martes, 6 de mayo de 2008

Análisis tardío de una derrota dignísima


Os he tenido abandonados durante esta final four. ¿La razón? Un hotel sin acceso a internet en Madrid. Pero aunque parezca un poco tarde, creo que es importante hacer un análisis en frío de ese Baskonia CSKA, único partido del Baskonia en esta Final Four (el tercer y cuarto puesto, sólo lo valoro por sus consecuencias, la lesión de Zoran).

Lo primero que he de decir es que el partido, en directo, me dejó peores sensaciones que el visionado en diferido que hice ayer. En directo no fui capaz de asimilar en toda su magnitud la estrategia bien ejecutada de poner al CSKA contra las cuerdas... ese directo sólo me dejaba ver los fallos en las rotaciones, los despistes defensivos y las precipitaciones ofensivas. Es lo que tiene el estar nervioso y el confiar ciegamente en la victoria. Pero ahora creo que estoy más preparado para analizar el partido de una forma más objetiva.

¿Porque perdió Baskonia? Yo tengo una respuesta personal. Hay tres aspectos, consecutivos, que producen la derrota.

1. En la primera parte, el porcentaje de tiros libres es inasumible para un equipo que en inferioridad manifiesta pretende llevarse la final four. Ese 50% con el que el Baskonia arranca en la primera parte, estropea el gran trabajo defensivo y ofensivo que realiza el equipo durante la primera parte. Acaba el segundo cuarto con 6 puntos arriba, una renta que podría haber sido de 10 o 12 puntos con un porcentaje decente desde la línea de personal. Y 10 o 12 puntos es una renta quizá suficiente para un partido con esa trascendencia. Repito, el porcentaje es asumible cualquier otro día, pero no éste. Se debe ser consciente de que el CSKA es mejor equipo que tu, y que si se le quiere desbancar, no se puede fallar cuando estás sólo contra el aro.

2. Dos despistes defensivos consecutivos de Will McDonald, aderezados con dos malos tiros. La renta de 6 puntos que se llevaba el Baskonia de su trabajo en la primera parte, y que era fundamental para mantener la ventaja psicológica sobre los rusos, se esfuma en 30 segundos de la manera más estúpida. Corría el minuto 4 del tercer cuarto y el Baskonia seguía manteniendo su misma renta del descanso. En un saque de fondo, el Baskonia se pone en zona para romper el sistema de ataque del CSKA. Holden sale a una esquina y McDonald, que debía salir a puntearle el tiro, llega tardísimo. Triple. Una mala selección de tiro en el siguiente ataque vuelve a dar la bola a los rusos. Jugada para Langdom (ahora defendiendo en hombre. Un simple bloqueo deja al tirador sólo, y McDonald, cerca suyo, no sale a puntearle el tiro. 6 puntos consecutivos, empate en el marcador y la renta a tomar viento... A partir de ahí, partido igualado hasta los últimos minutos...

3. Los últimos 6 minutos del CSKA. Estamos en una final four, y los grandes de las final fours, lo son por estar acertados en los últimos 6 minutos. Del minuto 34 al minuto 39 CSKA de Moscú aprovecha TODOS Y CADA UNO DE LOS ATAQUES que realiza (salvo una penetración de Papaloukas). Algunos con tiros libres, otros con canasta, varios de rebotes ofensivos... El caso es que CSKA martillea cada vez. Hay dos factores que hacen que ese martilleo sea incontestable y que les de hasta 9 puntos de ventaja. Por un lado, la calidad individual de los jugadores; Andersen mete dos canastones impresionantes, Smodis aprovecha los desequilibrios, el juego colectivo es muy bueno, atacan el rebote con mucha fuerza y, sobre todo, aciertan. Pero hay otra clave. El Baskonia no acaba de ponerle en esos momentos toda la intensidad que debe. Destaco dos detalles, el primero, Singleton, mucho más intenso que Teletovic no disfruta de un mísero segundo en esa fase del partido. Quizá su defensa e intimidación podría haber contrarrestado ese acierto. El segundo, el factor arbitral. Hay una jugada clave en el despegue de los moscovitas. Andersen comete dobles, que no son pitados. A continuación Rako es castigado por una falta que no comete y que le daba el balón... Se que una jugada es eso, simplemente una jugada, pero en ese momento el CSKA sólo mandaba por dos puntos, y ese balón, que a la postre supuso el despegue de los rusos era absolutamente fundamental. Fue la clave.

