lunes, 30 de noviembre de 2009

Sigue sonando el blues... tornando a Chavela Vargas


Van Morrison sigue melancólico, esta semana más que la anterior (pero menos que la próxima). El Baskonia ha caído en los dos encuentros de esta semana, no ha vuelto ningún efectivo, parece que Mirza ha caído en la red también y para colmo, Singletary nos dio ayer la de arena. Sigue el blues, acercándose más a la lacrimógena Chavela Vargas que a Tom Waits. Toca llorar...

Las valoraciones son complicadas. El partido de Manresa es una incógnita de difícil interpretación debido a la falta de presencia de cámaras. Las referencias son confusas... Si uno escucha las declaraciones de Dusko Ivanovic tiene una impresión del partido, si lee la prensa vitoriana de hoy tiene otra, pero si lee la prensa catalana la conclusión es diferente.

Creo que sin haber visto el partido (siempre faltan las cámaras cuando más se les necesitan) cualquier conclusión que se pueda sacar queda totalmente emborronada. Sobre todo porque tengo en la cabeza conclusiones que en otras circunstancias se han sacado en la prensa que no han coincidido con mi visión de las cosas (ni parecido). En cualquier caso hay aspectos que son muy complicados de analizar ahora mismo. La derrota de Manresa y la de CSKA parecen no tener mucho que ver.

Yo ahora mismo tengo varios axiomas muy claros, que pueden combinarse para explicar (o emborronar) esta situación...

1. Un equipo con mayor calidad que otro, a igualdad de actitud, gana en un 90% de los casos.


2. Un equipo con mayor actitud que otro, a igualdad de calidad, gana en un 90% de los casos


3. Un equipo con mayor calidad que otros, pero con menor actitud que el rival, sólo gana en un 50% de los casos, y fuera de casa, ese porcentaje se reduce al 20%


4. La actitud no es un “bien innato”. No es sencillo mostrar actitud cada día. La teoría dice que la actitud es como el valor, que se presupone, pero la práctica demuestra que la actitud suele acompañar a los equipos en momentos de euforia y abandonarla en momentos de depresión. Ejemplos hay a patadas... En la liga ganada en 2002, el partido víspera del playoff fue un Baskonia-Lobos Cantabria, en Torrelavega, que se perdió de forma insultante por los jugadores baskonistas. Sólo por poner un ejemplo de un equipo con supuesta “actitud innata”.


5. A igualdad de actitud y calidad, la clase individual de los jugadores que en ese momento están en racha deciden los partidos.

Con estos cinco axiomas, creo que puedo explicar lo ocurrido esta semana. Y vosotros también... Ahora bien, que factores motivan la actitud y la calidad?

¿Tiene el Baskonia la calidad que se le presupone sin Oleson, ni Huertas ni Eliyahu ni Herrmann ni casi-Mirza? ¿Pueden los siete jugadores y medio que quedan mantener una intensidad alta en cada partido (si, ya se que deben, pero... ¿Pueden?)

Experiencia. ¿Como es posible que con tres ataques seguidos para ganar un partido con el equipo uno abajo, se lancen dos triples? ¿Tiene el Baskonia en este momento, con la plantilla que tenemos, un matador que pida la bola en ese momento y se la juegue?

La situación es dura, sobre todo analizando con gafas de cerca lo que está ocurriendo. La realidad nos dice que Tiago está recibiendo trescientos golpes por partido, y que empezará a recibir cuatrocientos como no reciba ayuda por otro lado (la lógica preparación de partido de cualquier entrenador). La realidad dice que ni English, ni San Emeterio, ni Ribas, ni Barac son jugadores que pudiesen actuar de titulares en un equipo de final four Euroliga ni de final ACB. La realidad dice que sólo Tiago, Herrmann, medio Mirza y quizá Oleson podrían hacerlo. La realidad dice que el Baskonia sufre para juntar 8 para jugar... ¿Imaginan un entrenamiento?

Y lo peor de todo... ¿Que perspectivas cercanas tenemos? Este miércoles, o sea, pasado mañana, volveremos a contar con Ribas y Singletary de bases, con San Emeterio y English de titulares y con el hombre invisible de único alero suplente, y con Tiago y Barac por dentro, y quizá, sólo quizá, dos cojos para ayudar. Triste realidad...

En esas... es que sólo queda pedir paciencia. Y actitud.

Dentro de nuestros axiomas, el miércoles, cuando menos podríamos pensar en igualar calidad (y no será sencillo), y superar en actitud para llevarnos el choque. Parece obligatorio para un equipo con “carácter Baskonia” en las venas, pero que nadie piense que es sencillo. Olvidémoslos de pensar que podremos poner más calidad que la Roma sobre la mesa. No la tenemos ahora mismo. Porque seamos claros, si la Roma le pone actitud, que se la pondrá, el partido puede resultar tremendamente complicado, y resolverse por la vía del quinto axioma, que es la vía por la que se resolvió el partido del CSKA; Por la clase individual de los jugadores que en ese momento están en racha. El pasado jueves fueron Holden Siskauskas y Langdom. Esperemos que en éste, sean Splitter, English o Ribas.

