miércoles, 7 de abril de 2010

La direccion del equipo


Vaya por delante que con este artículo no pretendo criticar a ninguno de los tres bases, ya que la dirección de un equipo no reposa única y exclusivamente en los bases... la historia del basket es muy larga, y hemos visto desde direcciones puras y duras (Pablo Prigioni, o el mayor de los extremos, Corbalán) a equipos campeones sin bases (Los Bulls de Jordan) pasando por equipos dirigidos desde el pívot (el Madrid de Sabonis o el Maccabi de Vujcic). Con esto, lo que pretendo decir es que la forma en la que se dirigen los equipos no es única, y en Vitoria, por tradición desde que tengo uso conciencia, estamos demasiado acostumbrados al base “Corbalán”, que parece que todo lo demás lo desprestigiamos sin mas...

El primer “Base Corbalán” que me viene a la cabeza del Baskonia fue Fede Ramiro... Luego le siguieron Pablo Laso, Elmer Bennet o Pablo Prigioni... En Vitoria, todo lo que no sea algo de este estilo nos parece un mal base y lo rechazamos de plano, hablo en general, y este año no es una excepción. Aquí se vilipendió a jugadores como Calderón (“que no es un base, es un escolta” la muletilla que más sonaba por aquí), Planinic, Ukic, etc, etc... por la simple razón de que no entraban en el concepto de “Base Corbalán” que tenemos interiorizado los aficionados de Vitoria.

Bien, pues este año no tenemos bases Corbalanes que valga. Tenemos dos bases- “escolta”, y un base puro, pero con acento americano marcado. Es evidente que la dirección no puede ser la misma que la del año pasado, pero el problema es que no estamos teniendo dirección, y repito, la culpa no es sólo de los jugadores. El entrenador tiene su parte de culpa, tampoco toda, y luego está el oscuro “enigma Singletary”.

¿Por que no hay dirección? Bien, los bases Corbalanes, eran dueños y señores del balón... eran jugadores capaces de mirar a Dusko, ver como entre gritos y gestos le marcaba la jugada “2”, y decidir, porque a ellos les parecía otra la mejor opción, marcar “4” y dársela al Luis Scola, Arlaukas o Jeelani de turno que estaba en racha y sabían que iba a anotar. Notemos los matices de todo lo que he dicho... elegir al jugador en racha, saltarse la orden del entrenador (y tener el carácter de mirarle a continuación a la cara y decirle que tranquilo, que él domina) y dominar el ritmo de a lo que quiere jugar el Baskonia.

Este año, eso no ocurre... dejaré a un lado a Singletary y analizare lo que pasa con los otros dos bases;

Pau Ribas, base titular, es todo corrección... El base mira a la banda, ve los gritos del entrenador, marca la jugada indicada, suelta el balón, corta... la jugada sigue... si no hay una opción clara (no suele haberla) el balón le acaba llegando a Teletovic... y se la tira (con o... generalmente... sin ventaja). No hay control de lo que quieres en campo, porque no buscas al jugador que quieres, sino que el balón le acaba llegando a uno que por tener más morro que los demás, se la acaba tirando. Ocurre eso, o un balón interior a Splitter o un triple de English. Rara vez hay más variantes. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es acaso culpa de Pau Ribas? Que cada uno saque sus propias conclusiones... yo creo que no, que no es culpa de Pau. Por una parte, es culpa del entrenador, pero la principal es del colectivo, que no sabe a que juega, y el balón acaba siempre en el que soluciona todo con tiros imposibles (Sea Tiago, Mirza, San Emeterio o English).

Marcelinho, base suplente aunque a la postre, base con más minutos. Este jugador es diferente. Este si tiene carácter para mirar al entrenador, y saltarse lo que le manda, pero porque es adrenalina pura sobre el campo. Con Marcelinho, lo mejor que le puede pasar al Baskonia es la locura... ahí brilla. No hay mejor base en toda Europa controlando momentos desbocados de equipos. Ahí suelta el mejor pase, anota las mejores bombas y encuentra siempre un jugador con ventaja... Pero no siempre los partidos son desbocados, y, a veces, hay que jugar ataque estático. Y ahí, Marcelinho, muere... ¿Por que? Lo primero, porque arriesga demasiado en el pase, no siempre buscando a los mejores opciones. Huertas mira siempre a Tiago... si puede se la da, aunque sea arriesgando, y si no puede, busca un pase complicado. Pierde demasiados balones para lo que un base de primer nivel continental se puede permitir, y a veces los pierde por simple falta de concentración. Con él en campo, en cualquier caso, suele haber más opciones en ventaja, pero no veo a Marcelinho como un base dominante de tiempos, sino más bien como un preciado recurso en momentos importantes del partido.

Dejo fuera del análisis a Singletary al que volveré luego, pero me centro en los dos jugadores que de verdad están jugando en el Baskonia. Analizados así, uno descubre que le pasa a este equipo y porque juega tan descompensado. Los dos son buenos jugadores, capaces de anotar, pero con un déficit importante sobre todo en el genio a la hora de definir por donde queremos que tire un partido. Si queremos cargar el juego interior, puede que ocurra, o puede que no, dependerá del azar de a quién le llegue la bola en cada momento. Por otra parte, Tiago infunde el suficiente respeto como para que nos sólo los bases, sino también el resto de jugadores lo busque al poste bajo. Eso no ocurre ni con Barac no con Eliyahu ni con Golubovic. Dejo fuera a Mirza, ya que este recibe el 80% de sus balones en la línea de tres.

Y ahora acabo con el enigma Singletary. ¿Por que demonios no juega Singletary? Es más, me voy a permitir el lujo de decir que a Singletary le queda como mucho un cartucho más. Y me explico...

Singletary es el único de los tres bases que de verdad es capaz de dominar un tempo de partido. Es capaz de acelerarlo si hace falta o capaz de calmarlo cuando se necesita. Busca buenas opciones (las mejores opciones) con sus compañeros, y siempre encuentra alguien en ventaja o con tiro abierto. En su debe, que en ataque estático retiene quizá algo más de lo debido el balón, y que en más ocasiones de lo necesario, opta por la jugada personal, aunque todo hay que decirlo, suele acertar.

Yo creo entender el porque de su no participación. Es algo que discutía con un amigo en la Copa del Rey, el día del Bilbao Basket, cuando Singletary estaba jugando un partidazo y Marcelinho estaba haciendo un partido horrible. ¿Por que sentó a Singletary toda la segunda parte y se la jugó con un horroroso (el peor de la temporada) Huertas? La respuesta fue clara... porque es el jugador que te puede hacer ganar frente al Real Madrid, y lo debes recuperar cuanto antes para el equipo.

Y es cierto. A Singletary se le ve como una mejor pieza en este momento, pero no se le ve la proyección o la clase que pueda dar Marcelinho o Pau, aunque estén jugando manifiestamente peor. Y el entrenador se encuentra en la disyuntiva de si dar los minutos a Singletary, con quien se juega mejor, a costa de olvidar en el banco a Marcelinho o Pau, y quizá perderlos para la causa, o si dar minutos a éstos, que si llegan en forma, te dan más confianza en los momentos de la verdad.

Sabéis que siempre he defendido que son necesarios tres bases en un equipo, y lo mantengo, aunque creo que no se está sabiendo manejar esta situación como se debe. En principio, el tercer base es un jugador que debe ser residual en un equipo, aunque con la suficiente garantía de poder salir al campo en un momento dado. El problema es... ¿Y quién demonios es el tercer base del Baskonia? Por minutos está claro, es Singletary, pero por juego... dejadme que lo dude.

Una anécdota. El sábado pasado, frente al Granada, el partido estaba a falta de 5 minutos con 8 abajo para el Baskonia. Como de costumbre (y luego entro con eso) sacamos a Singletary como recurso de desesperación... bien, pues Singletary salió con 8 abajo y se sentó a falta de 3 minutos con el equipo un punto arriba. Fue sentarse Singletary y el granada logró irse de 6 puntos de nuevo. ¿Por que? ¿Por que no acabar el partido con el base que te ha remontado? (lo mismo ocurrió con Walter Herrmann, pero eso lo dejo para otro día).

Digo que a Singletary le queda un cartucho y lo mantengo. Al jugador se le ve resignado a no jugar, a salir al campo a partido perdido, a no contar en los planes del entrenador. Personalmente creo que no es de recibo que el día de Granada, con la dirección de partido haciendo aguas por todos los costados, no lo mirase a la cara hasta que vio el partido perdido. Cuando tras remontar el partido, volvió al banquillo, su cara era un poema en los tiempos muertos. Se reía por no llorar... O se le da una oportunidad de verdad, o acabará mostrando ese pasotismo de los bases que salen a la desesperada... Una pena.

