domingo, 14 de junio de 2009

Con la moral a tope a Barcelona

El Baskonia equilibró la contienda el sábado, y se recuperó del mazazo psicológico que le asestó Basile el Jueves. Y esta afirmación va más allá. El sábado, el Baskonia puso la testiculina sobre la mesa, tanto en el campo como fuera de ella (genial Teletovic), y dejó un balance real de 1-1 en la serie, pero un balance moral de 2-0… y me explico;

El Barcelona se ha paseado por Vitoria toda la final con la sensación de ser mucho mejor equipo que el Baskonia (y realmente lo es), pero mostrándose francamente inferior a éste. El sábado, nuevamente, el Barcelona condujo por Vitoria un trailer de cuatro ejes, movido por un viejo camionero llamado Navarro, eso si, ¡Que bueno es Navarro, y que delicia es verlo jugar! Pero hace falta algo más… El Barsa lo tiene, pero no lo ha enseñado aún en esta final. En fin, que me lío, y pretendo ser muy claro; el partido del sábado fue un mal partido de baloncesto, pero un épico espectáculo de playoff, ganado con el corazón, y con cuatro destellos de clase.

El partido comenzó exactamente igual que el primero, con la táctica defensiva de Dusko funcionando a la perfección mientras la frescura de los titulares baskonistas se plasmaba sobre la cancha. La fuerte defensa individual maniataba al Barsa, y sin grandes porcentajes, el Baskonia dominaba el rebote, los porcentajes y el tempo… pero la frescura, a estas alturas del año, dura 8 minutos… y es lo que, nuevamente, duró ayer. El Barsa, con mucho más arsenal, se aprovechó de los malos minutos de Lucas, de la bajada de intensidad defensiva y del nulo dominio interior de ninguno de los dos equipos (Tiago emerge muy tarde, y ninguno de los demás pivots del partido fue capaz de dominar). El resultado… ventajas del Barsa y dudas en el Baskonia, que veía que necesitaba sacar fuerzas de flaqueza para volver a dominar la defensa, y construir su ataque desde ahí. Para más INRI, Teletovic caía lesionado y con su ida al vestuario, la moral y la euforia del baskonia se iba con él. Al descanso, las caras eran largas, y quien más quien menos, esperaba una lenta pero segura caída en la segunda parte. ERROR

Teletovic emergía del vestuario y con el, la moral y la euforia volvía al pabellón, y en esta segunda parte, las cosas empezaban a funcionar. Frente al Baskonia, Navarro, como el Cid campeador, más sólo que la una contra todo un ejercito con los dientes afilados. Splitter, que emergía para hacerse grande en la pintura en los minutos importantes, y Vázquez, que arrancaba el segundo tiempo prometiendo, se quedaba como Pinocho… mintiendo.

El momento extraño de la noche llegó con la rotación de Prigioni. Lucas, que lo había hecho francamente mal en sus tres minutos en cancha, se quedaba como atónito espectador mientras Sergi asumía las labores de base suplente… ¿No se confía ya en Lucas? ¿Tan mal está Ilievski que no puede ni jugar tres minutos? ¿Por qué tenemos tres bases en la plantilla para acabar jugando con uno + Sergi? Algo similar le pasó al Barsa, que mientras cosían la ceja de Lakovic (pobre hombre... diez puntos de sutura) tuvo que recurrir a Grimau de base para dar descanso a Sada, olvidándose de que un tal Barret miraba desde la barrera lo que se hacía.

Al final, el desparpajo de Rako, que rompía la defensa en zona del Barsa en mil pedazos con dos triples para la antología del baskonismo, el dominio (espectacular último cuarto) de Tiago, y el temple de Prigioni, puso el empate en el marcador, y el miedo en el cuerpo al Barsa, que ve como el Baskonia es capaz de desactivarlo, y que vuelve a Barcelona con dudas…

Pero dudas, tenemos todos, y dudas importantes;

¿Se recuperará Mirza para Barcelona? Ya sabemos que en caliente se puede con todo, pero luego en frío…
¿Veremos al Pete Mickeal del segundo partido, abusando de sus pares, o veremos al irreconocible Pete?
¿Se recuperará Tiago? Se le vio mucho más apagado el sábado, a pesar de que batalló como siempre…
¿Se notarán los minutos en las piernas de los cinco imprescindibles (Tiago-Pablo-Sergi-Rako-Pete)? La final se antoja demasiado seguida para buscar descanso…
¿Recuperará la confianza en Lucas? ¿Se la otorgará a Vlado? ¿Volveremos a ver a Sergi de base?
¿Le permitirá el arbitraje a Tiago jugar como lo ha hecho en Vitoria frente a Santiago?
¿Dará señales de vida algún pívot más en el Barsa aparte de Andersen?
¿Navarro, que ya sueña con Sergi Vidal, mantendrá su excelente nivel? ¿Volveremos a disfrutar del gran duelo de francotiradores Rako-Navarro?

Las respuestas, ya… pasado mañana… ¡¡Aupa Baskonia!! ¡¡A por los dos de Barcelona!!

5 comentarios:

  1. No tengo ninguna duda, estaran todos aunque sea con una sola pierna, lo tiempos de Erdogan ya pasaron.
    No se si fue a drede, pero el tio que hizo que Mirza saliera con el 3er cuarto ya empezado, es un genio, todo el pabellon se vino arriba.

    ResponderEliminar
  2. Yo ya lo comenté en el anterior post... el sábado ganábamos seguro y ahora uno en el Palau tambien. Nose ni cual kiero ni cual es mejor. Si no está Teletovic seguro ke Mickel saca chispas de 4 pero yo confío plenamente en traer la serie a vitoria, donde debe morir la historia de esta liga. A favor de kien?...ójala ke nuestro Baskonia!!

    ResponderEliminar
  3. Yo ya lo comenté en el anterior post... el sábado ganábamos seguro y ahora uno en el Palau tambien. Nose ni cual kiero ni cual es mejor. Si no está Teletovic seguro ke Mickel saca chispas de 4 pero yo confío plenamente en traer la serie a vitoria, donde debe morir la historia de esta liga. A favor de kien?...ójala ke nuestro Baskonia!!

    ResponderEliminar
  4. Joseba, para mi una de las claves fue el poner a Sergi de base y me explico.
    A priori puede parecer una locura, pero Sada fisicamente se come a Pablo, lo ahoga, y con la salida de Sergi como base, fue como cuando el comecocos come el punto gordo y pasa a perseguir a los fantasmas para comerselos. Sada ya no estaba comodo, porque Vidal le presionaba mucho. El ataque del barça se enmarrono, y salimos ganando.

    ResponderEliminar
  5. Paliza ayer del Barça
    demasiada larga la temporada para aguantar el ritmo mental ivanovic
    es un cabeza cuadrada y Pascual esta creciendo un montón gracias a él.
    Força Barça!

    ResponderEliminar