domingo, 28 de junio de 2009

Renovarse o morir y II. Libro de estilo.



Y por estilo no me refiero a una forma determinada de jugar al basket. Me refiero a una característica, una seña de identidad que te distingue como equipo y como club. Algunos no lo tienen, y lo buscan, y otros si lo tenemos.

Nuestro estilo es la ambición, el competir cada día, el dar la misma importancia al Torneo Diputación, que al partido 4 de la liga regular, que a la final de la ACB. Este estilo, que en otros sitios emana de su historia, aquí viene directamente desde Josean Kerejeta, el marca la línea desde que hace años cogió un equipo de entre el 8 y el 12, y lo ha convertido en lo que es ahora.
Una simple muestra de esta ambición en una anécdota. Con Maljkovic recién llegado a nuestro banquillo, y la primera posición del Top16 asegurada, el entrenador decidió que Luis Scola no viajara a Milán al siguiente partido del Top16, y que descansara. Pues bien, el cabreo de Josean por no ir con todo a ese partido intrascendente, fue de órdago.

El círculo se cierra en verano de 2000. Dusko Ivanovic se hace con el banquillo baskonista y Josean encuentra su alter-ego. El montenegrino, como el presi, es partidario de pisar el acelerador a fondo el día uno, y no soltarlo hasta el final. No hay partido intrascendente, no hay torneo pequeño, no hay cansancio, el jugador debe estar preparado para jugar siempre 40 minutos.
El estilo cala en la ciudad. Hemos vivido dramas por perder dos partidos seguidos y autenticas catástrofes si las derrotas se acumulan. Hay que ganar siempre, no importa el rival, no importan las bajas, no importa nada. Es el “Carácter Baskonia” elevado a la enésima potencia.
Y la cosa no sale mal. Primer titulo de ACB, primera F4, Final de la Euroliga frente a la Kinder, 2 Copas. Sin embargo, en 2005, el matrimonio se rompe, pese a los intentos de Josean que hizo lo posible y lo imposible para que no ocurriera.

Huérfanos de Dusko, 5 entrenadores llegan en 3 años. Pedro Martínez, dura 2 meses, Perasovic, estilo Dusko puro y duro, casi un año, Maljkovic y Natxo Lezkano son testimoniales, y llegamos a Neven Spahija.

Neven cambia el discurso. No vemos un equipo que empieza la temporada avasallando, es mas, se suman derrotas dolorosísimas y todo parece un desastre. El croata esta tranquilo, “Yo se lo que hago”. Y algo debía saber, a la hora de la verdad, el equipo funciono, y de que manera. Supercopa, F4, Final de Copa y Liga ACB al saco. Es decir, cuando hubo que estar, estuvo.

¿¿El premio de Neven?? A la puñetera calle una semana después de ganar la liga, para volver al gurú de la ambición, Dusko. El estilo Neven, no es el estilo Josean, no es el estilo Baskonia.

Dicho esto, cuando pensemos en que Dusko quema los equipos, que nunca llegamos bien al final con el, que así dejamos cosas sin ganar, que si “de victoria en victoria hasta la derrota final”, pensad, que Dusko es Dusko, y el es así, y esta manera de llevar la temporada, es la que Josean quiere, si no fuera así, el entrenador seria otro, por ejemplo, Neven.


Visto lo visto, ¿¿Es posible otro estilo?? ¿¿Podemos permitirnos una preparación de la temporada en busca de llegar a los títulos grandes es nuestro mejor momento??

Podríamos tomar el caso Neven como ejemplo, pero no seria justo. Los “experimentos”, deben tener una repetitividad, si Neven hubiera seguido este año, y de la misma manera se hubiera ganado la liga, ya tendríamos la respuesta.

Hagamos basket ficción y, con las plantillas de este año, supongamos que Baskonia llega a la final ACB en su mejor momento, para esto, hemos perdido 9 partidos en la liga regular, varios en Euroliga, con la consiguiente desesperación y pitos de la afición, y no hemos ganado la Copa. El Barça, nuestro rival, que también se ha preparado, llega también en su mejor momento. ¿¿¿Quién gana la liga???

¿¿Somos capaces los aficionados de aguantar una liga regular tipo la de 2008, si luego no llega el titulo de ACB, que ojo, que lo prepares no significa que lo ganes??
¿¿Desde la inferioridad en la que nos movemos, nos podemos permitir el lujo de elegir??¿¿Hasta que punto nuestros éxitos se basan en ir al revés que el resto y pillarles a pie cambiado??

Mi conclusión, ahora mismo, un cambio al “estilo Neven” nos garantiza lo mismo que el “estilo Dusko+Josean”, es decir, nada, aunque este segundo, al menos nos da felicidad casi cada domingo, aunque al final nos llevemos un berrinche.


Tal vez, con el nuevo pabellón, que se supone generara mas ingresos, la consolidación de la nueva Euroliga que debería llevar aparejado un incremento de los ingresos de publicidad y televisión, y con un patrocinador que aporte mas, podríamos recortar las distancias con nuestros rivales, y tal vez si, en ese momento, llegue el momento de plantearse otras cosas.

4 comentarios:

  1. Pues bastante de acuerdo, este año he disfrutado el triple que el anterior, aunque finalmente no hayamos ganado la liga. Pero es que además está lo que dices: ni un estilo ni otro te asegura nada, pero salir contento del pabellón después de cada partido no tiene precio.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, en este club llevamos ya muchos años difrutando del mejor baloncesto y ganando titulos. Y todo esto independientemente de los jugadores y entrenadores que han estado en cada momento, es un club bien estructurado y dirigido que seguro que nos seguirá dando alegrias. Aun recuerdo cuando se fueron Rivas, Pablo Laso, Arlaukas,.... y un sin fin de jugadores. Pensabamos que todo se acababa y mira donde estamos ahora, esto no lo dicen entonces y no nos lo creeriamos.

    ResponderEliminar
  3. Si no recuerdo mal Pedro Martinez fue fulminantemente despedido por decir algo así como que quedar entre los 4 primeros no estaría mal.
    Sigamos como siempre que nos va bien así y que los experimentos los hagan el Pamesa, Madrid, Estudiantes, CAI, ... y otros equipos que han perdido el rumbo.

    ResponderEliminar
  4. La decisión de un entrenador estilo Neven, o un entenador estilo Dusko, es absolutamente de Querejeta, y uno de los principales asuntos que Josean quiere cerrar con sus equipos es que los problemas de vestuario no le "suban" al despacho. Por eso echó a Neven, y por eso quiere a Dusko. Con Dusko a ver quien es el guapo que plantea un problema....Por lo demás ningún entrenador te garantizará jamás una Liga, si acaso una actuación digna, y si no lo veremos el año que viene con Messina.....

    ResponderEliminar