderezarse sobre la marcha.

Se ha reinventado. El Baskonia del año pasado era un equipo en el que el base tenía la misión de buscar al pívot, un modelo en el que el pívot habitaba en la zona, y donde los aleros ayudaban al pívot a ganar partidos. El Baskonia actual cambia el modelo completamente. En este Baskonia los pivots ayudarán a los aleros a ganar los partidos, y el paso de la “Era Splitter” a la “Era Teletovic” desplaza el hábitat del dominio de la pintura a la línea de tres.

Este proyecto nuevo cuenta con tres vacas sagradas que deben capitanear al equipo. Las vacas sagradas con mando en plaza son Marcelinho desde el base, Fernando en el perímetro y Mirza desde el pívot. Para arroparles, tres jugadores que deben dar un paso al frente y que están llamados a ser las vacas sagradas de la temporada que viene, Pau Ribas, que nuevamente se perfila como hombre orquesta polivalente, Brad Oleson, que en su segundo año debe dar mucho más al equipo y Stanko Barac, cuyo rendimiento marcará el termómetro del Baskonia. La ilusión viene de serbia, dos pipiolos con todo el futuro por delante cuya calidad debe significar la subida de ese escalón que separa los buenos equipos de los grandes equipos, Bjelica (sobre todo) y Musli están llamados a dominar el futuro, siempre y cuando la NBA nos lo permita, claro... La nota física, contrastada y sólida viene desde norteamerica, en forma de escolta efervescente (Logan) y cuatro matador (Haislip). Estos dos jugadores deben ofrecer un rendimiento acorde a su caché, y de su solidez depende la capacidad de crecimiento del equipo.

La base del equipo es redonda, pero no hay que ser conformistas y hay que sacarle las pegas que presenta, unas pegas que, dentro de la definición de “Carácter Baskonia”, serán enderezadas seguro. Esa “rectificación" no siempre tiene porqué llegar en forma de fichaje, y mil veces hemos visto al Baskonia corrigiendo errores sin fichar, aunque en este club, como bien sabéis, todo es posible.

Vamos a repasar los puntos débiles que ofrece, hoy, el Baskonia:

1. Solidez interior. Olvido la calidad y la clase de Haislip y Teletovic, fuera de toda duda, y me centro en su consistencia en partido. Ambos son letales cuando están enrachados, pero de aportación baja cuando no lo están. Barac es más sólido, pero le mata su tendencia a cometer faltas, lo que le convierte en intermitente. En definitiva, no hablo de un juego interior pobre, ni muchísimo menos, porque no lo es, sino de un juego interior “voluble”. Eso si, quiero creer que Haislip y Teletovic se compenetrarán lo suficiente como para estar bien de forma conjunta durante el partido.

2. Dirección. Se puede leer cualquier artículo de los que escribí el año pasado describiendo la dirección de la dupla Ribas-Marcelinho, por lo que no insistiré. En mi opinión, la forma de potenciar la plantilla es haciendo que Ribas brille en el puesto de escolta y FICHANDO a un jugador que juegue de base.

3. Defensa interior. El hueco de Tiago será difícil de llenar en ataque, pero ahora mismo lo veo mucho más difícil de llenar en defensa. Seguro que se encontrarán soluciones y ajustes, pero ahora mismo se está muy lejos, tal y como vimos en la Supercopa. Además, el hueco en liderazgo de Tiago parece tener como heredero a Mirza, una situación que con todo los respetos al bosnio, da un poco de miedo...

4. Equilibrio. El juego del Baskonia está absolutamente desplazado al triple. Si quito a Barac, los otros 8 jugadores del Baskonia (Marce, Ribas, Oleson, San Emeterio, Logan, Bjelica, Mirza y Haislip) viven en el exterior de la zona. Esto es más grave este año que se ha atrasado la línea que previsiblemente habrá más hueco para penetrar y postear. Veremos como mejoramos este aspecto...

En definitiva, un equipo redondo y compensado, pero “con recorrido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario