viernes, 17 de agosto de 2007

Odiosas comparaciones.


Transcurría otro de los infumables bolos futbolísticos propios de todos los veranos, concretamente un Barça- Bayern de Munich, cuando unas palabras del comentarista me sacan del letargo, “un Barcelona que este año cuenta con 17 extranjeros en su plantilla”. Por esto de la dualidad entre Barça y Madrid, me da por contar los extranjeros del equipo blanco, dándome otros 17. Casi nada al aparato, si tenemos en cuenta que una plantilla de fútbol la suelen componer 22 o 23 jugadores.

Si tenemos en cuenta que el fútbol es el deporte rey en este pais, que las selecciones inferiores logran magníficos resultados y que la selección senior nunca ha hecho nada, ¿¿Por qué no hay un movimiento similar al que surgió en el Basket en pro del jugador patrio??


Miremos un poco hacia atrás en busca de una respuesta. ¿¿De donde surge la idea de los cupos?? ¿¿Cómo se llega a ellos??

Que nadie se engañe, los cupos no aparecen por un clamor popular del aficionado, ni siquiera por una presión mediática, aunque hubo quien se sumo, los cupos surgen de un error de la ACB.
Una ACB que cobraba un muy buen dinero de Canal+, decide en su día, amparándose en los buenos resultados de las audiencias de la selección en TVE que su producto debería ser accesible al gran publico, emitirse en abierto, en definitiva popularizarse.
Lo que la ACB no tiene en cuenta, es que un señor de Cuenca, Jaén o Teruel, difícilmente va a interesarse por un Baskonia-Pamesa, no le dice nada.
Lo que la ACB no tiene en cuenta, es que ese mismo señor, se sentara delante de la TV para ver cualquier partido de la selección española de cualquier deporte, en un Mundial, una Olimpiada o en un Europeo y se olvidará de ese deporte en cuanto acabe el evento.
Lo que la ACB no tiene en cuenta, es que ese señor, conoce más a Lebron James o Kobe Bryant que a Pepe Sánchez o Jaka Lakovic.
Lo que la ACB no tiene en cuenta, es que su producto se vende muy bien a nivel local, donde sube como la espuma, pero que en un nivel global, difícilmente llegará a los niveles de otros deportes.
Por todo esto, rechaza la jugosísima oferta de renovación de sus derechos por Canal+ y se dirige a las cadenas que emiten en abierto en busca de un contrato similar. ¿¿Qué ocurre??, como todos sabéis, nadie presenta una oferta digna, y sin dinero de TV, el invento no se sostiene, así que la ACB tiene que sentarse a negociar un contrato con TVE en una posición de escasa fuerza. El resto es conocido, a tragar con los cupos a cambio de emitir partidos con un contrato ruinoso y mal explotado.


¿¿Y el fútbol que??

Pues todo lo contrario, no tiene problemas con TV, es más, se pegan por sus derechos, no tiene una competición por encima de él que le quita protagonismo ni los mejores jugadores, y es capaz de sentar a 3 millones de personas delante de la TV para ver un partido entre el 15 y el 18 de la liga.En definitiva, tienen la sartén bien agarrada por el mango. ¿¿Quien le va a decir a estos que cupo de españoles?? Se le rien a la cara.
Total, que como con casi todo en la vida, los pobres a tragar y los ricos cada vez más ricos y encima pidiendo más.

4 comentarios:

  1. Siempre ha sido, es y será así, lo que no quita para quejarse.

    ResponderEliminar
  2. Saludos:

    Esta madrugada (de viernes a sábado) en la cadena SER , alguien tan "moderno" como Luis Aragones ha sido preguntado sobre si se deberían copiar el tema CUPOS en el mundo del fútbol...

    ¿y qué ha respondido?
    Pues que lo veía imposible y poco ético dadas las ACTUALES LEYES Y POLÍTICAS en lo relacionado con la libre circulación DE TRABAJADORES y la no discriminación.

    A ver si de verdad va a ser el "sabio de Hortaleza"...

    ¿Y entonces "a mi amigo Joe" y a los amigos de la Feb , les podemos llamar desde hoy los "burros de Andorra"?...

    AGUR

    ResponderEliminar
  3. Los cupos están llamados a extinguirse; es inaceptable llegar a una final four con CSKA, Maccabi y PAO, y ver que esos tres equipos se han reforzado como buenamente les ha dejado el dinero, mientras que nosotros hemos tenido que recurrir a cillas y eslavas.

    Si los equipos españoles quieren ser competitivos en Europa, deben abolir los cupos. es más, creo que tras el fracaso de tve, a finales de este año su futuro puede ir ligado al de los cupos...

    Del artículo remarcar una gran verdad... en las Olimpiadas, llegue a aprenderme los nombres de los jugadores españoles de voley-playa (aunque ya los he olvidado) Eso si, jamás me tragaría un valencia-benicassim de voley-playa. ni yo, ni nadie...

    Apostaría por una cobertura televisiva a lo NBA, es decir, en Vitoria se ven todos los partidos del Baskonia, en Barcelona, los del Barsa y en Malaga los de Unicaja. Y las audiencias son globales...es decir, no me vale con decir que 200.000 personas vieron al Baskonia... Me vale decir que 3.000.000 vieron baloncesto. Con la oferta televisiva actual, esto no es descabellado..

    ResponderEliminar
  4. Josip Wells la historia no es así:

    Canal + decide no renovar el acuerdo con la ACB. Es cierto que hubo una oferta de renovación de 12 millones de euros anuales, pero debido a la escasa rentabilidad que sacaba el plus obligaron a dimitir al director de contenidos del plus en ese momento.

    ResponderEliminar