domingo, 11 de noviembre de 2007

Saldo positivo.



Hablábamos el jueves de la dureza de esta semana, Vitoria-Polonia, Polonia-Vitoria para terminar justo con el tiempo de cambiar el polar por las bermudas, con un Vitoria-Canarias. Hablábamos de la necesaria fuerza física y mental para encarar estas dos difíciles pruebas. Podemos decir a día de hoy, que el equipo ha cumplido con creces, dos victorias al zurrón y tal vez más importante que eso, demostración de que el trabajo de construcción y encaje de este equipo, va por buen camino.


Baskonia se presentó en Polonia sabedor de lo que tenía enfrente, una serie de individualidades de nivel, sin relevos de garantías y con poca “alma”. Y sabiéndolo, fue paciente, intenso, constante, concentrado, supo desgastar a los titulares polacos y cuando desaparecieron del campo por faltas o por cansancio, se lanzó a por la victoria en un tercer cuarto para recordar, en el que dejó a los rivales en solo 6 puntos y dejó el partido sentenciado pese al acercamiento, más basado en la búsqueda de números de las estrellas polacas que en una verdadera reacción. De aquel día podemos decir que los “primeros espadas” asumieron a la perfección su papel.


Canarias, Domingo por la mañana, calor, sudan hasta los tableros. Baskonia vuelve a interpretar el partido. Tal vez el equipo canario hombre por hombre, no tiene la calidad del Prokom, pero si tienen alma, son pegajosos, duros y no se van nunca del partido. Nuevamente el equipo sale serio, no se va nunca del partido e intercambia golpes con su rival, sabedor de su mayor capacidad, desgastando, rotando, apretando los dientes.... y esta vez en el último cuarto, da un acelerón que deja el partido en un final plácido. Lo que verdaderamente me parece importante y creo que nos debe alegrar, es como se produce ese despegue, con Planinic, Teletovic, Mickeal, Vidal y McDonald en cancha, es decir, 2 jugadores cuestionados al comienzo, dos americanos nuevos a los que había que encajar, por cierto, desde los tiempos de Txapu Nocioni no veíamos un alero de nuestro equipo recorrer el campo con el balón como Pete, y un eterno lesionado Sergi. ¿¿Qué significa esto?? Que la cosa va bien, que ahora mismo tenemos 8 jugadores perfectamente metidos en dinámica de equipo con sólo 6 semanas de competición. Desde aquí, y desde las victorias que se van logrando, el equipo conseguirá progresar más aún.


Queda mejorar algún detalle, a nivel individual, el tiro libre, rozar el 70% es muy poco para las aspiraciones de este equipo. A nivel colectivo, demasiadas pérdidas y algunos momentos de precipitación.

Tiempo ahora para trabajar, recuperar de una santa vez a Linton, y que Jasaitis vaya encontrando su lugar, por cierto, que si bien el jueves lo vi como débil, parecía salido de una gripe, hoy sin hacer tampoco demasiado, lo he visto más ligero.

El jueves en el Buesa Arena, Siena, a por la 30 victoria consecutiva.

1 comentario:

  1. Mira que me gusta discrepar, pero hoy no puedo, estoy de acuerdo en todo!

    ResponderEliminar