martes, 6 de abril de 2010

Ya sólo queda... El Real Madrid


Voló la Euroliga a Moscú, y con ella, el sueño de una remontada imposible. Lo reconozco, hasta yo mismo creí en ella tras la explosión de felicidad que nos produjo a todos el subidón de adrenalina del martes pasado, el día en el que el “carácter Baskonia” sacó de nuevo sus mejores galas a relucir, y cuando la casta fue suficiente para doblegar al rocoso equipo ruso.

Pero la realidad nos pegó un nuevo mazazo el jueves, y nos devolvió la torta de la misma forma que nosotros se la endosamos al Granada. De hecho fueron finales idénticos pero con equipos diferentes. El Baskonia se valió de un equipo inferior para remontarles 6 puntos en minuto y medio (ayudado por los errores del Granada), una moneda que el Baskonia acababa de recibir de la mano de Holden, que apoyado en los fallos desde el triple del Baskonia en los últimos dos minutos, nos arrebató el quinto partido, un quinto partido que el Baskonia mereció, al igual que mereció el Granada llevarse anteayer la victoria.

Primero, he de decir que sólo vi el partido del martes frente al CSKA, me perdí el del jueves (hasta los pobres tenemos derecho a vacaciones en semana santa), por lo que las conclusiones que aquí pondré hoy, vienen desde la euforia de aquel magnífico partido, pero aunque queden ya lejanas, creo que fue un partido que nos enseño muchas cosas, cosas que no quiero olvidar, porque creo que son la base del crecimiento de este equipo.

NO ME GUSTA MIRAR ATRÁS. Lo pongo en mayusculas y es una declaración de intenciones. No pienso hacer balances del equipo hasta que no acabe la liga, ni lloraré por el partido perdido ni culparé a nadie por ello. Para eso ya tenemos a algunos sectores de la prensa escrita... Quiero mirar para adelante, y si miro hacia delante, descubro que tenemos dos meses por delante, dos meses casi completos para preparar al equipo para el plyoff... y si, seré un pretencioso, pero desde este mismo momento, me pongo a mirar al Real Madrid, equipo al que previsiblemente veremos en semifinales de la liga ACB, y cuya eliminación empiezo a trabajar desde ya.

Os aviso que voy a publicar próximamente tres artículos (suena a amenaza... lo se), hablando en cada uno de ellos de tres aspectos que considero fundamentales para el futuro próximo del equipo y que vienen explicados en aquel magnífico partido del martes frente al CSKA.

El primero de los artículos hablará de la dirección del equipo. En aquel partido, Sean Singletary, no se si por la fiebre de Pau Ribas o por decisión técnica de Dusko (es lo que quiero creer) cambió el rumbo del Baskonia y lo hizo jugar con coherencia.

El segundo artículo hablará de cómo reconstruir el equipo con los mimbres que tienes. Me explico. De este equipo, puedes hacer un conjunto de siete tíos que jueguen 30-35 min por partido, o puedes crear uno de nueve que jueguen máximo 20. Se que hay opiniones para todos los gustos, y yo daré la mía, pero un simple detalle… el aire fresco de la entrada de Singletary y Herrmann el martes, o el soplo de Oleson el jueves, hay que aprovecharlos… entraré.

El tercer artículo recogerá el magnífico (como siempre) artículo que publica hoy en el Diario de Noticias de Álava Josu Larreategui, en el que, en una simple columna, y en muy pocas palabras, resume de manera magistral lo que le ocurre a este Baskonia y en los aspectos que debe trabajar para llegar en buenas condiciones al playoff. Recogeré el artículo y lo comentaré... aunque no lo tengo en edición digital, por lo que os recomiendo leerlo… uno de los mejor artículos que he leído últimamente.

De momento, para todos quienes piensan que este equipo va fatal, y que no tenemos remedio y que vaya temporadita, etc, etc… pues yo lo que le respondería, es que me gusta que en los años malos, el Baskonia marche tercero en liga regular y copa y a dos partidos de haberse colado en la final four. Si así son los malos, los buenos tienen que ser maravillsos.

Un saludo y Aupa Baskonia

1 comentario:

  1. Pues si, voló la final four pero a mi personalmente ,me dejo un gusto muy bueno y sobre todo con la sensacion de que tenemos un equipo que diga lo que se diga ,es competitivo.Despues del año de lesiones y nuevas incorporaciones, yo creo que si le pidieramos mucho mas en euroliga no entenderiamos mucho de este deporte.Lo unico que si les achaco son los dos partidos de Moscu donde el equipo bajo los brazos y no compitio cuando lo sabe hacer como lo demostro en los partidos del Buesa. Tengo la convicción de que vamos a competir estos dos meses y de que si alguien nos da por muertos o no cuenta con nosotros estará equivocado. Los años que ganamos la liga no fuimos lideres y la acabamos ganando. Igual estoy demasiado euforico pero lo creo y la fe es gratuita. ¿Porqué no ? Eso si para ello tenemos que alargar como sea la plantilla, ese plus no lo tienen que dar los Oleson, Hermman, Huertas (me parece un gran base que le falta confianza en si mismo)Rivas y sobre todo porfavor que no se nos lesione ningún interior en los partidos claves, sino apaga y vamonos.
    El deporte como dijo uno, es un estado de animo y el baskonia si lo encuentra, dará mucho que hablar, así que ¡¡¡ AUPA BASKONIA !!!!

    ResponderEliminar