domingo, 7 de marzo de 2010

La final soñada


La vida es un carrusel. De la mayor decepción del mundo tras perder en casa de 11 puntos frente al Khimki, se pasó a una euforia contenida tres recuperar el crédito en Moscú. Esa euforia se desató cuando Peras, ¡¡Grande Peras!! Nos echó un capote el miércoles venciendo a los rusos de 20. Pero esa euforia desmedida se esfumó como por arte de magia el jueves tras caer en Grecia, y al carrusel le tocó bajar al abismo.


¿Qué lectura se puede hacer de este carrusel de sensaciones? La primera y fundamental es la valoración objetiva. El Baskonia aventaja al Khimki en seis puntos el average general a falta de una jornada (¿Suficiente? No lo sé, pero seguro que los rusos nos cambiaban encantados el estado). Además, el Baskonia juega “su final” en casa frente a la Cibona, supuesta cenicienta del grupo, mientras que sus rivales por la única plaza en juego, Cibona y Khimki, se enfrentan, el primero en campo contrario frente a un potente equipo obligado a ganar para clasificarse, y el segundo frente a la mejor plantilla de Europa e invicta del grupo. Estos, y no otros, son los datos objetivos que nos deben marcar nuestro estado de ánimo el jueves.


El Baskonia juega su final soñada. Si antes de empezar el Top-16 nos dicen que nos clasificaríamos para cuartos si vencíamos a la Cibona en casa, todos y cada uno de nosotros lo hubiésemos firmado. No cambio mi situación por la de nadie, ni por la de Cibona ni por la de Khimki. Eso sí, hay que cumplir… Si queremos jugar los cuartos, hay que vencer. ¿Y si no vencemos? Si no vencemos, no merecemos jugar la siguiente fase. No hay que darle tantas vueltas. No quiero jugar los cuartos de una competición ganando sólo dos partidos, y sin una mísera victoria en casa. Si un club es grande y quiere jugar una final four, debe ganar este tipo de partidos. Si no los gana, que pase el mejor.


Dicho esto, podríamos hablar largo y tendido acerca del juego que el Baskonia viene practicando desde que Tiago cayese lesionado. El partido de Grecia fue mucho más descriptivo de lo que todos imaginamos. Allí vimos las dos caras del Baskonia “sin Splitter”, al que denominaré, BSS.


El BSS es un equipo de muchísima calidad individual, pero dependiente completamente del porcentaje de triple, inoperante en el rebote defensivo y con una defensa muy selectiva (luego lo explicaré). Tiago lo cambia todo, ya que el BCS (Baskonia con Splitter) es un equipo mucho más equilibrado en la ofensiva, intenso en el rebote y consistente en la defensa.


Lo pudimos ver en Grecia. Mientras los porcentajes de tiro se mantuvieron altos, el Baskonia defendió bien (no llegaba una segunda ayuda, pero al menos se contenía el 1x1, y las primeras ayudas llegaban correctamente) y el rebote estaba equilibrado. Pero cayeron los porcentajes… ¿Y qué ocurre cuando caen los porcentajes? Pues que la defensa del 1x1 se va al garete, la primera ayuda sólo llega a veces (de la segunda ni hablamos) y dejamos al rival que nos doble en rebotes en nuestra canasta sin miramientos. Y todo, propiciado por el descenso en los porcentajes. Eso que ocurrió en Grecia, es lo que hemos venido viendo una y otra vez desde esa maldita y tonta caída de Tiago que le produjo el “edema”. Los triples entraron frente al Bilbao Basket, Khimki (en Rusia), Joventut o Canarias (primeros cuartos), pero no entraron frente a Madrid, Olympiakos (segunda parte) o Khimki en Vitoria.


El juego del BSS no se construye desde la defensa sino al revés. El porcentaje incentiva la defensa, y eso provoca que cuando no entren los tiros, la defensa se caiga también. La sangría del rebote es una constante (sólo equilibrada en el partido frente al Joventut), como también lo es la defensa interior.


¿Debemos preocuparnos? Si y no. Si debemos preocuparnos porque un equipo como este debe saber construirse desde atrás. Acepto que haya días en los que no entren los triples, pero no acepto que la blandura acompañe a esos momentos. ¿Está el equipo capacitado para defender? Nuevamente, Si y No. Si, lo está… lo ha demostrado, pero No, no puede mantener una alta intensidad cuando está tan corto de efectivos y juega un número tan elevado de partidos de compromiso con viajes leoninos. Y ojo, que para ser un equipo dependiente del triple, al menos podemos tener la tranquilidad de estar plagados de excelentes tiradores. Teletovic, English o Ribas están siendo el martillo pilón desde el triple, pero Oleson puede sumarse en cualquier momento, y tiradores supuestamente peores como San Emeterio, Herrmann o Marcelinho están manteniendo buenos números. Incluso Barac mete su triplito todos los partidos… Si nos la vamos a jugar a tres (y a esto no juega sólo el BSS, sino un millón de equipos, en la ACB y en Euroliga), no cambio de equipo de tiradores.


Otro apunte positivo es que desde que el viernes de madrugada el Baskonia aterrizase en Vitoria, no se ha movido de Vitoria, por lo que encarará el partido frente a la Cibona, el próximo jueves, con casi una semana de reposo en casa. Esto permitirá una mayor intensidad defensiva, que unida a la motivación que, obligatoriamente, debe presidir el partido, hará del Baskonia, seguro, un equipo “enchufado”.


¿Y Tiago? ¿Dejaremos atrás el BSS este jueves? Ojalá Tiago esté para jugar, pero si no lo está que no fuerce. Si queremos ir a la final four, en un duelo desigual frente al CSKA, necesitaremos al mejor Splitter. Y si no somos capaces de ganar a la Cibona en casa sin Tiago, no merecemos tener la opción de enfrentarnos al CSKA. De momento, cuatro largos días por delante…

8 comentarios:

  1. Yo creo que jugandoen casa, entren o no los triples, acabaremos ganando el partido.

    Si el día 11 de febrero nos dicen que estamos a un partido en casa y con la cibona para clasificarnos, hacemos el pino con las orejas.

    Aupa Baskonia!!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, y dada la situación de no poder contar con Tiago, se puede decir que el final es el que todos soñábamos. Desde luego, seguro que a Cibona y Khimki les gustaría estar en nuestra situación. En pura lógica Baskonia es quien más fácil lo tiene, juega con la ventaja del average, lo hace en casa frente al equipo más asequible del lote, mientras que el Khimki se juega las habichuelas contra el Olympiacos, que bien es cierto que no se juega nada, pero que tampoco va a permitir que le vapuleen y le humillen o que le ganen sin más ni más; un equipo que aspira a ganar el campeonato y que es favorito siempre tiene que dar la cara aun cuando no se juegue nada en el envite. Como bien dices, si Baskonia no es capaz de ganar a Cebona apaga y vámonos, pero el jueves espero el mejor Baskonia, el de Rusia sin ir más lejos. Lo que vi el jueves pasado frente a Olympiacos no me gustó nada. Sí me gustó el primer cuarto... y mucho, vi al equipo que quiero ver, bien en defensa, paciente en ataque y con una buena presencia en cancha frente a un equipazo, dando la cara. Pero a partir de ahí... fue algo lastimoso y gracias a que el estropicio no fue mayor porque Baskonia estuvo a punto de naufragar pero bien. Me parece inaceptable que un equipo se diluya de esa manera, que dé la imagen tan penosa que dio Baskonia en algunos momentos del partido. Soy consciente que el rival era poderoso; entiendo que es difícil defender a un tipo llamado Sófocles Schorchianitis, que sólo con su presencia asustaría al mismísimo Mike Tyson, y que de un manotazo te pone mirando a cuenca. Pero de ahí a, por momentos, hacer el ridículo media un abismo, a mí me parece simplemente inaceptable. Había momentos en que pensaba si los jugadores eran conscientes de que también existía una cosa que se llama “average” porque parecía que viendo el partido perdido se dejaban llevar por el vendaval griego... en fin... un despropósito de partido que al final se arregló un poco, afortunadamente, más por demérito de Olympiacos que por méritos de Baskonia.

