lunes, 2 de noviembre de 2009

Hallaremos un camino, o si no, lo crearemos.


Una frase de hace mas de 20 siglos. Una frase de Aníbal, general cartaginés. Una frase pronunciada ante la perspectiva de que un inmenso ejército, elefantes incluidos, ante la imposibilidad de atacar Roma por mar debido al poderío naval del Imperio, cruzara los Pirineos y los Alpes para llevar la guerra a las puertas de la Ciudad Eterna. Si me lo permitís, una empresa y una frase con un par.


Dejemos de momento la cita, y demos un salto, en el tiempo, en el espacio y a situaciones menos dramáticas. Siglo XXI, Vitoria-Gasteiz, baloncesto, Baskonia.
Quien más quien menos, tenía en mente que este verano, además de las consiguientes sustituciones de jugadores que saldrían de la plantilla, había dos puestos claves, que quien sabe, nos privaron de poder llegar más lejos aun la pasada temporada: Base suplente, pívot suplente. Finalmente, como todos sabemos, la plantilla se ha cerrado con dos bases nuevos, y el mismo pívot suplente, y aquí, empiezan los problemas.


Empiezan los problemas porque para bien y para mal, la pasada temporada, y esta, el jugador clave de nuestro club, se llama Tiago Splitter. Da igual quien lo acompañe, sean Rako y Mickeal o Herrmann y Oleson, si minimizan a Tiago, nuestras opciones caen varios enteros y los rivales lo saben.

Al igual que en aquella final de 2006 frente a Unicaja Sergio Scariolo puso todo en el asador para frenar a Luis Scola e importándole poco el resto, nuestros contrarios de hoy, siguen el ejemplo. Los ejemplos claros, el Barça de año pasado cuya única intención fue “matar” a Tiago con excelentes resultados. Lo hizo ayer Valencia Basket que con Perovic y su otro pívot de nombre inescribible le hicieron pasar las de Caín a nuestro Capi. Por el contrario, como vimos frente a Maccabi, y ante pívots tipo Lampe, mas tirador que otra cosa, Tiago campo a sus anchas, el fue MVP y el equipo se llevó el gato al agua.

Y es que, no es que Tiago no haga buenos partidos en estas circunstancias, que los hace, el problema se ve en los últimos minutos, ese ganchito con la izquierda que siempre entra, se queda corto, y no solo el, el equipo pierde su engranaje fundamental y se convierte el duelo en un cara o cruz.



Así pues, como Aníbal, conocemos el problema, pensemos soluciones.


Hallemos el camino. Se me antoja “Misión Imposible”. Con nuestro presupuesto y las alturas de temporada en las que estamos, no encontraremos un jugador capaz de dar un gran alivio a Tiago. Traer un jugador que se pegue 15 minutos, desgaste a rivales y deje que el maestro remate la faena, es una quimera.


Creemos el camino. Es nuestra única vía. Urge un darle la vuelta a todo, como decía Joseba en tiempos de Scola, un plan B. Un plan que puede pasar por no obligar a Tiago a salir a todos los bloqueos, a no ayudar siempre, a recibir ayudas del otro pívot o del base. Un plan que active sistemas de ataque sin pasar por Tiago. Mas movimiento de balón, más penetraciones, en definitiva, mas responsabilidad del resto de compañeros. La necesaria y definitiva activación con galones de los Oleson, Eliyahu o Teletovic. No sigo, doctores tiene la Santa Madre Iglesia.


Termino, quiero pensar que los responsables del equipo saben de esta situación, de esta necesidad de abrir nuestro abanico de opciones que se me antoja imprescindible, y quien sabe, si con toda la plantilla y mas tiempo de trabajo, se verán las soluciones, porque no queremos, que como lo ocurrió a Aníbal, lo perdamos todo a las puertas de Roma.


5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo el jugador franquicia y además con diferencia del baskonia es spliter pero está demasiado sólo y además como van contra el llega al final de los partidos demasiado cansado para decidir lo que no entiendo es como sabiendo el problema que hay no se halla fichado más para el juego interior y sólo se halla reforzado el puesto de base y los exteriores. Además barac por mucho que se salga contra equipos menores yo le sigo viendo demasiado blando e incapaz de luchar contra los pivots de los grandes equipos. Veo el equipo un tanto descompensada con grandes jugadores exteriores, quizás hasta demasiados y muy parecidos, y sin embargo bastante cojo por dentro. Y es verdad sí se para a spliter tienes muchísimo ganado contra el baskonia. JOSÉRRA

    ResponderEliminar
  2. Impresionante post!

    Es más, primero fue Scariolo con Scola, luego fue Gershon con Prigioni en aquella final four de Praga.

    yo creo que el único capaz de dar ese relevo a Tiago es Eliyahu, esperemos que Dusko lo vea y no se ciegue por los magníficos triples de Teleto.

    Felicidades por el post Josip!

    ResponderEliminar
  3. Buenas,para mi el problema no como llegue Tiago al final de los partidos sino que otros jugadores han de tomar las riendas en ese momento y dar un paso adelante.
    No puede ser Tiago la unica referencia en esos momentos.Han de aparecer gente como Oleson y Teletovic por ejemplo y seguro que no se cerrarian tanto con Splitter en esas situaciones.
    De todas formas el equipo necesita tiempo todavia para adaptarse y saber cual es el rol de cada cual.Ahora Splitter y Mirza son los que mas arriesgan...y mas se les ven los fallos en los malos momentos...pero cuando entren de verdad Oleson,Huertas y Eliyahu...todo el equipo sera mas consistente.
    En el tema del recambio de Tiago,pienso que Barac lo esta haciendo bastante bien y mejorara en la medida que vaya jugando minutos de calidad.No es preocupante que perdamos ahora algunos partidos.Ahora lo que nos interesa es ir conjuntandolo para el futuro.Joder,vaya chapa...
    Aupa Baskonia.

    ResponderEliminar
  4. Yo pense lo mismo al comienzo de temporada,y es que a pesar del espejismo de Barac contra el murcia,el chico este definitivamente NO VALE para dar relevo de calidad a Tiago.
    Ni quiero pensar el destrozo que nos va a hacer por ejemplo el barça o madrid con sus pivots.
    Necesitamos un 5 suplente de garantias como el comer

    ResponderEliminar
  5. En bastantes cosas de acuerdo Josip. Aunque cero que no podemos prescindir de Tiago en defensa para tenerlo luego más fresco. Dependemos de él más en defensa que en ataque me atrevería a decir. Muy bueno el simil con Aníbal, enhorabuena.

    ResponderEliminar