¿Solución? Porque es evidente que hay que buscar una solución, ya que esta dirección de partidos nos lleva a un 3-0 frente al Real Madrid...

Bien, es evidente que Dusko no confía en jugar con tres bases, por lo que debe optar por jugar con dos y dejar una bala en la recamara por si hay lesiones. Además, llegados los playoffs, habrá que ver el estado físico de los pivots, y si finalmente alguien necesita la plaza de Singletary o si la decisión puede ser simplemente deportiva.

Dusko debe elegir sus dos bases. Si en su elección el americano queda fuera, no se por que pero me temo que habrá que buscar la dirección en otro sitio. Y ese sitio sólo puede ser Oleson o Tiago. Ni San Emeterio, ni Barac, ni English, ni Eliyahu ni, sobre todo, Mirza, son jugadores con capacidad de dirección sobre la pista. Sólo Tiago, Oleson o, quizás, Herrmann pueden tener influencia sobre la dirección (aparte de los bases). Por ello, si definitivamente Dusko se decide por estos dos (Pau + Marce) debemos dar una infinidad de minutos a Oleson a fin de que el equipo juegue coherente.

Mi elección (que seguro no coincide con la de Dusko, pero para algo tengo un blog, para mojarme) sería Singletary base titular con Marce de base suplente. Visto el rendimiento de Oleson y English, Pau puede perfectamente ganarse sus minutos desde la posición de dos y dar algún respiro a los bases en caso de necesidad por lesión, pero el equipo debe jugar con un sentido y con un rumbo, y para ello, veo al americano Singletary como la única solución con los mimbres que tienes. Pero ojo, eso hay que hacerlo desde ya. Con esta mini-pretemporada de dos meses que queda hasta el playoff para que Singletary coja la confianza que, por supuesto, no tiene y que le costará coger, aunque haya demostrado saber jugar con el agua al cuello, y dar la vuelta a un partido o una eliminatoria, como ocurrió el martes pasado con el CSKA.

Es una decisión difícil que implica cosas a corto y, quizá, a largo plazo, pero se debe solucionar el desaguisado de dirección actual, y para ello hay que ser valiente.

No debemos acabar el artículo sin olvidar que este problema de dirección no es una sorpresa en absoluto, al menos para mí. En su día ya hablé de la arriesgada apuesta que me parecía optar por la pareja de bases Pau + Marcelinho. Podéis leer aquí lo que escribí en pretemporada. La idea es simple... puedes arriesgar con un jugador que nunca ha jugado de base (Pau) como segundo base de un base de garantías. O puedes apostar por un jugador con Marcelinho, con sólo una experiencia como base importante en un equipo como Bilbao Basket como segundo base de un base de garantías. Pero cuando apuestas dos veces, te expones a lo que está ocurriendo. Quizá Dusko, que tiene mucha más perspectiva que yo, entienda la apuesta de otra forma y la dirección de partidos vuelva a brillar con estos dos jugadores, pero yo, lo cierto es que lo veo algo complicado.

Ojalá me equivoque.... U ojalá se apueste al fin por Singletary.

9 comentarios:

  1. Como compi de urgatzi, es un placer leerte Joseba y esté o no de acuerdo con tus opiniones, son siempre bien articuladas.

    te paso la mía:

    - para mi dirección es liderazgo y criterio y estoy de acuerdo que eso no tiene porque recaer en el base. En los buenos bases, además, se incorpora la creatividad a estos dos elementos.

    nosotros tenemos:

    Pau: orden y cierto criterio. zero liderazgo o creatividad
    Marcelino: Creatividad. Poco criterio y liderazgo
    Singletary: creatividad y liderazgo. poco criterio.

    lo peor de todo es que tenemos a tres bases intentando ser Prigioni, sin confianza de Dusco, presionados y dejando de ser fieles a su estilo.

    yo creo que el problema de dirección es de Dusco. Debe confiar y dejarse llevar por los estilos de los jugadores.

