martes, 29 de junio de 2010

Balance a un año glorioso (III). EL JUEGO INTERIOR


Seguimos analizando al equipo con el juego interior, pero antes, quiero dar las gracias de nuevo a todos los que enriquecéis los artículos con vuestros comentarios, en especial a Ion y a Gorka, que sus comentarios pasan de la mera opinión al balance propio, lo cual hace que todos tengamos una perspectiva mucho más amplia... Milla esker!

Y seguiremos con el juego interior, del mismo modo que los tres artículos anteriores, con valoraciones individuales, valoración grupal y perspectiva de futuro. Vamos con los jugadores:

Tiago Splitter. Notaréis que he cambiado la foto del blog, y que ahora, además de mi siempre admirado Perasovic incluye una foto de Luis chocando su pecho con Tiago. La razón es clara... El ya prácticamente histórico Tiago (le deseo lo mejor en la NBA, lo merece) ha salido de Vitoria por la puerta grande, como el mejor center de la historia baskonista y dejando una liga ACB imposible en sus vitrinas antes de zarpar. Un pívot descomunal, que ha demostrado, sobre todo en las dos últimas series, que es capaz de anotar, defender, ayudar, intimidar, liderar y decidir frente a equipos que le ponen hasta tres y cuatro pivots delante suyo para desgastarlo, aunque esos pivots sean de primer nivel europeo, y aunque el propio Tiago se encuentre huérfano de una ayuda efectiva.

Tiago ha hecho la mejor temporada de todas cuantas ha jugado en Vitoria, y precisamente su lesión ha venido a demostrar su importancia. Sin Tiago en la Copa del Rey y con el brasileño renqueante frente al CSKA de Moscú, se diluyeron las opciones de más títulos para el Baskonia, aunque en el momento en el que el brasileño recuperó su tono, el Baskonia volvió a soñar con cualquier cosa. Al bastión del Baskonia sólo se puede calificar de Matricula de Honor Cum Laude, darle las gracias por todo, y desearle la mejor de las suertes en el futuro.

Mirza Teletovic. Los problemas de Lior durante todo el año le han otorgado a Mirza el papel de cuatro titular indiscutible del Baskonia, y eso ha dado al Baskonia un sello de identidad propio, porque Mirza se lo imprime. Hay que decir que Mirza este año ha hecho más cosas que otros años. Le hemos visto intentando jugar al poste bajo, donde ha sacado un tirito a la media vuelta muy difícil de parar. También le hemos visto penetrando tras amago de triple, una jugada que aún no domina ya que le falta movilidad en carrera, pero que puede darle muchos puntos gracias a su gran amenaza desde el triple. Pero es ahí donde ha basado su juego este año, de nuevo, en el lanzamiento de tres, donde ha asombrado a todos con sus porcentajes y sus tiros imposibles (será el jugador que menos sufra el año que viene para acostumbrarse a la nueva línea de tres).

Ahora bien, Mirza tiene aún bastante margen de mejora por delante, sobre todo en el baloncesto europeo (para el basket NBA está ya perfectamente preparado). Dos aspectos emergen como fundamentales para hace de Mirza el mejor cuatro de Europa;

1. Selección de tiro. El principal problema de este jugador es que es incapaz de reflexionar acerca de los mejores momentos para ejecutar según que tiros. Bien es cierto que en el playoff final le hemos visto más centrado en este aspecto, pero durante todo el año ha sido el jugador con más ansiedad del equipo. Intenta resolver con triples cualquier situación adversa, a veces lo consigue y a veces no, pero le cuesta elegir los momentos.

2. Conceptos defensivos. Iba a decir defensa, aunque no sería justo. Mirza nos es un mal defensor del 1x1 al poste bajo. Con su fortaleza, es capaz de contener embestidas y de cerrar el paso a los pivots contrarios, pero fuera de estas situaciones, tiene grandes problemas. Es poco efectivo en la defensa del cuatro abierto, para pivots que le amagan desde la línea de tres y le penetran no tiene respuesta. Victor Khryapa le sacó los colores en su serie frente al CSKA (salvo el tercer partido en Vitoria) en un ejemplo de lo que hablo. Además, no llega a una sóla ayuda interior de jugadores exteriores que sobrepasan a sus pares. ¡A trabajar este verano!

Pero su temporada debe calificarse de notable, ya que durante mucho tiempo del año ha sido el jugador que ha mantenido el juego interior del baskonia.

