sábado, 24 de mayo de 2008

Espectacular Baskonia


20 minutos de lujo fueron suficientes para matar a Unicaja. Scariolo lanzaba en la rueda de prensa un dardo envenenado a Cabezas, en mi opinión, responsable principal de la desaparición de Unicaja del pabellón Araba, junto a la pareja de bases que deslumbra a tiempo en la ACB. El dúo Pablo-Zoran, que cuando está bien, no tiene igual.

Los dos primeros cuartos han sido una fiesta con un único invitado. Baskonia, muy serio, jugaba con diez jugadores metidos… Pablo, Rako, Pete, Tiago y Mirza marcaban el camino, sobre todo defensivo, que iba a llevar al Baskonia a una ventaja suficiente para sobrevivir en la segunda parte. Estos cinco hombres se encargaban de marcar la tónica del partido, pero no nos engañemos, acompañados de un Cabezas que en ningún momento ha encontrado hoy la brújula de Unicaja. Sin cerebro, Unicaja se limitaba a la espectacularidad de sus dos postes titulares… pero los partidos sólo se ganan dentro cuando existe un criterio y un rigor. Y hoy Unicaja no lo tenía…

Para colmo, las temidas rotaciones no hacían daño al Baskonia. Planinic, espectacular hoy, recogía el testigo del tremendo trabajo de Pablo y guiaba al cinco suplente a continuar un muy buen trabajo hasta llegar a los 20 de ventaja. Todos aportaban, incluido Will, que aunque negado (como siempre) frente al aro, se pegaba atrás con un desdibujado Santiago. Singelton aportaba rebote e intimidación, Sergi, su seriedad característica, y Jasaitis su trabajo sordo. ¿Del Unicaja? Sin noticias… La cara de sus jugadores en el banquillo en el minuto 15 era un poema.

Pero llegaba “el agujero negro”, fiel a su cita, como de costumbre. Arrancaba el tercer cuarto y Baskonia se dejaba llevar. El cuarto fue extraño… No sabría decir si la remontada de Unicaja se debió a su buen trabajo defensivo (que si), a la falta de acierto ofensivo del Baskonia (que también) o a la relajación de quien se ha visto tan superior en los primeros 20 minutos, y piensa que lo tiene todo hecho. Por suerte, Unicaja estaba más duro atrás que adelante, y no acabaron de aprovechar el bloqueo baskonista para asestar una puñalada trapera (algo que si logró Pamesa en Valencia, con 15 puntos consecutivos en 5 minutos para empatar el partido. Unicaja hizo una labor de hormiga que bajaba de 16 (al descanso) a 4 a falta de unos 6 minutos. ¿Qué hubiese pasado con un Unicaja acertado de verdad en ataque? A saber…

Pero el partido viró en el momento justo. Prigioni, espectacular en la primera parte, dejaba su sitio a Planinic tras mostrarse incapaz de frenar la carencia ofensiva del Baskonia. Y Planinic sacó un conejo de su chistera… un conejo de esos que sólo guarda Zoran, y que por desgracia saca con tan poca frecuencia…

Pero ayer la sacó. En dos fases. Primero sacó tres triples increíbles de una manga, cuando el equipo necesitaba puntos y luego, de la otra mano, se sacó un control de tempo de partido impecable, aguantando esos 10 puntos que gracias a sus triples se habían recuperado.

El triple de Tiago, que me hizo levantarme de mi asiento para aplaudir a rabiar, ponía el broche a una bonita fiesta en Vitoria. Una fiesta que fue completa por dos motivos; Primero porque Baskonia nos convenció a todos de que puede jugar esta final, y segundo porque ayer, el público estuvo a la altura. Al fin se ha olvidado ese estúpido e impresentable “puta Málaga” que tanto daño ha hecho a la imagen y al nombre de este equipo, para recuperar el “Aupa Baskonia”, las ovaciones en pie y el apoyo incondicional. No, el campo no estaba lleno, pero los muchos que hemos estado, hemos disfrutado de una tarde de basket de viernes perfecta.

¿Y ahora que? Ahora a rematar en Málaga. No quiero un tercer partido. No quiero un tercer partido. No quiero un tercer partido. Lo repito tres veces y puedo repetirlo cien. Scariolo, genio y figura de los banquillos, tiene más peligro en estos partidos que McDonald en Miraflores. Si Unicaja vence en Málaga, recuperan la moral, recuperan el espíritu y recupera el peligro. Y es en estos terceros partidos, cuando ya te has desnudado frente al adversario, cuando Scariolo saca su libro de sistemas y te mata. Por ello, espero que el equipo sea consciente de lo que tiene en juego y sea capaz de aprovechar el primero de los dos Match ball de los que dispone…

¿Y yo? Pues yo, que soy como soy, me voy de vacaciones fuera de Vitoria desde mañana hasta el sábado que viene, motivo por el cual os tendré abandonados en el momento más importante del año… Pero seguro que Josipwells os mantiene con alguna dosis de Baskonia en vena para vuestras sedientas venas de basket…

Espero que a mi vuelta estemos todos pensando en algún equipo catalán… eso significaría la quinta final liguera de la historia del Baskonia…

¡¡Que Dios reparta suerte!!

2 comentarios:

  1. 20 minutos espectaculares si.

    Luego un bajon logico, esta claro que siempre el que va por detras tiene que salir obligado con mas ganas.

    Pero en el 3º cuarto la cosa es engañosa y me gusto el Baskonia, se defiende y no se pierde la paciencia cosa vital, muchos balones se salen del aro, al menos recuerdo uno de Mickeal y otro de Vidal.

    La 1º canasta que se mete es espectacular, Rako penetra y salva a NDong (que si el año pasado ya me gustaba este... Splitter - NDong, tiembla CSKA), pero es que anteriormente todos los jugadores habian tocado el balon moviendose y moviendo la defensa.

    Mickeal no jugo el final y para mi un tio que rebotea tan bien en un partido tan ajustado es fundamental, me encanto su accion en la que fue a canasta como un toro a chocar y matarla con todas las ganas por encima de Santiago.

    ¿Jimenez o Mickeal? Por muy buenazo que sea Jimenez y rarito el nuestro, en la cancha la diferencia es grandisima.

    Singlenton tuvo un cuarto de nivel, vaya, somos el unico equipo que hemos fichado empezado los playoffs.

    No puedo dejar de nombrar a Ilyasova, me encanta este chico, por muy pocos 4 lo cambiaba de ser aficionado al Barca.

    ResponderEliminar
  2. Gran partido, si. Ahora la importante es rematar hoy como dices, Joseba.

    Vi al barcelona muy fuerte ayer. Acker empieza a ser desequilibrante, e ilyasova vuelve a ser lo que era.

    A ver que hacemos contra Unicaja.

    Un saludo

    ResponderEliminar