Y esa fue la historia del partido. Un partido que se decidió por detalles y donde el Baskonia luchó con todo lo que tenía. Se que cuando se pierde una final four no existe consuelo posible. El resultado de Madrid es el mismo que el de Atenas o Praga, pero.... no es lo mismo.

El Baskonia ha dado la cara, y ha caído contra un bloque que lleva tres años forjándose a fuego lento. ¿Que diferencia al CSKA de Baskonia? Quizá simplemente que son capaces de mantener lo que quieren mantener (Smodis, Andersen, Messina, Holden) mientras que otros no tenemos más remedio que desprendernos de lo que queremos pero no podemos mantener (Dusco, Matxe, Luis, Txapu...). Y lo ha vuelto a hacer. El CSKA volverá a ser el principal candidato a la Euroliga del año que viene al renovar su columna vertebral.

Zorionak Baskonia. Gracias por ese partidazo.

10 comentarios:

  1. @joseba,

    que sepas que me debes una tertulia :-P

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Capitá! Pero aunque no me creas, no tuve ni un segundo ese fin de semana en Madrid. Vi tus llamadas por la noche el sabado, al llegar al hotel (me quedé sin batería y lo dejé cargando), pero ya era muy tarde, y el domingo tenía ya varios compromisos... lo dejaremos para la próxima... A saber, la final de la liga (Baskonia-Barsa)!

    ResponderEliminar
  3. A estas alturas de temporada sólo pienso en que los cambios de verano sean acertados y mejoren lo presente.
    No me ha gustado nunca Spahija (desde q está en Vitoria) y no sé si el Baskonia es capaz de contratar a un coach superior. Espero que sí.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo nada que reprochar al baskonia en la final four. Me hubiese gustado que ganase el partido, pero perder así no duele nada.

    Queda un mes de competicion, así que es el momento de unirse todos

    ResponderEliminar
  5. Uf! Eso de quedar con Joseba es como pedir hora a un ministro. ;-)

    Yo lo intenté por la Copa, en Vitoria, pero también resultó imposible.

    ResponderEliminar
  6. Por un dia que McDonald se porto mas o menos... es cierto que en defensa no es la hostia pero cumplio, en defensa mucho peor Teletovic ¿Jugador revelacion, picara alguien? Prigioni.

    Vaya airballs de Prigioni y Vidal, eso vale mas que... hasta me extraño que el equipo no se pusiera mas nervioso.

    ¿Y ahora que? ¿no sirve ni de coña tener a los 2 cincos a la vez?

    Pena de Planinic, su 2º final4 en la que dio la cara, pese a que no sea un director (el cual no tenemos), lo intenta y cuando es incisivo es muy util, aparte de poder tapar cualquier agujero.

    ¿Dragic? ¿Refuerzo?

    ResponderEliminar
  7. Spahija es muy bueno, tacticamente prepara los partidos grandes muy bien.

    Lo que pasa es que desde que se marcho Dusko, algunos cogieron demasiado poder y llegan nuevos ven el percal y que nadie respeta al entrenador....

    Spahija me da la sensacion que es demasiado buenazo, demasiado buena gente, en una plantilla que necesita un policia o un sargento.

    ResponderEliminar
  8. Al contrario que muchos otros comentarios creo que el Baskonia, aunque se mantuvo cerca en el marcador, fue claramente inferior al CSKA. Me explico:

    Creo, y estoy de acuerdo contigo, que en esta ocasión Spahija preparó muy bien el partido de inicio, atascando las principales vías ofensivas de CSKA y cerrando fenomenalmente la zona. A todo eso, en ataque se jugaba con paciencia y criterio, buscando la principal fortaleza del equipo frente al rival –Spliter- . Realmente daba la impresión de que el Baskonia tenía muy estudiado al rival.

    Sin embargo, esto no es como empieza sino como acaba, y las segundas partes del CSKA son siempre mucho más fuertes que las primeras. Parece como si utilizaran los primeros 20´para “conocer” lo que propone el rival y, una vez que ajusta sus piezas a eso –sobretodo en defensa- son intratables. (Daría dinero por saber que se dice en ese vestuario durante los descansos!!)

