lunes, 12 de noviembre de 2007

Let's go Knicks!


Hablaría del Baskonia (es de lo que más me gusta, como bien sabéis), pero no lo he visto desde el partido de la Virtus, de modo que me abstendré... Porque para hablar de oídas, es mejor no hacerlo. En cualquier caso, por lo que le leo a JosipWells, da la sensación de que ha sido una semana productiva. Eso está bien... yo tendré que esperar hasta el jueves para comprobarlo...

Pero hoy voy a hablar de la NBA. Sabéis que no soy excesivamente fan de esa liga, pero una semana en Nueva York me ha cambiado la perspectiva... Disfruté de un maravilloso New York Knicks - Denver Nuggets, un partido poco ilusionante a priori, ya que este año, los Knicks no es que tengan un equipo para tirar cohetes, y aunque el equipo de Denver es mejor, no daba la sensación de que hubiesen arrancado bien.

Era mi primer partido NBA en directo. Llegué al Madison Square Garden como un niño con zapatos nuevos, mirando los posters, queriendo comprarme todas las camisetas de la tienda de souvenirs de los Knicks (e incluso el dedo de gomaespuma), y admirando cada cosa que veía a mi paso.

El Madison es espectacular... tiene una entrada que parece la entrada al teatro (muy diferente a las entradas de los pabellones españoles) y en el anillo central, hay una serie de restaurantes, pubs y puestos de comida rápida impactantes (un restaurante de Sushi, un pub irlandes, etc..). Mis entradas eran en el anillo más alto (y eso que costaban casi 80 dólares cada una), eso si, bien centraditas.. y para mi sorpresa, se veía estupendamente. Llegamos al campo con casi una hora de adelanto... para disfrutar el calentamiento, ver todos los rincones etc... Se pasó volado... en un momento ya estaba todo el pabellón de pie para entonar el himno americano.

Esta vez, le toco el honor a una chica con una flauta traversa, que dio un recital de poner los pelos de punta (incluso a mi). Tras eso, la presentación... luces semi-apagadas para recibir a los Nuggets, (con un tímido abucheo para el ex Marcus Cambi) y pabellón a oscuras para recibir a los Knicks. Imágenes típicas de New York y de los Knicks en el espectacular marcador gigante central, y espectáculo de color para el quinteto de los Kniks. Curiosamente, el jugador más querido de este equipo es David Lee, un pívot blanco que sale del banco... investigaré porqué, ya que no me pareció nada del otro mundo.

3 horas de partido son muchas horas... de hecho, eso es lo que me echa para atrás cuando veo la NBA por la TV. Pero en directo es otra cosa... los tiempos muertos reviven con las cheer leaders (eso si que son animadoras, y no lo que vemos por Vitoria), y con otros espectáculos variopintos. En el descanso, por ejemplo, salieron unos niños africanos a cantar para recaudar fondos, y el espectáculo valió la pena.

Los Nuggets debieron ganar ese partido. Nadie en los Knicks fue capaz de frenar a Iverson o Anthony, que mantenían a Denver siempre 10 arriba. Pero los Knicks se mantuvieron a rebufo, y en el último cuarto, el famoso “carácter Baskonia” impregnó a los neoyorquinos que a base de raza ganaron un partido imposible. La constancia de Eddie Curry (impresionante), la clase de Jamal Crawford o de Stephen Marbury (muy discreto hasta el final del partido, pero decisivo cuando cuenta), y sobre todo, los huevos (perdón) de Renaldo Balkman, un Rastafari que se deja la piel por cada balón, unido a la sexta falta de Marcus Cambi, que permitió a Curry y a Randolph hacerse los dueños de la pintura, dieron a los Knicks una victoria in extremis.

Si, fue un partidazo, vibré como nunca y disfruté como un enano... Hasta me comí un perrito gigante con una cerveza de medio litro como hacían todos por allí... Fui un Knick más.

No soy de los Knicks. Siempre he sido de los Bulls y de los Celtics, pero este viaje me ha cambiado la perspectiva... Ahora soy un poquito más Knick, y ahora me aburre un poquito menos la NBA. Es más... propósito de enmienda... empezaré a seguir la NBA (algo que había abandonado desde que cambié de casa y perdí la conexión con canal plus o sportmania). Hoy, gracias a internet, no necesitas más que ADSL para ver estos partidos...

Resumen. Disfruté como un enano. ¿Quizá iba predispuesto a disfrutar? Es posible... You never know...

10 comentarios:

  1. Pues yo que siempre he sido de los Lakers (ese Earvin y su showtime) o de los Jazz del Duo Dinámico (ver a Stockton era un master sobre cómo ha de jugar un base)... En fin, que supongo que habrán sido unos 70 leros bien invertidos.... 8P

    ResponderEliminar
  2. Vaya plan, disfrutaste como un enano.

    Sobre David Lee, lo poco que he visto de él es que es un jugador alto, fuerte, un power foward quizás que se pega con su padre.

    No se si para la NBA tiene nivel de sobra, o si viniera para Europa sería un jugador importante.

    Tampoco recuerdo bien si en los Nuggets continua el mexicando Eduardo Nájera, ese era otro de los que le va la marcha, ya cuando estaba en Dallas.

    ResponderEliminar
  3. Y te quejas de las animadoras de Vitoria? Si vieras las del Bruesa... snifff

    ResponderEliminar
  4. Que envidia

    El problema para seguir la NBA, es que hay demasiados equipos, con demasiados jugadores desconocidos. Es imposible dominarla

    ResponderEliminar
  5. que crack joseba,

    quizás eras de los pocos reductos que quedaban para ceder ante el espectáculo estadounidense. De aquí a ser un fan de la ÑBA sólo hay un pequeño paso :-P

    Del baloncesto de aquí pocas novedades sólo que ya voy entrando en confianza con Dusko y Aíto, y parece serque por Barcelona van a cortar pronto a Acker...

    ResponderEliminar
  6. Lo de David Lee es normal y no me sorprende.

    Es un guerrero, grandisimo reboteador, todo ganas.

    Tipico jugador entre el 3 y el 4, pero sin tecnica para jugar por fuera, machaca muy bien y el año pasado se marco grandes partidazos llegando algun dia a los 20 rebotes.

    El año promedio dobles figuras, 10.7 puntos - 10.4 rebotes.

    En un equipo tan falto de corazon y juego de equipo, normal que enamore en la gran manzana.

    ¿Curry una auntentica bestia, verdad? Pena que sea BASTANTE mas vago que Gasol en defensa y ya es decir.

    ResponderEliminar
  7. Te odio y lo sabes...

    Yo solo he sido fan de los Lakers de Magic, y solo por Magic..., pero se q me moriria de gusto de poder ver un partido en el mitico Madison....

    Espero q al menos no tengas la desfachatez de enseñarnos afotos del evento,... o q al menos invites a unos zumos mientras lo haces!!!

    ResponderEliminar
  8. Saludos del amigo de Joe que está ahora más verde de enviadia que nunca...

    Gracias por compartir con nosotros tu experiencia.
    Yo he estado en ese pabellón (en mi caso viendo en verano del 2000 a las Liberty de la WNBA) y ciertamente es un lugar "con duende".

    En cuanto a lo de "Samurai" Camby , éste ex-NYK ; era junto a Sprewell el ÍDOLO de la grada por su forma de jugar y su fibroso cuerpo.

    Lee ha tomado años después "su relevo" , aunque como bien dice Rubén , el caso de David es por la garra que le pone en el juego dado su "común" físico y porque además es de los pocos que juega en grupo en un equipo lleno de "chuponcetes".

    ¿Qué tal Kleiza en directo?
    ¿Qué tal la organización?
    (yo cuando fui al partido a TODO EL PÚBLICO PRESENTE nos regalaron una toallita blanca de las LiBERTY para animar y era un continuo show)

    Por cierto , no menos espectacular me pareció la salida del partido ya que salí "por atrás" bajando por unas interminables escaleras metalicas mientras yo me preguntaba ; ¿he estado viendo el partido desde tan lejos con respecto al suelo?

    Es increible también lo bien que se ve el juego incluso desde muy lejos. Lo dicho , un campo especial...EN UNA CIUDAD ÚNICA.

    GRACIAS de nuevo por hacernos participes de tu experiencia.

    AGUR

    ResponderEliminar
  9. Como gozaste sobre la estación de Pennsylvania, pájaro!!! En la gran manzana todo es especial para los que somos un poquito knickerbokers (incluso para los conversos como tú jeje).
    Si quieres empezar a gozar de la NBA desde aquí tómatelo como allí. Prepárate un perrito (bokata) y una cerveza bien grande en el sofá de tu casa. No hagas ni puto caso al partido hasta el último cuarto y fíjate en los trajes de los jugadores de paisano, en las barrigas king size XXXL de los de la grada, en las zapas de no se que jugador,... Y en el último cuarto a ver basket. La NBA es calma y consumismo, pero desde casa es más barata.

    P.D.- Capità Enciam, por favor, no compares la NBA con la ÑBA. Vamos a ser serios.
    P.D.- Maku, no critiques a las chicas del Baskonia y del Bruesa que luego se te cae la baba cuando las ves por la calle.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Si es cierto, la goce como nunca... ¿Que doy envidia Ritxarp? Más que envidia, lo que siento ahora es nostalgia, pero bueno... ¡¡Que me quiten lo bailado!!

    ResponderEliminar