miércoles, 24 de septiembre de 2014

HUMBITION

Humbition no es un concepto que haya inventado Baskonia ni Marco Crespi. Humbition es un término que se atribuye a Jane Harper, un líder de la empresa IBM que transformó una empresa modesta en la multinacional que es hoy IBM. “Humbition”, tal y como la definió Jane Harper, es un termino que une la palabra “humildad” con la palabra “ambición”, y que es una auténtica filosofía empresarial según la cual, la clave del éxito de cualquier organización, sólo se concibe si se realizan todas y cada una de las tareas, por todos y cada uno de sus miembros, con humildad y ambición.

El Baskonia ha adoptado el término y lo ha hecho suyo. Quizá porque el término describe a la perfección a Marco Crespi, quizá porque el término describe a la perfección al club y, quizá, porque el término rompe definitivamente con la época del año pasado, donde, seamos claros, Sergio Scariolo no mostró ni humildad ni ambición. Quizá por eso, el término se ha convertido en hastag, y ahora, “Humbition”, desbanca al “Carácter Baskonia”, un carácter que no se puede nunca vender a priori, se identifica con Marco y rompe con Sergio. #Humbition. Me gusta.

Un aspecto es clave en toda esta afirmación… ¿Realmente “ambición” y “humildad” describe a Marco? Si. Tuve el privilegio (porque realmente fue un privilegio) de poder ver un entrenamiento a puerta cerrada del equipo. Su actitud en la cancha y con los jugadores, ya indicaban tanto ambición como humildad. Pero el privilegio se multiplicó, cuando tras el entrenamiento tuvimos la ocasión de charlar durante hora y media con él. En esa charla pudimos conocer la forma de pensar y enfocar el baloncesto de Marco (no su filosofía, una palabra que él odia, ya que el baloncesto es un juego, no un ente abstracto). En esa charla, que perfectamente podía haber despachado en 10 minutos, pero que nos mantuvo cautivos hora y media, nos mostró su pasión por el basket, y, al menos para mi, me mostró a un ser humano de los que me gustaría tener cerca.

Personalmente creo que el Baskonia de este año, más allá de ganar o perder, ha logrado, al menos, encender de nuevo la chispa baskonista de aquellos que en la temporada pasada, cansados, la apagaron… pero esto aún no ha empezado, y desde luego, el arranque no ha sido sencillo. Las lesiones, un año más, se han cebado con el equipo… hasta cinco jugadores se han perdido la pretemporada. Algunos, entera, como Shengelia, Hamilton o Casseur, y otros media, como Iverson o Bertrans. Esto sumado a las marchas para la selección de Heurtel y Tillie hacen que hoy, día 24 de Septiembre, el equipo aun no haya entrenado unido ni un solo día.

Configuración de plantilla

Hamilton está fuera. No tengo la más mínima duda al respecto. Es una cuestión de tiempo y/o dinero que se materialice su salida. Su falta de rigor profesional ha chocado frontalmente con un grupo que quiere mostrar una cara diferente, y ahora mismo no concibo a Hamilton ni siquiera entrenando con el grupo.

Esa salida queda hoy cubierta con Gomes, si bien el contrato de Gomes no es un contrato garantizado, y no es una cuestión ya deque Baskonia quiera renovarlo, sino quizá de que el propio jugador quiera seguir en Vitoria o no tenga una propuesta mejor sobre la mesa (como pasó el año pasado con Bjelica y la oferta de EFES). Sea como sea, esto es ahora ciencia ficción… Ver venir.

Supercopa

Y el viernes arranca la Supercopa. Un torneo de pretemporada que cada año coge un poco más de prestigio y donde cada año es algo más complicado dar la sorpresa. Barça y Madrid parten en clara ventaja en sus emparejamientos, aunque a estas alturas de la pretemporada, todo es posible.

Pensando en Baskonia, el torneo llega demasiado pronto. Perkins y Heurtel no se conocen (literalmente), Causeur y Shengelia no estarán, e Iverson sale de una lesión de rodilla. Pero el Baskonia luchará desde el principio por ganarse a su afición, y es el mejor momento posible para dejar un buen poso. ¿Ganar? Será complicado. ¿Competir? Seguro.

Hoy, de momento, tenemos una nueva ocasión para ver al equipo en Vitoria. Baskonia abre las puertas de un entrenamiento a su público. Gran iniciativa, y muy recomendable. No todo es ver jugar a los equipos. Si se quiere conocer como trabaja un entrenador, la oportunidad de hoy es irrepetible. Aprovechadla… A las 18.00 en el Buesa.


