miércoles, 16 de junio de 2010

Por esto somos el Baskonia.


Nunca lo olvidaremos. Nadie. Ni los que estuvimos alli, ni los que lo vieron por la television, ni los que lo oyeron por la radio. Lo recordaremos en tertulias, guardaremos los videos como oro en paño y se lo contaremos a nuestros hijos.

Solo medio segundo, y la montaña rusa nos habia subido casi a lo mas alto, solo faltaba un peldaño. Un tiro libre en las manos de un Santo.

El gesto fue absolutamente natural. Nos abrazamos. Como los futbolistas cuando escuchan los himnos nacionales. Un abrazo fisico de cuatro personas y espiritual de 9700. Respiracion contenida. Alguno, cerca de mi, no queria mirar. Era la gloria o mas sufrimiento. Quien pudo, rezo. El que no pudo busco fuerza en su interior y intento transmitirla.

Y alli, juntos, de pie, esperamos. El Santo levanto el balon. Todos levantamos el balon. Todos apuntamos. El tiempo se detuvo. Una fraccion de segundo. La diferencia entre el todo y la nada.

Ocurrio. El Santo, puso el balon dentro del aro. Se desato la euforia, los llantos de alegria, los saltos, los gritos, los canticos, la felicidad infinita.

Atras quedaba todo. El momento, el presente, la victoria eran nuestras.

Habra tiempo de pensar en comos y porques, pero hoy, cierro con la frase de Dusko:

"Esta noche demuestra que la realidad es mas bonita que los sueños"

GORA BASKONIA. ESKERRIK ASKO TXAPELDUN

6 comentarios:

  1. Preciiosas palabras que reflejan nuestro sentimiento.

    Yo también me abracé en ese minuto.

    vander

    ResponderEliminar
  2. ¡San Emeterio Santo súbito (valga la redundancia)!

    Una cosa que me llamó la atención en la retransmisión fue que el ruido no paró cuando tiró el tiro libre. Recuerdo uno similar en Vistalegre de Fotsis donde había menos ruido que en los minutos de silencio por motivos funerarios. (Desgraciadamente falló).

    ResponderEliminar
  3. Ya lo creo que es más bonita. Yo, de hecho, creo que sigo soñando. ¿No será esto como Perdidos, no?

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la entrada! No se puede describir mejor lo que miles de personas sentimos ayer y seguimos sintiendo hoy.

    ResponderEliminar
  5. Los pelos como escarpias al recordar señor Josip!!
    Grande Baskonia!! por aqui seguimos de resaca baloncestistica...jajaja
    Saludos desde Bilbo!

    ResponderEliminar
  6. LA verdad es que fue empresionante y no hay mejores palabras para describirlo!

    ResponderEliminar