Lior Eliyahu; Las lesiones nos han impedido ver el desarrollo de un jugador que podía haber marcado el juego interior en Vitoria, pero que se ha quedado en pinceladas. Un talento ofensivo descomunal, al que no hemos podido disfrutar. Eliyahu nos ha mostrado una serie de cosas, aunque todo hay que ponerlo en contexto, ya que sin continuidad, ningún jugador da su mejor versión. Pero de lo que hemos podido ver, quiero destacar las cosas positivas y negativas:

Positivo; Su talento cerca del aro. Su tiro es intaponable (que se lo digan a Morris), ya que lo ejecuta con una rapidez extrema, y no la suelta cuando está arriba, sino que empieza a soltarla desde que salta. Es un visto y no visto, según recibe ya ha tirado su “mandarina”. Además, es un jugador tremendamente listo para colocarse bajo el aro (un estilo Trías), donde siempre encuentra por la espalda de sus defensores un hueco donde recibir y tirar. Desde el poste alto, a pesar de que no amenaza con el tiro, su penetración es mortal, ya que la hace a gran velocidad, y finaliza con un gran toque de muñeca. Su ofensiva es brutal.

Negativo; Al igual que Mirza peca de una mala selección de tiro. Quizá demasiado chupón por momentos en los que no es necesario, aunque esa imprevisibilidad es la que le hace tremendamente peligroso. Además, no amenaza con el tiro exterior, por lo que a la larga pueden acabar por cogerle el punto en defensa. “Defensa”… ha sido nombrar esa palabra y me ha venido a la cabeza raudo el principal punto débil de Eliyahu. Impreciso y flojo en el 1x1 y escaso a la hora de ayudar a los compañeros. Su defensa mejora con la motivación (lo vimos claramente en la final ACB), pero debe tener una mayor continuidad.

Sea como sea, será en su segunda temporada en Vitoria donde de verdad podremos disfrutar del juego de Lior y juzgarlo con justicia. Este año, le dejo en un notable por su entrega al equipo, por jugar lesionado más de media temporada y por su irrupción final.

Stanko Barac; Su lesión final ha dejado a todos con la miel en los labios tras despertar este año una ilusión brutal. Stanko arrancó el curso demostrando a toda la liga ACB que su sitio en el Baskonia estaba más que justificado, hasta llegar a convertirse en el segundo jugador más valorado por minuto disputado en toda la liga ACB, sólo detrás de… ¿De quién va a ser? De Tiago. De hecho, cuando Tiago se rompe, él da un paso al frente importante, haciendo un partido genial frente al Bilbao Basket que supuso el pase a semifinales. Pero ahí precisamente comenzó un pequeño bache en el juego de Stanko, que fue a menos hasta que acabó por romperse demasiado pronto.

El croata ha cogido galones en ataque, pide la bola y suele acabar con canasta. Atrás intimida por su altura más de lo que lo hacía otros años, y defensivamente ha mejorado con mejores ayudas (aunque sigue cometiendo demasiadas faltas). Para la temporada que viene está llamado a ser una pieza importante, y deberá dar un paso adelante ante la falta de Tiago. Este año le dejaremos la nota en un bien, ensombrecida por su lesión.

Golubovic. Importante en partidos intrascendentes y desaparecido para las batallas de verdad. Golubovic ha aportado dureza y efectivos a los entrenamientos, y profesionalidad sobre la cancha cuando se le ha requerido. Un buen temporero.

Colectivo. El colectivo queda absolutamente condicionado a Tiago Splitter. El Baskonia ha sido el mejor juego interior de la liga cuando Tiago ha brillado, y ha sido una batería interior vulgar sin él. Ha sido una gran defensa con Tiago y una defensa muy vulgar sin él. Ha sido un equipo equilibrado con Tiago y un equipo sin criterio sin él. Ha sido un equipo compacto con Tiago y deslavazado sin él.

Con Eliyahu cojo todo el año y Barac fuera media temporada, el juego interior ha dependido del porcentaje de tres de Mirza, con lo que ello conlleva, y se ha sustentado como una columna romana en Tiago. El balance colectivo no puede ser positivo…

Perspectivas de futuro. ¿Cómo se suple a un jugador que no tiene parangón? ¿Cómo se construye un juego interior coherente cuando pierdes a tu líder? Josean y Dusko se han reinventado ya mil veces, y estamos a punto de ver una nueva reinvención, pero yo lo tengo claro; No busquemos un sustituto a Tiago, porque no existe y nos frustraremos (aparte de frustrar al jugador). El juego interior del año que viene será, necesariamente diferente al de este año, aunque eso puede no ser malo… Quizá el año que viene no haya un faro que ilumine a tus barcos y ciegue a los enemigos, pero habrá un conjunto de pivots que deberán respirar por su cuenta. Cuento con Mirza + Eliyahu de cuatro, y con Stanko + uno o dos refuerzos de pivots.