Aupa Baskonia

lunes, 15 de septiembre de 2014

Refuerzos de lujo

El Baskonia ha culminado su americanización total. Dos golpes de efecto, de los que dejan huella e impactan, sobre todo el primero, han dado un vuelco a la plantilla y han dejado, si cabe, un poso mayor de ilusión sobre la afición del Baskonia.

El sábado pasado se anunció a Doron Perkins, cuando todos esperábamos un base del montón por las apreturas económicas y las limitaciones de los pasaportes. El perfil que, al menos yo tenía en la cabeza, era de un jugador que complementase a Heurtel, sin alardes… pues no. Baskonia ha dado un golpe de efecto tremendo y se ha hecho con un jugador bestial, un portento físico, que para nada es un complemento de Heurtel, sino más bien un jugador capaz de liderar defensivamente al grupo y de imprimir un ritmo de partido fuertísimo.

Los últimos días han sido intensos también. Primero Josean Querejeta puso en el disparadero a Hamilton, acusándolo de no cuidarse en verano, ni su pie ni su peso. Estos mensajes de Josean suelen tener dos efectos. Uno, el primero, es la inminente llegada de nuevo material de gimnasio (bicicletas estáticas, pesas, espalderas, etc…) a cargo del bolsillo de Hamilton. El segundo, y más grave para el jugador es el claro toque de atención, donde empieza a ver un extraño metal sobre su cabeza con forma de guillotina, y con una inscripción en ella donde dice: “o te pones las pilas, o me caigo sobre tu cuello”. No había sitio para más inscripción en dicha guillotina, pero se rumorea que el mensaje completo era: “No he caído ya sobre ti porque eres muy caro, no te puedo colocar y tienes dos años más de contrato”.

Pues bien, el jueves el Baskonia anunció el nombre de ese extraño metal que se cierne sobre el cuello de Hamilton; Ryan Gomes. Un jugador NBA, que fue estrella de joven, un jugador muy importante en la NBA durante unos años, y que lleva un par de temporadas buscando “refundarse”. Tras jugar muy poco el año pasado con los Thunder, viene a Vitoria a volver a sentirse importante. Gomes es un ala pívot abierto, con muy buena mano y mucha potencia. Quizá adolezca de altura para poder ser un cinco, pero desde luego se trata de un cuatro muy potente, con capacidad anotadora y reboteadora, que encaja perfectamente en el hueco que Hamilton y Shengelia dejan por sus lesiones. Un contrato garantizado hasta Diciembre (cuando nos clasificaremos para el Top-16), y veremos si hasta el final… en función de su propia evolución, la de Hamilton, o de, dios no lo quiera, otras lesiones en el equipo.

Con estas incorporaciones, el equipo adquiere una nueva dimensión. Personalmente creo que Perkins termina de elevar definitivamente el juego exterior del Baskonia a un escalón muy cerquita del Madrid o Barça, y desde luego al nivel del resto de outsiders de la liga. Con el y Orlando en cancha, el Baskonia puede jugar un juego atrevido, directo, rápido, potente y difícilmente defendible. Además, Heurtel y Perkins son dos bases complementarios. Ninguno de los bajará el ritmo, pero ambos pueden, incluso, compartir cancha.

Por dentro, Gomes puede aportar la capacidad de anotación interior que yo echaba de menos en la nómina de pivots actual. Un jugador con capacidad de echar el balón al suelo o anotar por potencia al poste bajo.

No puedo negar que hoy, la ilusión por este nuevo proyecto es total. Debemos tener los pies en el suelo, puesto que hablamos de un esbozo que aún no hemos visto pisar la cancha, y que el trabajo de Crespi deberá ser determinante. El equipo funcionará si Crespi es capaz de “americanizar” el juego. Algo que desde Neven no habíamos vuelto a ver, ni con Dusko, ni con Tabak, ni con Sergio. Crespi es el entrenador indicado para hacer de este grupo de americanos un equipo competitivo.

PD. No quiero dejar pasar la oportunidad de comentar la total revalorización de Heurtel tras, sobre todo, su exhibición frente a España. La gente se quedará con su penetración y triple final, pero eso sólo fue la puntilla a España. Antes de eso, Heurtel le dominó el tempo completamente a Ricky, lo anuló con su defensa (algo que nunca ha sido el fuerte de Heurtel), y, sobre todo, buscó al jugador indicado en cada ataque para Francia. Jugó un partidazo. Pero no se quedó ahí… Siguió jugando bien hasta acabar logrando una medalla, la de bronce, en un mundial en el que ha jugado con todos los galones.


