jueves, 24 de julio de 2008

Quien dice Croacia, dice Hungría


Supongamos que compro una entrada para ver a Bruce Springsteen en el Camp Nou. La compras hace mil meses (ni recuerdo ya cuando), te compras la camiseta de Bruce, coges un hotel cerca de Barcelona (Calella, para más señas), enganchas una semana de vacaciones, escuchas (otra vez) las más de cincuenta discos del Boss (no exagero, tengo exactamente 61) que almacenas como tu mejor tesoro en la mejor estantería de tu casa, llenas tu maleta de ilusión y te vas a Barcelona a disfrutar de uno de los mejores momentos que te puede ofrecer la vida. Si, incluso por encima de ganar una liga ACB… Quien no haya probado la medicina Boss, aún está a tiempo… (Pero que no tarde mucho, que ya tiene 60 tacos!)

Pues bien, supongamos que llego a Barcelona y en vez de al Boss, me sacan a cantar a los Melocos, o al Bisbal… y que el señor Pepe, se queda tan ancho, observando desde su palco como se me descompone la cara…

Algo similar (gracias a dios, no tan grave) les va a pasar a .los casi 10.000 pobres ilusos que creían que iban a disfrutar de un partido entretenido (algo similar a lo que todos disfrutamos ayer con Argentina) de la friki-gira de la ÑBA, y que en cambio disfrutarán de un España 137-Hungría 22. ¿Y si me da por pensar mal? ¿Y si nos acordamos que Zaragoza acogió la Copa Principe de Asturias a cambio de un partido de la selección de la friki-gira? ¿Y si nos acordamos lo que dijo Pepe de la organización de ese evento? ¿Y si recordamos que fue un auténtico fracaso, al que por no asistir, no asistió ni él a la final? ¿Pensamos en venganza? Con Pepe Sáez, alias “mi entrenador con dedicación exclusiva” pensar eso, no es pensar mal…

Porque si me pongo a pensar mal… ¿Cuánto darían ustedes por ver la cara de Pepe Sáez el día, allá a finales de Agosto de la presentación de Aíto como nuevo entrenador del Unicaja? ¿Quizá darían más por ver la cara de Pepu ese mismo día? ¿Saldrá a relucir en algún momento el mote de Pepe?

Hay hechos irrefutables en el mundo de los que creemos entender minimamente algo de basket. Por ejemplo, nadie que sepa que al baloncesto se juega cinco contra cinco y que la pelota es naranja tiene la más mínima duda de que el fichaje de Robert Archibald por el Unicaja es una señal luminosa de neón de 20x20 metros. Y ese neón chilla al viento.. ¡¡Aíto ha fichado, Aíto ha fichado!! Por más que el propio Aíto lo desmienta, los datos no fallan… Si anda como un pato, huele como un pato, camina como un pato, nada como un pato, se mueve como un pato y lleva un kalashnikov bajo el brazo… ¿No será un pato algo cabrón?

Pues bien, el señor (ejem) Saez ya tiene a su entrenador con dedicación exclusiva (Aíto) tras echar a Pepu por no tener dedicación exclusiva (¡Ay que me muero!). Y ahora entre nosotros… Pepe no sabe la suerte que ha tenido. Se ha encontrado con el mejor entrenador que existe en la actualidad y que, seguro será capaz de llevar a la ÑBA a la medalla de Pekín. Por un lado, jugada maestra… Por otro lado, Aíto se marchará en septiembre liberándonos de presenciar “La guerra de los Rose” segunda parte… si esa peli tan divertida donde Michael Douglas y Kathleen Turner se pegan hasta en el carné de identidad… ¿Por qué alguien que conozca mínimamente a Aíto duda que esa relación acabaría exactamente así? Aíto, el mejor entrenador de la ACB (esto es una opinión personal), es un entrenador que no soporta la lucha de egos (Recordemos a Maljkovic, Sibilio…) y si algo tiene Pepe Sáez, es precisamente eso… ego. Un ego que le sobrepasa a él mismo y que se convierte en todo su ser. Por su suerte su relación acabará bien, con medalla (porque la ÑBA es un equipazo, y porque él es un pedazo de entrenador), y porque acabará con la suficiente antelación como para evitar el desastre…

En fin… Gracias a dios, la vida no es sólo basket, y hay otras cosas que te hacen disfrutar muchísimo más. Por ejemplo Bruce Springsteen… cuando entras a un recinto, tres horas antes de que comience lo que vas a ver (nunca lo he hecho con un partido de basket), te sube la adrenalina según lo ves aparecer por el escenario y no se te va hasta que, tres horas y media después (ríanse de jugar 40 minutitos), Bruce decide cortar la llave de la felicidad, entonces recuerdas que la vida es maravillosa… porque lo es.. ¿O no?

Quería hablar del baskonia…. Pero es que este año, Josean no se está estirando nada… ¡¡Ni un mísero fichaje que llevarnos a la boca!! De modo que, no me ha quedado más remedio que entrar a lo más profundo de mis entrañas para sacar a la luz mi más profundo desprecio por este señor que dirige la Federación Española de Baloncesto. ¡¡Váyase, señor Sáez!!

3 comentarios:

  1. Bueno, formando parte de esos 10.000 espectadores, te voy a dar mi punto de vista.

    Es una auténtica VERGÜENZA lo que han hecho.

    Trajesen a quien trajesen, el campo se iba a llenar. Muchos padres hubiesen ido con sus crios por el simple hecho de que venía la selección.

    El problema que yo veo en todo esto, es que a mí también me queda la sensación de que la FEB lo sabía/intuia desde hace tiempo, y no dijo nada hasta tener el aforo completo.

    Al final, veremos a Hungría a precio de Croacia (que tampoco era para tirar cohetes, pero al menos estará en Pekin).

    Lo que debía ser una fiesta en apoyo del equipo nacional, va a convertirse en un acto de repulsa a la FEB y sus dirigentes.

    Máxime, cuando en Zaragoza, siempre se ha tenido la creencia de que la FEB manejaba los hilos para que el equipo no ascendiese. Nunca hubo errores de planificación, fichajes desacertados, dinero tirado...nada. Fue todo culpa de la FEB.

    De momento ya se ha empezado la típica campaña 'pasalo' por sms para que la gente vaya con pancartas al campo.

    Se va a liar una buena, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Si verias a Bruce 20 años al año y una vez al Baskonia, irias 20 horas antes.

    Vas a comparar.

    Renovarse o morir.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante la frase de Andres Nocioni: "No soporto el circo de España".

    ya era hora que alguien lo dijese alto y claro. Esos amistosos con arbitros caseros apestan. No me extraña que Croacia los haya dejado plantados!!

    ResponderEliminar