lunes, 18 de junio de 2007

Valoración en frío


Es complicada una valoración a este equipo tras un año donde no se ha logrado ningún título sin caer en el tópico de las palabras como decepción o fracaso. No quiero hacerlo, ni quiero hacer una valoración llena de tópicos, ni defensas a ultranza del equipo.

Creo que se debe hacer una valoración en perspectiva, y la perspectiva habla de un señor equipazo que ha luchado por todo. El Baskonia desprende aroma a grande consolidado, y empieza a ser un buen perfume. Cualquier colonia huele bien, pero la grandeza de un perfume es mantener ese olor a lo largo de un día completo, aunque hayas pasado por un restaurante grasiento, o hayas sudado porque no llegabas al autobús. Un buen perfume te mantiene el olor, y el Baskonia se ha convertido en un buen perfume. Lo que no ha logrado el Baskonia es consolidar esa grandeza con algo de metal para la vitrina... se ha quedado a las puertas de los títulos, le ha faltado subir ese escalón...

¿Teníamos esa chispa necesaria para subir el escalón que hace falta? Es probable que lo tuviésemos en potencial, pero para dar el salto, este equipo debía exprimirse una vuelta más como bloque de lo que lo ha hecho. Pondré dos ejemplos; El Joventut de Badalona no tiene nivel como para jugar de cara frente al Real Madrid y acabar tercero en la liga regular. Lo miremos por donde lo miremos, tiene peor equipo que otros dos o tres que han quedado por detrás. Pero el bloque funciona... Otro ejemplo es el Real Madrid, un bloque con recursos, con potencial y con equipo... Y ese grupo ha logrado subir ese escalón tan complicado que te hace ser campeón, y lo ha hecho a base de buen juego, bloque y casta. Desconozco si el Madrid ganará la liga, pero a Plaza no se le podrá negar que ha hecho jugar a su equipo al menos como para merecer el título. De momento manda 1-0, aunque enfrente está Dusco...

En Vitoria no ha funcionado el bloque como tal al nivel que hace falta. Luis Scola la mayoría de las veces y Pablo Prigioni, Tiago e Igor Rakocevic el resto de veces han mantenido la llama de la competitividad encendida. Pero ha faltado solidez en los momentos determinantes. En la Copa del Rey cayó frente al Madrid compitiendo (Un triple de Sergi Vidal bien tirado desde la frontal hubiese metido al Baskonia en la final) y en semifinal de liga ACB ha competido frente al Barcelona. Pero le ha faltado chispa para rematar... (Y no hablo de la final four, donde el equipo no compitió).

Lo fácil es buscar en el que se sienta en el banquillo para encontrar respuestas a la falta de chispa, pero no me parecería justo. Siempre he dicho que el entrenador tiene la responsabilidad que tiene (que es mucha), pero que en ningún caso es toda la responsabilidad.

Lo que no acepto, en cualquier caso, es esa añoranza tan feroz a Dusco, y esa idea preconcebida de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Recordemos que Dusco, en sus dos últimos años en Vitoria consiguió;

· 2004. 1 copa del rey (Sevilla), caer en el TOP 16 de Euroliga y caer en semifinales frente a Estudiantes...ese año jugaban en Vitoria Macijauskas, Scola, Calderón, Nocioni o Kornel David (Casi nada al aparato)

· 2005. Caer en semifinales de la Copa del rey frente al Madrid (Zaragoza), jugar la final de Euroliga frente al Maccabi y perder la final de liga frente al Madrid.

El palmarés de el último ciclo de Dusco es similar al palmares de Perasovic. Pedro Martínez, Natxo y Boza (que es un palmarés espectacular, todo hay que decirlo). Los resultados están ahí... otra cosa es la estabilidad y la confianza en el entrenador, pero no hay que pasar por alto que el ciclo nunca se ha parado...el ciclo continúa exactamente igual que con Dusco; lo que no ha ocurrido es el salto de escalón que hace falta para lograr otros hitos...pero ese escalón es difícil de saltar, y lo analizaré otro día.

En los últimos dos años el Baskonia ha jugado las semifinales de todos y cada uno de las competiciones que ha disputado. En algunos ha ganado el título y en otros ha caído... pero ha jugado todas las semifinales. ¿Hay algún otro equipo en la ACB que pueda decir lo mismo? El Baskonia se ha llevado todos y cada uno de los trienios en juego desde que se instauraron. Esa regularidad en la cima es el valor máximo del Baskonia y por lo que debería ser juzgado cada año. Es muy importante el valorar la regularidad del equipo a pesar de no haber terminado de encender la llama de la antorcha. Sólo con esta regularidad y este crecimiento lento se puede madurar un equipo campeón.

Ahora llegará un nuevo entrenador, que volverá a disponer de una plantilla altamente competitiva. Esperemos coger el feeling que ha faltado este año para poder, al fin, subir el escalón que hace falta...

Pero por favor, que nadie me hable de fines de ciclos ni de debacle. Que no me hablen de decepciones, ni de perdedores. El Baskonia mantiene el aroma de equipo campeón, y mientras Josean Querejeta dirija esta nave, el ciclo seguirá abierto en la cumbre. Ahora, con ilusión, toca reinventarse para el año que viene...

1 comentario:

  1. Excelente repaso que complementa perfectamente el que me has respondido en http://www.baskonistas.wordpress.com/

    En ambos casos comparto tu opinión; no se puede hablar de decepciones y fracasos absolutos...lo dificil es estar siempre plantando batalla a los más grandes de Europa y de la ACB...ese es el principal merito baskonista.

    La única pega que se le puede poner al equipo es esa sensación externa que no daba muchas esperanzas que esta plantilla no estaba tan equilibrada o compensada como pensabamos. Nos ha faltado ese sello característico que siempre ha tenido este club...pero no por ello hay que minimizar la gran trayectoria una temporada más de nuestro equipo.

    Espero que la renovación de jugadores, los fichajes de nuevos componentes unidos a las salidas de los principales males mayores del Baskonia, nos permita la próxima temporada ver de nuevo al equipo luchando de tu a tu contra lo mejor de lo mejor de cada competición.

    ResponderEliminar