¿Puede revalorizarlo y ponerlo de nuevo en el mercado? Puede, aunque sería una auténtica pena… Con él, el Baskonia es un equipazo. Disfrutémoslo.

martes, 2 de septiembre de 2014

Apuesta Crespi para refundar al Baskonia

Bueno, se acabaron las vacaciones, tanto para el Baskonia como para mí, y retomo el blog con ganas. El Baskonia tiene reconstruida su plantilla a falta de un último retoque y alguna sorpresa, pero el esbozo es suficiente para valorar “la refundación”. ¡Vamos con ello!

El concepto

En el concepto es donde está la refundación. El Baskonia ficha a un entrenador muy formado, con mucho baloncesto detrás, tanto en banquillos profesionales (como primero y como segundo), como en despachos o como ojeador. Pero con mucha hambre. Un hombre pasional, que destila emoción por todos sus poros, algo absolutamente alejado del aroma del entrenador de la pasada campaña.

Pero la clave de la refundación no está en el nombre sino en los galones. Baskonia ficha un entrenador, Crespi, le libera de la plantilla aquello con lo que el entrenador no cuenta, y deja vía libre a que el entrenador, con su sapiencia y su ojo, considera. Esto no se daba en Vitoria desde hace tanto tiempo que ni lo recuerdo… A Crespi sólo le ha llegado dado Shengelia. Todos los demás, han llegado de su mano o con su visto bueno, y las salidas han sido contando con su opinión.

Por otra parte, el concepto ha sido una vuelta al mercado más amplio, con más posibilidades, más accesible y a la vez, el más complicado. El mercado USA. Probablemente por que es el mercado en el que con el presupuesto del Baskonia mejor se puede fichar, y probablemente porque es el mercado que mejor domina Crespi, pero este giro de vuelta, hace del Baskonia un equipo sostenible.

Partiendo de esta base. Entrenador con todos los galones, jóvenes valores con posibilidades (Diop-Shengelia-Heurtel-Bertrans), refuerzos procedentes del mercado americano y el toque de experiencia y pegamento necesario en cualquier equipo (Causeur-Fernando), doy por buena la refundación. Conceptualmente, soy capaz de verla y palparla. Ahora habrá que cruzar los dedos…

Y si, digo cruzar los dedos, porque la suerte puede tener una influencia notable en los resultados. Hasta ahora no ha pasado nada grave, pero es necesario que las lesiones no se ceben con nosotros, es necesario que la dinámica sea buena de inicio, que la afición se enganche, que el equipo transmita. Si tenemos dos buenos primeros meses, creo sinceramente que la apuesta Crespi sostendrá la refundación.

Hay más datos que nos prometen más refundación a futuro. La explosión de Tadas Sedekerskis, el fichaje de Jurij Macura, los acuerdos con Araberri y con otros clubes… Baskonia está creciendo también por la base….

El equipo

El equipo que veremos este año nada tendrá que ver con el del año pasado. A día de hoy se trata de un grupo que genera ilusión, que muestra algunas fortalezas y algunas debilidades, pero que, sobre todo, nos genera el concepto de ilusión y hambre. Jugadores con todo por demostrar en la vida que vienen a Vitoria a explotar… analicémoslo por puestos:

Bases:

A falta de conocer la identidad del base suplente, el puesto necesariamente mejorará respecto a la campaña anterior. Es evidente que los galones caerán, de nuevo, en Thomas Heurtel, en el que quizá deba ser ya su año de consagración definitivo. Tras tragarnos sus primeros años de “Heurteladas”, Thomas es ahora un base más maduro, capaz de liderar a la selección francesa como base titular, y mejorando cada día su registro de pases de canasta. Heurtel debe llevar el peso del equipo, en una decisión (que se quede), que yo personalmente alabo.

El base suplente o quizá, el base complementario (la titularidad se gana en el campo) vendrá condicionado a pasaportes y presupuestos, y no será fácil a estas alturas encontrar un gran jugador, pero esperaremos impaciente a conocerlo para analizarlo.

Escoltas.

La templanza de Causeur frente al ímpetu de Orlando Johnson. El Baskonia ha fichado un jugador capaz de explotar, y convertirse en uno de los mejores anotadores de la competición. No hablamos de un tirador puro, sino de un anotador puro. Un jugador con muchos registros, capaz de penetrar, tirar, postear y correr, y con una gran fortaleza. A su lado Causeur debe ejercer el contrapunto de la templanza, del alero capaz de defender y anotar si le dejan. Me gusta esta pareja, aunque debemos rezar por una buena aclimatación de Johnson a esta liga. Seguro que Crespi se lo pone fácil. En mi opinión, el equipo gana mucho respecto al año pasado, la pareja Jelinek Causeur, no tanto por nombres individuales sino como concepto de pareja. Baskonia sale reforzado en el perímetro.

