miércoles, 12 de septiembre de 2007

La importancia del patrimonio


Ayer se hizo una visita oficial a las obras de la ciudad deportiva del Baskonia. Se había intentado correr lo suficiente como para que ésta estuviese inaugurada para las fechas de la Copa del rey, pero eso hubiese supuesto correr demasiado. Finalmente la ciudad deportiva verá la luz el próximo otoño. Sin prisas...

Pero la noticia es el presupuesto final. La ciudad deportiva supondrá un patrimonio que costará, al menos, 28 millones de Euros. Y eso es patrimonio... Un patrimonio que crecerá con el tiempo y que asegurará la supervivencia económica del Club a futuro, amén de ingresos atípicos presentes.

Mucha gente se plantea dudas ridículas todos los años; ¿Donde está el dinero de Scola? ¿Donde está el dinero de Nocioni? La gente no es consciente de lo que supone crear un nuevo equipo. Mucha gente pensará que el dinero de Scola ha ido a parte de esos 28 millones de euros, y es posible que sea así, pero las matemáticas son muy traidoras... La gente debe darse cuenta de que, en un club como este, los contratos crecientes hacen que los jugadores sean cada años más caros, y que el hecho de mantener nombres como Splitter, Prigioni, Sergi, Rakocevic o Planinic supone para el club incrementos equivalentes a los ingresos por ventas de jugadores como Scola.

Pero eso es lo de menos, aún incluso si parte de esos ingresos fuesen a la ciudad deportiva, ¿Acaso eso importa? Lo principal es que el club ha tenido la solvencia y el arrojo de lanzarse a una infraestructura de 28 millones de euros, una infraestructura que en un momento dado pueda salvarte la vida (Pregúntenle al Real Madrid hace unos años...), y que en las épocas buenas, genere dinero de forma constante para el club.

La ciudad deportiva del Baskonia ha traspasado la frontera de lo que se supone que es una ciudad deportiva. No sólo será un lugar de entrenamiento de élite sino que será una infraestructura más de la oferta de ocio a los vitorianos, lo que la convertirá en un lugar muy frecuentado y que pronto arraigará en la ciudad.

El vitoriano podrá ir a la ciudad a comer, a jugar al baloncesto, a patinar sobre hielo, al gimnasio o a pegarse una sauna. Y cada vez que lo haga, el Baskonia estará más cerca detraer a Vitoria nombres que ahora no puede traer, como Jasikevicius o Acker.

Algún día Vitoria homenajeará a Josean Querejeta como merece, por tener la visión, la valentía y la determinación de poner un club modesto en la élite de Europa, pero sobre todo, por dejar asegurada su permanencia en la élite a sus sucesores.

De momento no se ven más que los cimientos y la estructura. Pronto asomará la cabeza el resto...

3 comentarios:

  1. desconocía lo de la ciudad deportiva del Baskonia pero supone una gran noticia que el Baskonia invierta en patrimonio propio. Hace ya meses que hablamos de ello en mi espacio y muchos clubes deberían tomar ejemplo de Querejeta.

    Se incluye pabellón?

    ResponderEliminar
  2. Hola capità enciam, no, la ciudad deportiva no tendrá pabellón, tendrá canchas de baloncesto, gimnasio, pistas de tenis, padel, circuito de patinaje, pista de hielo con graderíos (va a sustituir a la que se encuentra actualmente en medio de la ciudad), hidroterapia y balneario, clínica y centro de negocios.

    Se encuentra justamente al lado del pabellón Araba, creo que incluso compartirá aparcamiento con él, entre este pabellón y el parque de Salburua, y al lado del edificio central que la Caja Vital inaugurará este otoño.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, el campo seguirá siendo el mismo...a l menos de momento.

    Que gran ocasión perdida con la nueva plaza de toros de haber jugado en el centro, con un campo de 15.000 espectadores!!

    ResponderEliminar