    El mando del equipo debe ser de Tiago y para mi es el que debe dirigir. Es lo que le falta, en mi opinión, para llegar al nivel de Scola (en liderazgo).

    conclusión: no nos faltan ni bases, ni aleros, ni pivots. nos falta un lider en la cancha que imponga el criterio desde su puesto. Por ahora, creo que ese jugador es San Emeterio dando un paso más desde el juego al criterio y liderazgo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Plas, plas, plas!

    Personalmente, Sean me parece un gran jugador pero le falta actitud. Ha habido muchos partidos que parecía que salía a pasar el rato, y en otros, sin embargo, en la primera defensa ya sabíamos que iba a hacer un buen partido.

    Creo, y esto ya si que es una suposición, que en los entrenamientos tiene una actitud parecida y por ello a Dusko no le gusta.

    Huertas me parece un lujazo como segundo base, la verdad, un tío capaz de revolucionar un partido por completo, además cuando sale motivado es capaz de contagiar a los demás. El año que viene si no se confía en Sean, lo más seguro, espero que se fiche un "base corbalán" y se mantenga a Huertas de base suplente.

    Por último Ribas, le tengo mucho cariño pero no es un uno, como escolta se le puede sacar mucho más partido. Lo que si puede hacer, es actuar como base si uno se lesiona y poder prescindir de la contratación de un 3er base.

    Salu2, Will.

    ResponderEliminar
  3. Gran artículo Velimir, estoy deseando leer los dos siguientes.

    Efectivamente Ribas no puede ser de ninguna manera el primer base. Tendría dudas entre Huertas o Singletary, pero Ribas tiene que ser el tercer base.

    Huertas da una de cal y otra de arena. Singletary me parece el base más puro, a pesar de que a veces ralentiza mucho el juego.

    Yo creo que nadie puede decir que Ribas lo hace mejor que los otros dos, aunque es mi opnión.

    Not_Casual.

    ResponderEliminar
  4. Buen artículo Joseba.
    Respecto a Pau Ribas creo que está en el sitio perfecto para aprender a ser un buen base. En cualquier otro equipo grande se esperaría una inmediatez ilógica en cuanto a resultados. Creo que Pau tiene todo el talento, las cualidades y, sobre todo, el entorno adecuado para conseguirlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. chapeau! singletary si o si

    ResponderEliminar
  6. Joseba, te sales!!

    Una pregunta muy clara. Creéis que la prox temporada Ribas será escolta y se fichará a un base titular?

    ResponderEliminar
  7. En general, todos los equipos de élite pagan muy caro no tener dos bases en plantilla al comenzar la temporada. Pau Ribas no es base, aunque pueda subir el balón en condiciones, y eso se nota. En la dirección del equipo, no se hacen experimentos.

    Luego llegó Singletary pero, como dices y por la razón que sea, no tiene la confianza del entrenador.

    Supongo que todo se debe al elevado número de aleros que tiene el equipo. San Emeterio, English, Oleson y Ribas, cada uno con su estilo, son jugadores de perfil similar en la cancha.

    Al equipo le faltan pivots y le sobran aleros. Eso ha sido un problema desde el inicio de temporada, agravado por las lesiones de los jugadores más versátiles, como Eliyahu y Hermann.

    ResponderEliminar
  8. Bueno antes de pensar en el madrid habra que quedar segundos o terceros porque el baskonia gracias a que gano al granada de milagro porque sino tendria al valencia pisandole los talones y aun teniendo que ir a madrid, fuenlabrada, sevilla o malaga que no son precisamente salidas faciles asi que esperemos a ver como acaba primero la liga regular antes de hacer cabalas y luego ambos dos tendran que pasar los cuartos de final que a tres partidos cualquier rival te puede dar un susto. Malo cuando aun en plena temporada se estan haciendo ya balances y pensando en la temporada que viene, eso si sigo todavia sin escuchar una sola voz hablando en contra del fichaje de herman que se esta llevando una millonada y que a pesar de que le han perseguido las lesiones, no ha marcado ni mucho menos las diferencias que deberia haber marcado un jugador de su categoria y de su cache. No digo que sea el mismo caso que drobjnak que vino aqui de vacaciones y su actitud fue lamentable pero tampoco es para que no se oiga ni una sola voz critica hacia este fichaje.

    JOSERRA

    ResponderEliminar
  9. No puedo estar mas de acuerdo con todo lo que he leido en este articulo. Me alegro de que haya mas gente que lo vea claro.

    ResponderEliminar