Aleros.

Fernando junto a una perla en bruto, Bertrans. Experiencia y juventud, físico, tiro. La pareja impresiona, y nuevamente, se sitúa un peldaño por encima de la del año pasado, donde la pareja Hanga-Fernando no acabó de encontrar ni su rol ni su comodidad en toda la temporada.

Bertrans puede ser una de las grandes sensaciones de la liga. Jugador intenso, de mucho carácter, con una rapidez bestial para armar el brazo y tirar desde la línea de tres, y con capacidad física para postear o defender a treses altos. Ha estado a punto de dar el salto a la NBA, pero parece que podremos disfrutarlo al menos uno o dos añitos antes de que lo haga. Para quien no lo haya visto, el jugador recuerda el tipo de juego que hacía Milan Gurovic… Respecto a Fernando, dejará atrás un año para olvidar, donde por no se que extraña razón, no llegó a ser ni el 50% del Fernando que hemos visto en Vitoria. Será difícil que vuelva a repetir un año tan malo, y estoy convencido de que este año crecerá y demostrará, de nuevo, toda su efectividad.

Cuatros

Shengelia y Kim Tillie sustituirán a Chapu Nocioni y Leo Mainoldi. En cualquier comparación en la que entre el Chapu, se sale perdiendo. El Chapu no era ya sólo un gran jugador de baloncesto, es que además era el alma y el pulmón del equipo. Por eso, en comparaciones individuales, Baskonia pierde. Ahora bien, si analizamos el cambio como pareja, quizá el cambio no sea tan malo. Leo Mainoldi no aportó prácticamente nada al equipo en ningún momento, aparte de desesperar a la grada. Shengelia, sin haber alcanzado aún ningún grado de madurez como jugador, apunta maneras de poder ser un cuatro determinante. De momento, sólo maneras. Kim Tillie es un jugador eficaz. Podemos compararlo con el trabajo que el año pasado hizo Bjelica en Vitoria. Aportará altura, intimidación, tiro y efectividad. No será una estrella, pero ayudará al grupo. Baskonia deberá luchar por acoplar rápido a Shengelia a los esquemas y que poco a poco vaya cogiendo peso en el equipo, aunque es previsible que sea Tillie quien, de inicio, lleve el peso de la posición de cuatro. Vuelvo a repetir lo dicho al principio, nada igualará al Chapu, pero creo que la pareja puede ser más sólida que la del año pasado.

Cincos.

En los cincos, Baskonia pierde talento pero suma músculo. Colton Iverson viene a Vitoria a hacer el trabajo que el año pasado nadie hizo. Un trabajo al más puro estilo Ramón Rivas, en un jugador potente, duro, pero limitado. A Hamilton ya lo conocemos… A mi, personalmente, es un jugador que no me gusta, pero creo que si tiene continuidad, puede ayudar al equipo, desde luego mucho más que el año pasado, donde no tuvo continuidad en ningún momento. Eso, junto a una dieta que le quite unos kilitos… Y por último, tenemos a Ili Diop, en el año en que debe empezar a jugar no sólo los minutos residuales, sino también los importantes.

Como conjunto, es un conjunto más contundente, más defensivo que el conjunto del año pasado, aunque es evidente que el juego de pies al poste bajo se resiente gravemente con la marcha de Pleiss. No conozco lo suficiente a Iverson para saber si es capaz de jugar de espaldas al aro, y producir más allá de su ganchito, pero es evidente que el Baskonia sufrirá para jugar en estático por dentro.

Una valoración general de la plantilla a priori, sitúa al Baskonia un peldaño por encima en las posiciones exteriores respecto al año pasado, aunque un peldaño por debajo en las interiores. Aunque por otra parte, el jugo pasa a estar mucho más compensado. El año pasado había dos referentes, Chapu y Pleiss, y el resto tenían muy poco peso. Este año, se pierde faro, pero se gana en amplitud. Hay más jugadores capaces y el peso estará más repartido. Da la sensación de ser más equipo que el año pasado.

Pero todo esto, como siempre, sólo son conjeturas a priori. El juego y el baloncesto pondrán a cada uno en su sitio. De momento, hoy, primera prueba contra el GBC. Con media plantilla lesionada y la otra media de bolos de verano por el mundial, la versión que arranca hoy del Baskonia es una simple ilusión. Pero tenemos ilusión, y queremos ilusión.


¡Al fin, hoy, vuelve el Baskonia!