viernes, 24 de septiembre de 2010

PE Valencia - Barsa, la final de la Supercopa


Mini-cornada para empezar. Mini, porque la transcendencia de la Supercopa es la que es, importante pero no capital, pero cornada, no tanto por perder frente a un Valencia que pinta muy muy bien (y que pintará mucho mejor con Javtokas y Augustine), sino por ver al equipo muy limitado en efectivos, perdido en ataque, recurriendo en exceso al triple y con una moderada intensidad defensiva, sobre todo al poste bajo. Pero vamos por partes…

Todos sabemos que no es fácil acoplarse a un equipo dirigido por Dusko, un entrenador que aplica su propia “pretemporada” particular a los nuevos, pero hay dos casos que preocupan; Logan y Oleson. Ambos jugadores llevan desde el principio con el equipo, y debieran ser los llamados a llevar las riendas anotadoras por delante de los “recién llegados” Bjelica y San Emeterio, pero ninguno de los da señales de vida. Es más, el caso de Oleson es más flagrante si cabe, al ser ya su segundo año como baskonista. No olvidemos que si San Emeterio es hoy el jugador que es, es en gran parte debido a que el año pasado aprovecho la pretemporada para hacerse un hueco que nadie fue luego capaz de quitarle. Si a esto le sumamos que Haislip se pasó el año pasado casi en blanco, y se le nota mucho (muchísimo), y que Bjelica aún tiene que comer unos cuantos chuletones para hacerse hombre, nos encontramos que siete hombres tiran del carro, siendo uno de ellos un dignísimo temporero (aunque me temo que con fecha de caducidad en Vitoria).

El Baskonia, sabiendo que su ataque no puede ser brillante, ha intentado ganar el partido atrás, pero se ha encontrado con uno de los huecos que hay que rellenar, y que será tremendamente difícil, el de la defensa interior. Vitoria recordará por tiempo a Tiago por sus canastas al poste bajo, pero quizá alguien más que yo, eche la vista atrás y recuerde el trabajo defensivo que hacía, y como enmascaraba los defectos defensivos de Mirza. Con Tiago en el campo, no había problemas defensivos interiores. Pero sin Tiago…

Si, debo hablar de Barac, antes de volver al porqué nuestros problemas y de nuestra derrota. Vaya por delante que no quiero hablar mal de Barac, ni muchísimo menos, porque creo que lo ha hecho bien. Pero le ha caído encima, de repente, el puesto de cinco titular (sin suplente) y no es justo juzgarle desde ese prisma de indispensabilidad. Barac es un jugador que no sabe defender, o que quizá sepa, pero se le va la mano (y el cuerpo) casi en cada defensa. Cuando gane respeto, quizá no le piten todas las faltas que hace, pero es que comete muchas… no es una cuestión de que vayan a por él, sino de que hace muchas faltas y por eso tiene problemas. Además, con lo listo que es en ataque (que lo es), no tiene ese instinto de ayuda que necesita Mirza para que no se le note tanto que no defiende nada…. Pero Barac es un jugador muy útil. Rebotea muy bien, tanto en ataque como en defensa, suele encontrar buena posición y tiene buenas manos. Y en ataque, le pierde la falta de confianza (esos balones que falla al poste bajo), pero tiene muy buena mano, juega muy bien el bloqueo y continuación y es muy difícil de parar. Resumiendo, Barac es un jugador que este año va a ser fundamental para el equipo, pero que rara vez será capaz de aguantar muchos minutos sin faltas, y que hasta que aprenda a defender sin faltas, le queda grande el papel de único cinco del equipo. Necesita ayuda, y esa ayuda debe venir en forma de fichaje. Ya.

Dicho esto, el Baskonia ha naufragado en la defensa interior por todo lo que he comentado antes. Solo Pietrus mantenía la compostura… Pero Sundov nos ha sacado los colores (todos los del arco – iris) en la primera parte (ha sido demencial), y Savanovic y Lischuk nos han rematado en la segunda. Sin defensa interior, la presión defensiva sobre la línea de arriba sólo ha valido por momentos.