No queda otra...

¡Ah! ¡Si! Poner una estampita a la virgen, y que al menos no caiga ningún otro.

4 comentarios:

  1. Saludos de "el amigo de Joe":

    ¿Es ahora Dusko Ivanovic "preso" de su antiguo , monótono y duro discurso?

    Las últimas comparecencias y declaraciones de Dusko frente a la prensa hubiesen sido impensables de oir meses atrás (incluso a pesar de las evidentes circunstancias actuales) .

    AGUR

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco pude visionar el partido frente al Manresa y es cierto que Dusko y la prensa han debido ver dos partidos diferentes a tenor de lo dicho por unos y otros. Ya dije en otro comentario que me sorprendía enormemente la suavidad de las declaraciones post-partidos de Dusko en sus últimas comparecencias y me decanto por creer lo dicho por la prensa hablada y escrita, que viene a resumirse en que el equipo jugó muy mal, que la defensa fue una broma y que faltó actitud en la cancha. Que juegue mal no me molesta en especial dadas las circunstancias. Que no se defienda bien, sin ayudas ni nada, pues... lo entiendo bastante menos. Pero que no haya actitud y deseo de ganar en la cancha sí que me molesta mucho, porque en este punto no hay lesiones que valgan, los que están bien tienen que dejarse la piel en cada jugada y no hay excusas ni paños calientes. De nada sirve tener más calidad que tu rival si luego no pones el máximo en cada balón que se disputa, y lo de Manresa es un fiel reflejo de lo que acabo de decir. Me empieza a preocupar este tema que sumado a lo liviano del discurso duskiano me hace sospechar que hay algo más que los aficionados de a pie no sabemos. Es posible que sea un problema mental, que haya miedo a más lesiones o vaya usted a saber el qué, el caso es que este Baskonia no lo reconozco. Sin carácter seremos un equipo vulgar, nos podrá ganar cualquiera a nada que le eche un par y, desde luego, muy lejos de optar a ganar algún título visto lo visto hasta ahora. Estoy deseoso de que la enfermería se vaya vaciando para ver si realmente el problema son las lesiones o quizás existe algo más. Yo pienso que el equipo, al completo, tiene calidad para dar mucha guerra, pero ¡claro! hay que demostrarlo en cada partido. El miércoles tenemos un hueso muy duro de roer y mucho en juego; espero que al calor de la afición el equipo le eche carácter porque si no... vamos mal... muy mal.

    Un saludo y... ¡¡¡AUPA BASKONIA!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenas,

    yo cada vez tengo más claro que Dusko dice en las ruedas de prensa lo que le da la gana; ni más ni menos. Me da que es precio que hemos de pagar para que duren más del minuto y medio que duraban durante su primera época, donde era brevísimo pero directo... y además sonaba a sincero. Ahora, hay cosas que suelta en las ruedas que no se sostienen por sí mismas... y ni tan siquiera suenan sinceras.

    Me uno a la idea que expresa Gatzaga: creo que no nos estamos enterando de algunas cosas que están pasando.

    Y, ODIO, que tengamos un club donde cualquier aspecto que difiera del juego sea tratado con un ocultismo que para sí hubiera querido la antigua U.R.S.S.

    Joder, no es tan difícil hacer un poco más transparente la situación y las cuestiones del club. No se trata de que nos digan que tal o cual han salido por la noche -cosa que me da absolutamente igual... si acaso ya me los encontraré yo en alguna discoteca- sino que, por ejemplo, si un jugador se "rompe" en la rueda de calentamiento porque no está bien recuperado (más pistas??) pues se diga, co*****, y no se trate de ocultar lo obvio.

    O que se traten con naturalidad las lesiones y sus períodos de recuperación, que parece que hacemos el tonto de la manera más absurda no sé si para despistar al rival o para despistar al propio jugador lesionado.

    Tú, Joseba, por haber estado donde has estado y ser el hijo de quien eres (por cierto, un abrazo para él) sabrás mil historias de este tipo. Pues de esa cuestión estamos hartos muchos ya.

    Bueno, la verdad es que hablar de estas cuestiones me enciende y no me deja muchas ganas de hablar del juego. Como todos del día de Manresa no puedo hablar; sólo escuché a R.V. donde al "pobre" Garaialde se le está acabando la paciencia, sobretodo con la actitud del equipo... él, que era todo pelotas en la cancha.

    Pero sí me gustaría comentar algo del día del CSKA. ¿Alguien se dió cuenta de cómo llegaron los jugadores a los últimos minutos del partido?... ¿alguien se dió cuenta de las rotaciones que se hicieron en la segunda parte? Micov sin jugar y Singletary apenas lo hizo en los 2dos 20 minutos. Con Ribas agotado prácticamente todo el último cuarto, y English y SanEme en las últimas tras jugar toda la 2da parte. No entiendo que no se rotaran entre ellos para dar un par de min de oxígeno a los jugadores con los que te vas a jugar el partido.

    Como positivo -además de la actitud del equipo- que por fin salieron algunos sistemas en ataque. Especialmente interesante que saliera alguna jugada tras tiempo muerto.

    Saludos, Gorka

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar