miércoles, 8 de septiembre de 2010

Enamorado de Luis Scola... de nuevo


Yo no me enamoré de Luis Scola por nada. Me enamoré de él por su calidad, por su liderazgo, por su determinación y por su compromiso. Y ayer me volví a enamorar.

Calidad, porque un “bajito” de 2,02 la necesita si quiere hacer canasta cada vez que quiere, sobre todo ahora que se enfrenta a jugadores como Howard, Perkins, Bynum o O’Neal. La gente decía.. “Sí, en Vitoria puede jugar de esa forma, pero en la NBA es imposible que lo haga así”. La calidad es la calidad, y cuando bailas mejor que Michael Jackson, no tienes rival en la pista de baile. Scola no lo tiene. Es el pívot con más talento y calidad del Mundial. No admito discusión al respecto.

Liderazgo. Cuando el Baskonia necesitaba que alguien tirase del carro, Luis siempre daba la cara. Se partía el pecho pedía los balones y resolvía. Su liderazgo en Vitoria jamás se puso en duda por nadie... pero de repente se va a la NBA, donde en su lugar jugaba un tal Yao Ming. Pues bien, se rompió, y su hueco tuvo que ocuparlo Luis. Houston ha jugado sin cinco desde que se rompiese (bueno, algún cinco al estilo Mutombo o Andersen ya ha pasado, pero anecdóticamente), y Luis ha cogido el testigo que dejó en Vitoria para liderar el juego interior de toda una franquicia NBA. ¿la confirmación? Una argentina sin estrellas se planta en el Mundial con tres referentes únicos; Prigioni, Delfino y Luis. ¿Y quien tira del carro? El de siempre... Sus últimos tres minutos de ayer, para enmarcar y recordar para siempre. Un LIDER, con todas las letras.

Determinación. Con determinación me refiero, sobre todo a trabajo. Para llegar a superarte cada año, debes evolucionar y entrenar. Luis no ha perdido absolutamente ninguna de sus cualidades que le hicieron grande en Vitoria, pero su juego ha evolucionado ampliando su repertorio. Ahora anota triples, a 5-6 metros es letal y ataca desde el poste alto, y no sólo con el pick and roll, sino con el balón en la mano. Además sus porcentajes desde la línea de tiros libres han mejorado muchísimo (Ya los mete hasta tirando a fallar). Todo ellos sin perder su brillantez al poste bajo. Y eso sólo tiene un nombre, Trabajo y determinación para ser el mejor pívot del mundo (al menos del mundial, lo es).

Compromiso. Compromiso es no fallar nunca, y comprometerte con unos colores. Esa cualidad escasea en el mundo del basket (del deporte en general), hay muy pocos jugadores que sean fieles. Los hay fieles a una selección (Jorge Garbajosa lo es), y los hay fieles a un club (Luis Scola o Tiago Splitter lo son). Pero fieles a un club y fieles a una selección, escasean... De hecho podrían contarse con los dedos de una mano... Con ser fiel, no me refiero a no cambiar de equipo... Hay jugadores que no cambian pero no son fieles (Sergi Vidal tardó un segundo en dar el si quiero y abandonar Vitoria para irse a Madrid), y otros en cambio cambian pero son fieles (por ejemplo Pablo Prigioni o Ramón Rivas, que en Vitoria fueron todo compromiso). Cuando pienso en lo que significa ser fiel a un equipo veo nombres como Scola, Tiago, Felipe o Navarro. Jugadores que aman su club, y que desestiman ofertas económicas y deportivas mejores con tal de estar en casa. Lo dicho, se cuentan con los dedos, y ejemplos de fidelidad a club y selección, suelen coincidir con ejemplos de fidelidad. Luis es el caso más claro del mundo.

Si tuvisteis el placer de ver el partido, enhorabuena, seguro que lo disfrutasteis...

Si no pudistéis verlo, por favor, vedlo (enlaces gracias a rojadirecta.com)

Primer cuarto
Segundo cuarto
Tercer cuarto
Cuarto cuarto

Si ya lo habéis visto, pero queréis seguir deleitándoos, no os perdáis los últimos tres minutos del partido de nuevo. Dios se disfrazó de Luis Scola... una vez más



Zorionak Luis, y gracias Brasil por hacer este partido tan precioso (enorme Marcelinho)

5 comentarios:

  1. muy bonito, luis el puto amo, pero me parece vergonzoso que digas q vidal no fue fiel y prigioni si. para empezar vidal no decidio marcharse lo vendieron,el se hubiera kedao aqui"" sergi vidal idolo local..." y Pikoni fue el q se fue a "ganar el plus de dinero y titulos"declaraciones q salieron de su propia boca y encima al madrid q lleva sin comerse nada un monton de tiempo, "queremos la cabeza de prigioni". asi q yo tengo otro concepto de fidelidad la cual empieza desde el respeto a una aficion y a un equipo q te a estado apoyando. no hubo mas q ver la reacción del pabellón con los dos jugadores totalmente contrarias y eso q los dos se fueron al madrid. Vidal siempre te esperaremos con los brazos abiertos ati y a tu fidelidad a este equipo y a"tu ciudad". mireia

    ResponderEliminar
  2. Partidazo de Luis.. y partidazo de Pancho. Que par de triples para meterse de nuevo en el partido, en el momento caliente...
    Partidazo de Marcelinho y Tiago por debajo de lo habitual (tb Fabri es mucho fabri).
    Pero.. ¿xq tira a fallar el segundo? Vale, por el tiempo.. pero si mete y ganan de 4 Brasil no puede empatar. Si falla y el rebote le cae e un brasileño se tira una castaña desde su aro y la anota...

    ResponderEliminar
  3. Sergi tiene muy buena fama por Vitoria, y mientras no se demuestre lo contrario, parece que no fue el quien se fue al madrid sino el Baskonia quién se lo quitó de encima.

    Pero Prigioni fue siempre con la verdad por delante. Fue el más baskonista del mundo hasta que decidio irse a otro equipo. No olvidemos que en todos los casos los jugadores deciden irse a otros equipos, hasta el mismo luis scola dejó al Baskonia para irse a los Rockets.

    Ayer Teodosic mandó a casa a España. A ver si ahora se dejan de bobadas de los amigos de la pocha, y llevan a los mejores al mundial, no a los amiguitos como Mumbru que no pintan nada.

    Salu2, Vander

    ResponderEliminar
  4. No me parece acertado poner a Sergi Vidal como ejemplo de jugador no fiel.Sin tener la información exacta,desde fuera dió la impresión que fué el club quién se lo quiso quitar de encima viendo que no podía colocar a SanEme en ningun equipo(¿Estamos en condición de pedirle a SanEme que en el futuro nos sea fiel?) .Y tampoco hay que dudar de su compromiso con estos colores cuando los ha defendido hasta cojo(¡maldito astragalo!)durante 2 temporadas y con ello puesto en riesgo su carrera profesional,además de tener que renunciar a la selección.
    Además aportar otras 2 reflexiones: 1)Aunque soy baskonista, no hay que olvidarnos que precisamente nuestro club no es el que mayor trato humano de a sus profesionales.Si por algo se caracteriza es por el trato "profesional",creo que así les gusta definirlo.Yo a veces diría que simplemente como mercancia.Tenemos un montón de ejemplos en nuestra historia,el último el de Ibon Navarro.Con esto quiero decir que si ya hoy en día es difícil encontrar ese tipo de jugador fiel,en nuestro club será más complicado porque todo el entorno del baloncesto ya sabe cual es su filosofia y manera de proceder.Y 2)Poner como ejemplo de compromiso a alguien que según se pierde(y como se pierde,por K.O.,y con un Baskonia con mejor plantilla que la de este año y un Barca con peor plantilla que la de este año) una final de ACB sale del vestuario y no empieza dando explicaciones del porqué de la derrota,no da muestras de tristeza por haber perdido.No,lo primero que se le ocurre es decir que se quiere ir del club,que su ciclo ha acabado.Con estas declaraciones mostró el compromiso con que estaba jugando esa final.Si de verdad hubiese estado compremetido,en ese momento de calentón que acabas de perder una final,no te viene a la cabeza tu futuro profesional,si no que muestras la rabia(la que teniamos los baskonistas)por la forma de perder y la tristeza por lo que has perdido.Si además luego llega a Madrid y en su presentación menosprecia a su antiguo club,ese del que se dice que es tan fiel.
    Bueno,que me he extendido más de lo que quería.Que sólo quería defender a nuestro Sergi.Aupa Baskonia!Siempre Sergi!

    ResponderEliminar
  5. "Bomba" de ultima hora. El Baskonia no va a contratar a Pops.
    http://www.acb.com/redaccion.php?id=70333
    Curioso cuando menos...

    ResponderEliminar