martes, 16 de febrero de 2010

El Baskonia y las dudas para la Copa


Yo debo vivir en otro mundo... Un mundo en el que todos son malos menos nosotros, que somos muy buenos… un mundo en el que cuando las cosas no salen exactamente como queremos, nos ponemos nerviosos, un mundo en el que la palabra “duda” se aplica sin ningún criterio y un mundo en el que la los problemas de los demás no existen…

Leo y oigo que hay dudas con respecto al Baskonia en esta Copa del Rey. ¡¡Cómo no!! ¡¡Enfrente hay otros siete equipos con el cuchillo entre los dientes y dos de ellos que nos triplican el presupuesto!! ¡¡Claro que hay dudas!! Esa es la grandeza del basket…

Pero no, la gente que tiene dudas, no las tiene por eso... Las tiene porque Singletary es muy malo y no se le debió renovar, porque Dusko no vale, porque no se ha parado Eliyahu, porque qué locura lo que se ha hecho con Splitter, porque Herrmann es un ex - jugador, porque con Oleson el Madrid nos la metió doblada, porque English es un paquete que no sabe botar, porque Teletovic es un vago que no defiende, porque nos ganan hasta los rusos del Khimki… Podría seguir así hasta el infinito, porque además, todos acabaríamos encontrando un argumento de estos en el que estaríamos de acuerdo…

El domingo sufrí una experiencia curiosa e inolvidable en el pabellón. Me senté en un sitio en el que no suelo sentarme, junto a un individuo al que no se si le gusta el baloncesto o no (debe gustarle, porque paga un abono de los caros), pero que seguro no le gusta el Baskonia. Se pasó todo el partido insultando a Dusko y a los jugadores… ¡¡Vago, más que vago!! ¡¡Qué vergüenza!! ¡¡No juegan a nada!! ¡¡Ala, otro triple, veeeeeenga!! ¡¡Pero qué malo!! ¡¡Sienta a English!! ¡¡Sienta a Teletovic!! ¡¡Qué horror!! ¡¡Ala, otro triple, veeeeeenga!!¿He dicho que estuvo así todo el partido? He mentido. Estuvo así durante 38 minutos. Los 38 primeros. Curiosamente, los dos minutos en los que yo más gocé, fueron sus minutos de silencio. Se podría decir que hasta salió del pabellón con la cara descompuesta. Alguno de vosotros pensará que es una metáfora que he inventado para explicar lo que quiero decir, pero os juro como que me llamo Joseba que es cierto.

En el fondo, este hombre lo que hace es poner sus dudas sobre la mesa, multiplicarlas por 100, y dedicarse a sufrir en vez de a disfrutar del baloncesto. Las dudas son buenas, pero hay que saber canalizarlas… o te conviertes en un amargado.

¿Acaso no tendrá dudas el Madrid tras perder en casa con el Bilbao Basket?
¿Acaso no tendrá dudas el Barsa de pensar en un final apretado (este año ha jugado 4 finales apretados y ha palmado los cuatro)?
¿No tendrá dudas el Cajasol tras perder con Unicaja?
¿De verdad creéis que un equipo que acaba de salir de puestos de descenso, y que sólo ha ganado a uno de los 8 participantes de la copa (precisamente la semana pasada) como Bilbao Basket va sin dudas a la copa por mucho que haya ganado al Madrid?
¿No tendrá dudas Estudiantes que este mismo sábado vio que da igual lo que haga, que jamás ganará al Barsa, y que además acaba de ver como el Valladolid le adelanta por la izquierda?
¿Qué podemos decir del Valencia, un equipo incapaz de rematar un partido tan importante como el de este domingo en Vitoria cuando lo tenía ganado?
¿Y el Juventut, que no gana desde ni me acuerdo cuando?

Quien vaya sin dudas a Bilbo que levante la mano. Las dudas son parte del juego. Las lesiones son parte del juego, y no podemos lamentar la de Splitter, porque entonces el Madrid tendría que lamentar la de Felipe, el Valencia la de Rafa Mtz, etc, etc… El baloncesto es así, las dudas son buenas, porque nos ayudan a motivarnos, y sobretodo, son buenas porque las dudas son universales… todos tenemos las nuestras… pero no deben convertirse en nuestro enemigo.

Ayer, en la web de la ACB repitieron la final de Valencia en la que Gadou subía el balón frente a Dueñas, y donde Scola, Nocioni, Elmer o calderón hacían diabluras frente a los Bodiroga, Dueñas o Jasikevicius.. ¿Recordáis aquella Copa? Yo no la olvidaré nunca… Aquello sí que eran dudas, con Griffith lesionado, con Wolkowiski en el hotel, con Calderón reapareciendo de forma milagrosa, con Elmer que acababa de llegar tras su larga lesión, con Simms de cuarto pívot, con el equipo clasificado de carambola… ¡¡Vivan las dudas!! Casi ganamos aquella Copa... pena de triple no tirado por Foirest...

Cuento ya las horas para la Copa… Vayamos a disfrutar, y no a sufrir… Para sufrir, ya está mi vecino de butaca del domingo… Lo mismo se ha comprado un abono y se planta en Bilbo a insultar a los nuestros con la bufanda baskonista al cuello… y no os equivoquéis, llegar a ese punto es sólo multiplicar las dudas por un número suficientemente alto.

4 comentarios:

  1. En vitoria hay mucho energumeno como tu vecino, creo que todos tenemos uno cerca.

    Ya no queda nada para la Copa. ¡¡Aupa Baskonia!!

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo joséba y te digo una cosa ese señor que estaba sentado a tú lado me apuesto lo que sea a que viene del fútbol porque yo nunca entendere que alguien vaya a meterse con sus propios jugadores o su propio entrenador, es como salvando las distancias meterte con tú propia familia, criticar claro que se puede criticar pero la gente que va a canchas de baloncesto o campos de fútbol a insultar sólo demuestra que su vida está llena de frustaciones y las manifiesta ahí. Cuando uno duda es porque está vivo y se plantea que no es perfecto y que puede mejorar, cuando uno se cree perfecto e inmaculado es cuando viene paco con las rebajas y los equipos se llevan palos. La copa se presenta apasionante, seamos sinceros el barcelona es el gran favorito y con diferencia, cualquier otro que la ganase sería sorpresa pero a partidos a cara de perro todo puede pasar. Disfrutemos de ella y respetemos al rival. JOSÉRRA

    ResponderEliminar
  3. Oso oso ondo, Joseba.

    Como ya te han dicho impresionante artículo y siempre necesario, aunque últimamente y leido todo lo leido en foros y demás sobre nuestro equipo, más si cabe.

    Disfrutemos de esto que es lo que nos gusta!!!!!

    BAT

    ResponderEliminar
  4. a ver si estuviste sentado al lado mio....y no lo digo porque sea yo la que critique, si no porque tengo un impresentable de esos justo detras mio!! Es capaz de sacar lo peor de mi...
    en fin, cuanto queda ya?? poco más de 24 horas y a disfrutar como enanos!! y si ganamos pues mejor!! GOAZEN BASKONIA!!!
    Saludos desde Bilbo

    ResponderEliminar