    Lo de Tiago, pues lo has dicho todo y muy bien, como siempre. Un apunte que no quiero dejar pasar: no sé bien quién gestiona en el club el tema de lesiones pero lo que se ha hecho con Tiago no tiene perdón de dios. Cómo se le saca ante Khimki y peor aún frente a Valencia (partidos importantes, lo son todos, pero no trascendentales y a las pruebas me remito que contra los rusos se perdió y ahí estamos) ¡¡¡sin estar el jugador plenamente recuperado!!! Luego a pagar los platos rotos por culpa de una lamentable decisión ¿de quién? Me gustaría saberlo porque me parece intolerable.

    Un cordial saludo y ¡¡¡AUPA BASKONIA!!!

    ResponderEliminar
  3. Los partidos como los del jueves se ganan con paciencia. Y este equipo no tiene paciencia. El mejor ejemplo lo tuvimos contra el Kimkhi en casa. No entraban los triples y, aún y todo, seguían tirando sin parar.

    Pero no dudo que ganarán el partido. Eso sí, veo un partdo apretado y emocionante al final.

    Yes we can !!

    ResponderEliminar
  4. No dejamos atrás al BSS. Seguiremos sin Splitter al menos una semana más.

    Joder, a ver si aprendemos de los errores y no los volveos a cometer. Que descanse hasta el partido del CSKA, si ganamos mañana, que es cuando volvemos a jugarnos algo.

    Ahora lo importante es que nuestra estrella se recupere bien y sin forzar

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Aqui parece que nadie cuenta con la cibona que aunque lo tenga dificil tiene posibilidades y la va a dar todo. Solo hay que mirar su diferencia de basketaverage para darnos cuenta de que nadie le ha ganado con claridad. Y el olimpiacos no me extrañaria que tirara el partido en moscu pensando que el baskonia podria ser un rival dificil es una hipotetica final four. Teoricamente el baskonia ganando va a pasar porque el olimpiacos va a ganar en moscu porque la verdad que la imagen del kinki estas dos ultimas jornadas ha sido lamentable. Ya se que aqui casi no se admiten criticas porque teoricamente los clubs ricos y con dinero son el madrid y el barcelona pero tiene delito que en tiempos de crisis la diputacion de alava le de ¡30 millones de euros¡ al baskonia para la ampliacion de su pabellon. Yo siempre digo que el baskonia no juega en inferioridad economica con respecto a los equipos grandes, ese se podia decir hace ocho o diez años, ahora no.


    JOSERRA

    ResponderEliminar
  6. "la diputacion de alava le de ¡30 millones de euros¡ al baskonia para la ampliacion de su pabellon."(ERROR!!)

    La Diputación de Álava es propietaria del Fernando Buesa Arena.

    Es evidente que el Baskonia juega en inferioridad económica con respecto a Madrid, Barsa y otros equipos europeos. Ahora bien, si se cierran los ojos ni siquiera lo evidente se ve.

    ResponderEliminar
  7. Me da igual que el pabellón sea del baskonia o no pero ese dinero va a ser disfrutado por el baskonia y pagado por los bolsillos de todos los alaveses se quiera disfrazar como se quiera disfrazar sino de donde va a sacar el baskonia ese dinero para ampliar el pabellón? Y el baskonia tiene un gran mérito pero también es un club muy fuerte económicamente y que no trabaja precisamente la cantera. Mérito pero de verdad tienen clubs como la penya o el estu que no paran de sacar chavales y siguen estando en la elite. JOSÉRRA

    ResponderEliminar
  8. Al menos serán los alaveses quienes paguen ese campo. Fueron los vitorianos quienes pagaron el campo de futbol del Alaves (que costó mucho más de 30 millones), los donostiarras quienes pagaron el campo de futbol de la real, etc.

    Pero es que, el campo de futbol de san mames, lo vamos a pagar TODOS LOS VASCOS. con dos cojones. Viva el gobierno vasco y sus decisiones.

    El madrid va a jugar en "la caja mágica" ese campo que ha costado una millonada, que han pagado los madrileños, para una olimpiada que nunca se va a jugar.

    Y la diputación de Bilbao ha pagado el campo del bilbao basket, ese de Mirivilla.

    no me vale Joserra. No me vale el argumento en absoluto. Se le ayuda al baskonia como a todos los equipos de futbol y baloncesto del mundo. Si me dices un sólo equipo que se haya pagado su pabellón te invito a una copa.

    Vander

    ResponderEliminar