viernes, 30 de octubre de 2009

Victoria vitamina.


Victoria decíamos y partimos de una base de Perogrullo, siempre es mejor ganar que perder. Y pese a que la derrota en ocasiones sirve como modo de desenmascarar una serie de errores que en la victoria se obvian, a nadie le gusta perder. Dentro de las victorias, las hay de muchos tipos, obligadas, decisivas, y otras, que sin ser ninguna de las dos anteriores, por la enjundia del rival o la trayectoria anterior, tienen al menos lo mismo de simbólicas que de efectivas, las “victorias vitamina”, como la de ayer frente a Maccabi.




En absoluto, el partido de ayer era clave, queda un mundo. Tampoco era de los que se sacan con la gorra, en frente, un equipazo, si a esto unimos nuestras circunstancias, el partido de ayer, era “perdible”, si bien es cierto, que habría disparado alguna que otra alarma, ya que nos habría colocado en la perspectiva de “no ganamos a nadie”. Es por esto, que la victoria sirve como magnifico reconstituyente. Una demostración de que se va por el buen camino. Una muestra de que pese a que estamos en reconstrucción justo el año donde los monstruos europeos se han gastado mas dinero que nunca, podemos seguir siendo competitivos y dando un susto a mas de uno. En definitiva, una repetición de aquella frase de nuestro añorado Txapu en la tras vencer a Pamesa en semifinales de la Copa 2003, de Valencia: “Dijeron que Baskonia estaba muerto, pero aquí estamos”.





Y pese a que el partido empezó con una pinta horrorosa, 0-8 de parcial encajado en 1.30 minutos, el equipo reacciono, y de que manera, en los siguientes minutos hasta el descanso, fue capaz de apalizar a los israelitas nada menos que por 19 puntos. Destacar en esta primera parte que Dusko, el cabezón que no rota y que quema a los jugadores, utilizo todo su arsenal, con un reparto de minutos que de haberlo hecho otro, estaríamos aun alabándolo.




Pero nadie dijo que iba a ser fácil. Maccabi reacciona, y de la mano del triple, algo hay que hacer en este nuestro baloncesto donde cada vez se abusa mas de esta suerte, aprovechando nuestra blandura defensiva en las penetraciones y nuestra tardanza en recuperar las ayudas, se pone por delante con un Bluthental que nos hizo recordar en roto que nos regaló Kommatos desde la línea de 6.25 en la Final de Moscú.




Y así llegamos al final, muy cerca en el marcador, acordándonos de nuestra inexperiencia, de nuestras bajas, de nuestra aun precaria preparación, cuando surgió nuestro capitán, por cierto, que ganas tenía un servidor de que Tiago ostentara este “cargo”. Un Tiago, que bien guardado por Dusko durante el segundo cuarto y principio del ultimo, y no muy desgastado por sus rivales, recordemos que uno de los problemas de los pivots abiertos como Lampe ayer, es que apenas desgastan a su par, no lo llevan a la pelea física de tomar la posición, no lo hacen moverse, ni cuerpear, ni sacan faltas. Tiago, decía, impuso su talento, y su fuerza bajo los dos aros y provoco tal pánico en la defensa contraria, que genero los suficientes espacios para que algún valiente los aprovechara, y en este equipo si hay un valiente, es Marcelinho, que con 8 puntos casi consecutivos, dejo en victoria en nuestro casillero.





A nivel individual, además de la exhibición de Tiago, verdadero eje de este equipo, simplemente comentar un par de cositas. Oleson. Sabemos que mete, sabemos que sabe pasar ahora además, sabemos que es listo, que conoce el juego, busca el espacio, sabe moverse y sabe hacer jugar. Lior, un centella, imparable en movimiento y rapidísimo en el 1X1. Los bases. En tiempos de Calderón, cuando se cuestionaba su capacidad para jugar de timonel, y se mantenía que el equipo jugaba mejor con Pablo, un buen amigo decía que en este país todavía no nos habíamos quitado el complejo de base “Tipo Corbalán” y que por ello, se suscitaba aquel debate Calderon-Prigioni. Bien ahora tenemos dos bases absolutamente diferentes a lo que hemos tenido hasta ahora. Son buenos jugadores y lo harán bien, de hecho, ya lo hacen bien, además son jóvenes, con el tiempo, lo harán aun mejor, simplemente, se jugara de otra manera.




Termino. Gran victoria a todos los niveles, sobre todo en el de la autoestima, y una muestra de lo que podemos llegar a dar con todo el equipo en forma y trabajado. A seguir así.

3 comentarios:

  1. Encantado de volver a leeros! Ya creía que esto se había acabado!!!

    Entre que se acabó el blog de Bob Pipirolo, y que se había acabado este, me veía sin información de verdad del baskonia.

    Gracias a ambos por seguir

    ResponderEliminar
  2. Por fín escribis los dos.

    Completamente de acuerdo con ambos en casi todo.

    2 peros a Joseba.

    Sigo pensando que Carl no es un jugador tipo Baskonia. (ojala me equivoque)

    Yo si he notado algo de mejoría a Teletovic. Intenta jugar un poquito más dentro que el año pasado. Un pelín alocado y sin mucho acierto, pero ya es una novedad buena que al menos lo intente. En defensa,,puff. pero al menos parece un pelín más intenso. Seguirá progresando y creo que Eliyahu le va a venir de perlas.

    Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar
  3. el baskonia esta en periodo de formacion y no se le puede exigir grandes cosas pero hasta ahora el unico partido que ha ganado frente a un equipo teoricamente fuerte ha sido el del maccabi y ese ha sido en casa, el resto, real madrid supercopa, en roma y en valencia ha perdido y ademas sin tener muchas opciones. Eso otros años a estas alturas de la temporada no pasaba pero esta claro que hay mucho trabajo por delante y al contrario que otros años yo le veo al equipo un escalon mas abajo que los grandes de europa e incluso de los equipos que deberian estar a su nivel. Pero queda muchisimo por delante y esto no es como empieza sino como acaba.

    joserra

    ResponderEliminar