Fracasado el intento de ganar el partido atrás, hemos entrado en la ofensiva, una ofensiva que lideran san Emeterio (muy bien) y Teletovic (que se empeña en echarse el equipo a la espalda aunque haga un 2/10 en triples). Ojo, no lo critico… Si hoy podíamos tener alguna opción de ganar, era con Mirza y Fernando tirando del carro, y lo han hecho. Lástima que haya faltado algo más…

Y para no ser pesado, hoy no hablo de que necesitamos un segundo base como el comer…

Real Madrid - Barcelona

Si en nuestro partido el Baskonia ha caído con dignidad, el Madrid se vuelve a casa vapuleado y marcado para el resto de la temporada. Puedes perder, incluso puedes perder de mucho, pero no puedes perder de la manera que lo ha hecho el Madrid hoy. No puedo analizar nada de este partido, porque ha sido un partido sin análisis ni historia. Un equipo contra algo que parecía un equipo pero era una banda. Messina tiene trabajo también…

Y no puedo acabar sin dar el palo y la zanahoria a la afición del Baskonia. El palo, porque sigo sin entender lo de Pablo Prigioni. Por más que me lo expliquen, no lo entiendo… La zanahoria, porque ha arropado al Baskonia durante todo el partido, y ha sabido reaccionar con mucho aplomo y cariño al triple final fallado por Mirza. Seguro que los jugadores lo han agradecido, y lo necesitaban…

7 comentarios:

  1. Estoy seguro que nos levantaremos, una pregunta: Que fichariais para el interior, un 5 grande, o alguien mas movil(un emulador de mensah bonsu)

    ResponderEliminar
  2. Pensaba que ibas a cambiar el título del blog por el de "Baskonia en PENA". A día de hoy es un equipo que tiene que encontrar aún su rumbo. Es aún pronto y ya vimos ayer en las semifinales que hat 3 equipos en construcción y otro que navega a toda vela.
    Hay que aprender a jugar sin Tiago. Adelante y atrás. Y serán otros los que tengan que coger la batuta del equipo. San Emeterio es uno de los llamados a hacerlo. Ya lo hace. Para mi el único que se libró ayer de la quema. Si Barac, que al final hace unos números apañados pero al que le sigue faltando una infiltración de "malalechina", pusiera la intensidad de San Emeterio sería un auténtico come-niños, que ya estaría al otro lado del charco.
    Creo que nos sobra un escolta y nos falta un base y un pivot rocoso con cara de mala leche y que se haga croquetas con los que entren por la zona. Sí, ya sé que de esos ya no quedan. Están todos en los equipos con "posibles". Ver ayer los recambios que tiene el Barça en este puesto es para echar a correr. El último, pichi.
    Bueno, tiempo al tiempo. Paciencia. Esto no es como empieza sino como acaba. De eso sabemos bastante, ¿no? Luis

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya! Sabía que se me olvidaba algo de comentar. Respecto a lo de Prigioni es más de lo mismo. No aportamos nada nuevo si decimos que es un jugador con el que deportivamente hemos disfrutado mucho y que con su carácter y entrega ha contribuido a ganar algunos de los títulos que tiene el club. Es justo reconocerlo y ya está. Una entrega y trabajo que es lo menos que se le puede exigir a alguien que trabaja en lo que quiere y que tiene además un buen sueldo a cambio de ello. Pero también tiene que tener un respeto con todos aquellos que desde la grada han pagado por verle a él y a otros 20 más. Tampoco estoy diciendo que por pagar uno tenga ya derecho a todo, no. Para todo hay límites. Sólo pido respeto y educación. Y en ese punto es precisamente en lo que falla Prigioni. Se ha ganado el respeto como jugador (nadie lo discute), pero no como persona. Su comportamiento ha dejado bastante que desear en numerosas ocasiones, tanto ahora como cuando jugaba en el Baskonia. Y el público, para mi ahí correctamente, se lo ha recriminado. Si las sillas y botellines de agua hablaran... Alguien que canaliza parte de su energía no evitando el enfrentamiento con quien ha ido a verle no me parece la mejor de las situaciones. Ahí está la gran diferencia con otros jugadores que tampoco están, pero que forman y formarán parte de todo corazón baskonista: Scola, Splitter, Calderón,... Todos ellos con una cabeza muy bien amueblada. No digo que Prigioni no sea inteligente, que lo es. Sólo que muchas veces no sabe aprovechar esa inteligencia y se le va la fuerza por la boca o con sus deficientes modales. Transmite una mala leche que el respetable no tolera. El respetable es respetable y merece un respeto.
    Por acabar, sinceramente, no se me ocurriría nunca pitar a ningún ex-jugador baskonista. No lo comparto. Otros lo hacen y lo asumo. Sin más. También es cierto que sólo es mi opinión y que si unos cuantos lo hacen a lo mejor no están tan equivocados como nos hacéis creer desde los medios de comunicación, blogs. etc. Puede ser entendible porque, al fin y al cabo, tenéis una visión diferente, no sé si sesgada o no, por haber compartido alcachofa, grabadora o asiento de avión con Prigioni. Yo no lo le hecho y por eso lo veo como lo he contado.
    Luis

    ResponderEliminar
  4. Sobre el tema Pablo, sinceramente, a mi es un jugador que no me gustaba su comportamiento ya cuando estaba en el Baskonia. Pero que al ser uno de los nuestros, pues se lo perdonas, o miras para otro lado.

    Se fue, como se fue, con unas declaraciones públicas en las que algunos pueden pensar que despreciaba o hacía de menos al club. Y sobre todo, exigiendo poder irse cuando tenía contrato en vigor con el Baskonia. Y para colmo, se va al equipo enemigo público número 1 del baskonismo.

    Recordemos lo que le ha costado a Pablo Laso no ser abucheado en nuestro pabellón, por "menores delitos" y siendo de verdad un baskonista.

    Por ello, no de inicio en la presentación, pero si siempre que Pablo se comporte como un auténtico impresentable, con gestos de rabia, pues le silbaré y me meteré con el.

    Joseba, tu dices que no entiendes al público. Solo una pregunta ¿que hubiera pasado en el pabellón si las patadas a la silla y a los botellines de agua los hubiera hecho Felipe Reyes, en vez de Pablo? Pues eso.

    Yo a Pablo no le debo absolutamente nada, si se comporta bien y juega deportivamente, le podré aplaudir igual que a cualquier otro jugador, si se comporta mal, pues le abuchearé igual que a cualquier otro que se comporte de igual manera.

    Creo que cada uno normalmente cosecha en la vida lo que siembra.

    Saludos,

    Juanan.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo sigo sin entender a todos los que decís que os parece normal silbar a Prigioni, debido a su comportamiento. Prigioni siempre se ha comportado así, y si antes tampoco os gustaba, no sé por qué antes de irse no se le silbaba. Su comportamiento es más "silbable" ahora que está en el Madrid? A mi lo que me parece es que la afición esta escocida porque Pablo ha sido de los pocos que se ha ido reconociendo abiertamente que se quería ir, lo cual me parece totalmente respetable. Alguno se ha sentido como si la novia le hubiera largado... y claro, ahora es una p***.

    ResponderEliminar
  6. http://www.noticiasdealava.com/2010/10/01/baskonia/la-grada-del-buesa-se-ha-llenado-de-mediocridad

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que Prigioni siempre ha sido como es. Y ya es muy mayor para cambiarlo. Debajo del pelo tiene poco aprovechable. Ha estado peleado con el mundo. Sólo le faltaba Messina, pero eso ya es pasado desde el partido de ayer contra el Estudiantes
    http://www.youtube.com/watch?v=fWyhP9zKcJE
    Y aquí, un mediocre de la grada desde hace muchos, muchos años. Pablito era todavía entonces un niño. Bueno, lo sigue siendo.
    Jorge

    ResponderEliminar