Y al igual que comenté con los aleros, no le busquemos tres pies al gato. Me desespero leyendo y escuchando que Barac y Eliyahu están en el disparadero. Son nuestros pivots, y sólo saldrán del equipo (al igual que Mirza) si hay otro mejor detrás y económicamente dejan un reguero de pasta tras ellos. Yo, de momento, no me hago ideas de ese tipo y pienso más en el perfil de jugador que pueda ayudarnos dentro. Y el caso es que no lo tengo claro… Sólo le pido tres condiciones necesarias; Intimidación, defensa y rebote. A partir de ahí construiremos un juego interior coherente.

6 comentarios:

  1. ¿¿Eliyahu chupón??

    No lo creo. El año que viene jugando entero veremos el crack que es en tooooooooodas las facetas ofensivas.

    En lo demás bastante de acuerdo.

    ResponderEliminar
  2. Grandísimo análisis Joseba!

    Estoy de acuerdo en general, pero discreparía en un par de notas:

    Dices que el colectivo interior no puede aprobarse. ¿No te parece muy fuerte decir eso de un equipo campeón de liga, por mucho que dependa de Splitter? Yop creo que al menos se merecen un notable.

    En cuanto al futuro. ¿De verdad crees que Eliyahu y Barac van a seguir? Yo creo que al menos uno de los dos sale al mercado seguro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Aupa Joseba,

    Un placer contribuir con comentarios a tus análisis, que por otro lado, son tan completos que es difícil añadir mucho, por lo que simplemente aporto mi opinión…;-)
    En cuanto a los jugadores, poco más se puede decir de Tiago, ha estado imparable cuando el físico se lo ha permitido, probablemente se vaya a la NBA, aunque si hay una posibilidad de que se quede, me parece bien que se haga todo lo posible para ello… ¿sustitutos?.. ¿¿Porqué mirar fuera si puede que los tengamos ya en nuestra plantilla??...
    Cuando se fue Scola, todos buscábamos fuera (Singelton, McDonald…) alguien que pudiera hacer lo mismo, pero eso tampoco era posible, pero otro jugador con unas características distintas y que mientras Scola era el jefe solo le daba descanso, pasó a la primera línea y comenzó a forjarse el jugador que es hoy Tiago… ¿La alternativa a quién?... pues a Barac o Eliyahu…
    Creo que estos dos jugadores, que parten desde la suplencia van a tener la oportunidad de hacerse con el puesto de titular si las lesiones les respetan, tanto Barac como Eliyahu tienen potencial, ya se han acoplado y al principio de temporada comenzaran a disputarse los minutos que Tiago dejará libres… seguro que viene algún pívot más, lo más seguro que 2 y probablemente uno “cupo”, pero creo que serán complementarios al resto y vendrán con el papel de jugadores de equipo…

    Aupa Baskonia!

    Ion.

    ResponderEliminar
  4. Sobre Golubovic sería justo decir que en el partido de Liga Regular ante el Real Madrid en Vista Alegre fue muy importe, Barac y Eliyahu lesionados, y Splitter con problemas de faltas desde el inicio del choque.

    El pivot montenegrino jugó su mejor partido en el Baskonia, metio algunas buenas canastas y se pegó muy bien con Tomic,Lavrinovic, Felipe...

    Ese partido es el que nos ha servido para tener el factor cancha contra los blancos favorable.

    Por lo demás comparto como no podía ser de otra manera el grandioso balance de la temporada.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, Eliyahu ha estado muy bien en los play-offs, pero de ahí a calificar su temporada de notable, va un trecho.

    Si Teletovic aprende a seleccionar su tiro, será infinitamente mejor jugador.

    ResponderEliminar
  6. hola Joseba,justo me fui de vacaciones despues del partido final...uno de los tres que he visto este año en el Buesa (quien me ha visto ...y...) pero son las cosas de tener familia y currar los finde.
    Yo le pondria el notable a Stanko y el bien a Lior...y estoy de acuerdo en que se deberia traer un pivot defensivo y a ser posible,muy intimidador.
    He estado dos semanas sin internet en la playita y no sabes que mono tenia del Baskonia.
    Los articulos...GENIALES, como el final del Baskonia.
    Seguid asi...GRACIAS

    ResponderEliminar