    El tercer cuarto fue el primer aviso; defensa mucho más intensa –que no dura curiosamente- a lo cual el Baskonia si que fue capaz de responder más o menos. El equipo no se caía y superaba la primera crisis. El resultado era igualado, pero ya la sensación de quién era el equipo superior había pasado al CSKA.

    Y llegado el último cuarto se vió – en mi opinión- cuán lejos por desgracia estamos de los rusos. Y repito que no me refiero al marcador, sino a lo “trabajado” que está cada equipo. Mientras que ellos siguieron marcando sus jugadas con paciencia y leyendo lo que necesitaban en cada momento, nosotros empezamos con las prisas en ataque, olvidándonos de variar nuestra utilización de recursos y lanzando tiros sin elaborar jugadas.

    Esta es para mí la clave del partido: un equipo lleva 3 años trabajando en la misma dinámica e idea del juego y con los mismos jugadores en su mayoría y la lleva hasta el final. Tú Joseba, lo has resumido muy bien en tu explicación de lo que ocurre entre el 34 y el 39. Yo añadiría que ese “plus” de saber estar y confianza en una filosofía de juego durante los instantes más importantes de un partido (del 31 al 40) es lo más difícil de trabajar… y Messina lo ha logrado en CSKA.

    Nosotros por otro lado, ni disponemos de la economía que nos permita mantener a nuestras estrellas año tras año, ni logramos encontrar un entrenador que ofrezca unas garantías para que la plantilla confíe ciegamente en su ideario. Y esto se notó muchísimo en ese intervalo; ESTE Baskonia no está trabajado para aguantar, sobretodo MENTALMENTE a un equipo que le exija esa tensión. Aquí es donde yo veo la mayor diferencia entre entrenadores (independientemente de lo rápidos de reflejos que sean durante el partido, o cómo roten a los jugadores, etc…) Y aquí es donde yo echo de menos a Dusko (que tiene otros defectos ¡ojo!)

    A pesar de esto, y ¿por qué no? de algunas decisiones de los árbitros favorables a los rusos, si que es totalmente cierto que Baskonia le puso corazón y no se vino abajo como en otras ocasiones, pero claro, no fue suficiente.

    Para mí los libres, si bien pueden ser importantes en algunos partidos, no me parecieron tan decisivos. Recuerdo que con los dos peores interiores lanzadores de libres de la historia hicimos el doblete.

    Y si estoy muy de acuerdo contigo también en una jugada que para mí acaba por descentrar al equipo: los dobles clarísimos de Andersen que acaban con la falta de Rako y les da una ventaja de dos jugadas.

    Para acabar, no quiero resultar muy pesimista; ateniéndonos al juego del equipo en la semifinal incluso podríamos pensar en positivo para lo que nos resta de temporada, pero…

    … pero este equipo lleva toda la temporada dando muestras de ser muy irregular y de haberse empleado a fondo en muy determinadas ocasiones. Y esta falta de continuidad y de esfuerzo se acaba pagando, como pasó este fin de semana.

    Tengo un “miedo” enorme al primer partido del P-O contra el Pamesa; si los jugadores no están puede que acabe la temporada muy pronto este año. ¡Ojalá me equivoque!... Porque equipo hay y muy bueno.

    Salu2 y perdón por la txapa.

    ResponderEliminar
  9. tranquilo Joseba, sólo con que invites ya me conformo :D, eso si te perdiste una interesante tertulia con Bob y Daniel Arias.

    ResponderEliminar
  10. "Spahija es muy bueno, tacticamente prepara los partidos grandes muy bien."

    Eso me parece que es uno de los tópicos que no por mucho repetirlos me lo voy a tragar.

    Spahija es un mal entrenador. Los partidos grandes no se preparan en una semana, se preparan en todo el año. Y tácticamente no puede ser muy bueno un entrenador que en los tiempos muertos dice "play happy", y que ha copiado los sistemas de otros años.

    Los partidos "grandes" se juegan bien porque los jugadores se ponen las pilas y se pegan con el rival.

    Yo creo que el Baskonia perdió porque para ganar a un equipo como el CSKA hay que estar 40 minutos al 100%, no 35, ni 37. Y como llevamos todo el año con una actitud muy mala y un nivel de esfuerzo bajo, cuando se nos requiere no lo damos.

    ResponderEliminar